La ciudad de Milán prohibirá progresivamente la entrada de coches diésel a partir de 2019

La ciudad de Milán prohibirá progresivamente la entrada de coches diésel a partir de 2019


A partir de enero del año 2019, la ciudad de Milán prohibirá de forma gradual la circulación de vehículos diésel. Esta medida fue anunciada hace unos días por el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, en el Festival de Energía anual en Roma. «Será una transición delicada, pero creemos que es hora de hacerlo».

Advertisement Advertisement

Este inesperado movimiento fue muy bien recibido por los representantes de Greenpeace Italia. La presión política sobre los coches diésel ha estado aumentando durante los últimos tiempos, nada raro teniendo en cuenta la repercusión mediática del escándalo de emisiones Dieselgate de Volkswagen .

Milán tiene en su haber una historia de fuertes políticas medioambientales, y llevan ya varios años poniendo en funcionamiento restricciones para frenar la contaminación ambiental. Por ejemplo, ya se ha implementado una «tarifa de congestión» muy similar a la de Londres para el centro histórico de la ciudad. El nuevo esquema que seguirán a partir de ahora, sin embargo, abarcará un área mucho más amplia, para incluir toda la ciudad.

Este proyecto lleva años gestándose, e incluirá un anillo de 180 cámaras ubicadas en todas las calles de entrada a lo largo de los límites de la ciudad, para controlar el acceso y multar automáticamente a los vehículos no autorizados. La prohibición comenzará el 21 de enero de 2019, centrándose primero en los coches diésel más viejos, es decir, aquellos que cumplen con las normas Euro 0, 1, 2 y 3 (cualquier coche diésel vendido en Europa antes del año 2006).

Inicialmente se aplicará de lunes a viernes durante el día, para ayudar a los habitantes de Milán a hacerse a las nuevas restricciones. La prohibición se extenderá en unos meses para incluir los coches Euro 4. Dicha evolución tendrá lugar en octubre de 2019. Por lo tanto, sólo podrán entrar coches diésel vendidos a partir de 2009.

Los coches Euro 0, 1, 2 y 3 representan el 35,8% del parque automovilístico de Italia, mientras que los Euro 4 por sí solos suponen un 30,6% adicional. Los vehículos Euro 5 y Euro 6 componen el resto. La prohibición del diésel en Milán, por lo tanto, afectará a alrededor de un tercio de todos los coches diésel a partir de enero, y a dos tercios en octubre de 2019. Los coches Euro 5 (19,4% de la flota actual) no se verán afectados por el momento, pero también hay una fecha establecida para ellos: el año 2024.

Actualmente, la cuota de mercado del diésel en Italia es del 55%, algo motivado por los altos precios de la gasolina. Teniendo en cuenta los elevados precios del combustible y las restricciones al diésel, estas medidas podrían suponer la eclosión del coche eléctrico en el mercado italiano.

Fuente | electrive


puntos de carga

Compártelo:

11 comentarios en “La ciudad de Milán prohibirá progresivamente la entrada de coches diésel a partir de 2019”

  1. A ver si es verdad y no solo una calle como en Alemania. Que realmente da pena que sea postureo y nulo interés en la salud de todos.

    Responder
    • En mi ciudad, todas las tardes a partir de las 19h, los chavales (y algunos no tan chavales) con coches tuneados se dedican a hacer carreras con total impunidad. Algunos de esos coches son auténticos calamares de los que dejan una nube negra tras ellos. A nadie le importa en absoluto, y eso incluye a la policía municipal. Por cierto, en mi ciudad tenemos una alcaldesa de un partido que se autodenomina prograsista, supuestamente muy concienciado con la ecología y la salud. Conclusión: Todo mentira. Postureo, postureo y nada más que postureo.

      Responder
  2. A ver, Desde hace décadas que en Milán hay restricciones para los coches.
    Mi hermano vive allí, y ya hace años que no puede ir con la Dobló diésel (Euro 2) al centro.
    No sé exactamente como es la restricción actual, ni en que se diferencia esta nueva propuesta. Pero hace años que hay un tipo de restricción.
    Otra cosa, revisen el artículo, porque ponen que «Los coches Euro 0, 1, 2 y 3 representan el 35,8% del parque automovilístico de Italia, mientras que los Euro 4 por sí solos suponen un 30,6% adicional. Los vehículos Euro 5 y Euro 6 componen el resto» y luego «la cuota de mercado del diésel en Italia es del 55%, algo motivado por los altos precios de la gasolina».
    O sea que los primeros datos que dais es del parque automovilístico DIESEL, no del parque automovilístico Italiano….

    Responder
  3. Lo que hay que hacer es que por ley las empresas automovilísticas que a sabiendas vendieron vehículos con mayores emisiones de las permitidas por ley para ahorrarse en filtros y catalizadores estén obligadas a recomprar esos automóviles y se prohibiera su circulación, son un fraude de ley rodante, además sancionar a estos grupos severamente, encarcelar a los directivos causantes de esas decisiones y en el caso de no querer recomprar los vehículos, quitarles la licencia de venta de los mismos.
    Sólo así dejarán de reírse de los ciudadanos a los que gaseandonos, dañan su salud y matan en determinados casos.

    Responder

Deja un comentario