¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Track Mode del Tesla Model 3 Performance convence en las primeras pruebas de los medios

Tesla ha desarrollado un Sistema de Control Dinámico del Chasis (VDC) para la versión Performance del Model 3, la más deportiva de la gama. Este sistema permitirá al coche adaptarse a una conducción deportiva gracias al Track Mode, que frente al Drive Mode estándar ofrecerá un comportamiento optimizado para circuito.

El Track Mode del Model 3 Performance desactiva los controles de estabilidad y tracción (este último parcialmente), aumenta la retención de los motores anterior y posterior para ayudar a equilibrar el coche en las curvas más difíciles, permite algo de sobreviraje, y la regeneración es más potente, lo que ayuda a mantener los frenos más frescos en las sesiones de circuito.

Por otro lado, la marca también ha cambiado el algoritmo de enfriamiento del tren motriz para que el Model 3 Performance tenga un buen rendimiento en la pista.

En su momento, Lars Moravy (Director de Ingeniería de Chasis de Tesla) declaró que el objetivo perseguido con el Track Mode era encontrar el equilibrio entre un vehículo divertido de pilotar en circuito pero cómodo al conducir en carretera«Es fácil hacer un automóvil que se conduzca bien. Pero si también quieres que supere los baches, tenga un buen rodar y se sienta cómodo, es realmente difícil de hacer. Trabajamos mucho para que [el Model 3 Performance] sea capaz de dar la vuelta a un circuito de forma rápida, siendo ágil y receptivo, pero sin romperte los dientes».

Ahora, el medio Road Show ha tenido acceso a una unidad del Tesla Model 3 Performance dotada de un Track Mode preliminar (la marca todavía está afinando el software antes de lanzar este nuevo modo de conducción a través de una actualización OTA, siendo el momento elegido para su liberación con toda probabilidad la actualización 9 del software, que tendrá lugar en unas pocas semanas).

Del coche en sí destacan el buen trabajo realizado en la suspensión, su reparto de pesos, su bajo centro de gravedad (gracias a las baterías en los bajos), el buen rendimiento de sus frenos Brembo, y la capacidad de respuesta del sistema propulsor de más de 450 cv, que en teoría es capaz de hacer que el coche pase de 0 a 60 millas por hora (0-96,5 km/h) en 3,5 segundos o incluso menos.

Sin embargo, lo más interesante llega a la hora de analizar el Track Mode: para el probador, lo más destacado es la «naturalidad» con la que responde el coche, permitiendo una conducción muy dinámica, así como descolocar la trasera del coche a voluntad. Los ajustes continuos en la entrega de par de ambos motores permiten unas reacciones seguras y predecibles, y la regeneración más fuerte ayuda en las desaceleraciones.

En definitiva, el Track Mode le da al Model 3 Performance un comportamiento mucho más divertido, algo que sin duda agradecerán los conductores más puristas. Sin embargo, como hemos dicho antes el software todavía no está pulido por completo, por lo que probablemente en el momento de su lanzamiento el control del sobreviraje y del subviraje esté más trabajado, como mencionan en la prueba.

Fuente | Cnet

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame