¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Emov y ZITY realizan un estudio sobre Madrid Central para conocer sus pros y contras

La creación del distrito Madrid Central es una de las propuestas más ambiciosas y polémicas del Ayuntamiento de la capital del país. Así, y con el objetivo de mejorar la calidad del aire de la ciudad, dentro de poco comenzará a limitarse la entrada de vehículos a la zona comprendida entre Alberto Aguilera, Génova, Paseo de la Castellana, Paseo del Prado, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Calle de Bailén, Plaza de España y Princesa.

Hay que recordar que habrá algunas calles que no se verán afectadas: Santa Cruz de Marcenado, Mártires de Alcalá, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Algeciras, Cuesta Ramón, Ventura Rodríguez y Duque de Liria. De acuerdo con la nueva normativa, los vehículos sin distintivo ambiental (diésel anteriores a 2006 y gasolina anteriores al 2000) no podrán acceder a esta zona, mientras que los coches con las pegatinas B y C no podrán circular libremente, sino que sólo podrán acceder para dirigirse a un parking público o a un garaje privado (no podrán aparcar en la zona SER).

Los vehículos ECO por su parte podrán acceder y estacionar en la zona SER un máximo de dos horas, mientras que los vehículos CERO no tendrán ningún tipo de limitación. Esto no afectará a aquellos residentes del distrito Centro que estén empadronados, a los conductores que posean la invitación de un residente (hay un límite de 20 invitaciones mensuales, el aparcamiento en la zona SER estará limitado a dos horas, y a partir de 2020 los invitados tendrán que tener distintivo ambiental), a personas con movilidad reducida y a servicios esenciales.

Los taxis, Uber y Cabify podrán acceder con distintivo ambiental hasta 2025; a partir de entonces, sólo podrán entrar con vehículos ECO o CERO. Los servicios de carsharing Car2go, Emov, ZITY y WiBLE no se verán limitados de ninguna forma por usar vehículos CERO. Precisamente, Emov y ZITY acaban de realizar un interesante estudio para analizar el nivel de conocimiento de los madrileños acerca de Madrid Central.

De acuerdo con este estudio, el 90,9% de los encuestados ha oído hablar de Madrid Central, si bien sólo el 53,1% tiene claras las zonas restringidas. El 45,7% conoce los cambios de la nueva normativa, el 45,2% no del todo, y el 9,2% no tiene ni idea. Además, el 78,7% de los encuestados cambiará su forma de moverse por el centro: el 48,5% lo hará en transporte público, el 24,4% usará servicios de carsharing, el 5,8% comprará un coche eléctrico, el 18,4% utilizará su actual coche como pueda, y el 2,9% buscará una plaza de garaje.

El 88,9% piensa que existe un problema de contaminación en Madrid, el 85,8% cree además que esto es peligroso para la salud, y el 84,7% afirma que los responsables para cambiar esta tendencia son tanto el Ayuntamiento como la ciudadanía. El 40,7% cree que Madrid Central es necesario para mejorar la salud pública, el 31,7% piensa que es necesario pero que será difícil acostumbrarse, el 17,1% le ve más inconvenientes que beneficios, y el 10,5% no cree que sea viable.

Por otro lado, el 60,4% de los madrileños entrevistados conoce la movilidad compartida, mientras que el 58,6% la ha utilizado: 78% carsharing, 38,2% bike sharing, 29,4% «patinente sharing», y 15,4% motosharing. Además, el 84,1% ve la movilidad compartida como una forma eficaz de luchar contra la contaminación.

Para el 72,6% de los encuestados, el centro de la ciudad huele mal, y el 59,8% piensa que cerrarlo hará que huela mejor. El 68,7% opina que el centro recuperará sus olores tradicionales una vez disminuya la contaminación, y un 85,8% cree que los coches eléctricos serán claves para mejorar la calidad del aire.

Fuente | ZITY

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame