El primer coche eléctrico de Mazda llegará en 2020. ¿Qué debería tener para triunfar? | forococheselectricos

El primer coche eléctrico de Mazda llegará en 2020. ¿Qué debería tener para triunfar?

Ser de los últimos en llegar al mercado tiene sus puntos negativos, pero también puede tener una pequeña ventaja al poder ver con mayor perspectiva la dinámica general. Algo que el fabricante japonés Mazda ha seleccionado como su estrategia de cara al lanzamiento de su primer coche eléctrico, que llegará el próximo año.

De momento son muy pocos los datos que se han filtrado de este proyecto. Sabemos que habrá versión eléctrica pura, y otra dotada de un extensor de autonomía. Ambas dotadas de un motor de 105 kW (143 CV) con una batería de 35.5 kWh que le proporcionarán una autonomía de hasta 240 km bajo el ciclo WLTP.

Los rumores indican que en un primer momento Mazda podría limitar las ventas de la versión 100% eléctrica a su mercado natal, Japón, mientras que la dotada de extensor de autonomía sería exportada a Europa y Estados Unidos. Algo que tiene que ver con las distancias que se recorren en cada mercado y la densidad de puntos de recarga públicos.

También se comenta que el modelo usado para las pruebas, el todocamino CX-30, no será más que una base de pruebas para terminar de desarrollar el sistema de propulsión y baterías. El modelo final según parece podría ser o una berlina tipo Mazda 6, o incluso aunque parece poco probable, el mítico deportivo biplaza MX-5 Miata.

Pero, qué tendría que contar el primer Mazda eléctrico para ser una opción verdaderamente atractiva en un mercado cada vez más competitivo?. Para empezar si el objetivo es hacerse un hueco en el mercado occidental, sin duda la opción de optar por una carrocería tipo berlina le podría restar puntos. El CX-30 es un modelo bastante popular que le permitiría ganar algunos puntos ante el gran público. Por supuesto, bienvenidas sean las opciones no SUV, como por ejemplo el prototipo que la propia Mazda presentó hace unos años, el Takeri.

Por otro lado Mazda debería plantearse seriamente aumentar la potencia del motor. Aunque 105 kW parecen más que suficientes para moverse de forma fluida, en un coche eléctrico el contar con 20 o 30 kW más no comprometen el consumo ni el peso. Además al usar un extensor de autonomía formado por un motor rotativo, Mazda tendrá espacio para un motor un poco más grande o pesado. Con 125 kW (170 CV) los adelantamientos serían operaciones incluso más seguras.

La batería por supuesto deberá estar refrigerada. Un punto imprescindible que algunas marcas como Nissan no han comprendido, y que no sólo limita la vida útil de la batería, sino que limita las posibilidades de recarga rápida. Podría optar por un sistema líquido, más complejo y costoso, o por el sistema por aire forzado que usa por ejemplo Renault, y que permite alargar la vida de la batería de forma importante.

También debería recordar Mazda el problema que ha tenido otro de los eléctricos con extensor de autonomía del mercado, el BMW i3, con su minúsculo depósito de gasolina de sólo 9 litros. Una decisión absurda tomada sólo por culpa de la legislación de California, que ha restado posibilidades al modelo alemán.

La recarga debería ser otra de las prioridades para el fabricante nipón. Vemos por ejemplo errores como el cometido por Hyundai con el nuevo IONIQ, que con sus 38 kWh y un sistema que teóricamente puede acceder a cargas de hasta 100 kW, la cifra se queda en un pico de 47 kW. Algo que alarga los tiempos de carga de forma notable. Con un sistema más capaz, que pueda alcanzar los 65 kW de potencia pico, Mazda podría contar con un eléctrico con pequeña batería, pero con muchas posibilidades en las zonas con una mínima red de recarga.

Siguiendo con la recarga, donde si debería tomar ejemplo Mazda de Hyundai es en la nueva versión del Kona eléctrico, que llegará en los próximos meses dotado de un cargador trifásico. El poder cargar a 11 o 22 kW, que le permitiría gozar de muchas más posibilidades de aumentar el recorrido eléctrico diario, sobre todo en Europa donde este tipo de puntos están ampliamente extendidos.

Entre el equipamiento fundamental hoy en día el Mazda eléctrico debería contar con el sistema de control de velocidad adaptativo. Una tecnología bastante sencilla que cada equipan más modelos de bajo coste, pero que algunas marcas se empeñan en que sea parte del equipamiento opcional. Un incremento de seguridad que permite reducir el estrés del conductor, y también el número de fallos humanos. Por supuesto si fuese un sistema de conducción autopilotado de Nivel 2, mejor que mejor.

Y queda el tema del precio. Por desgracia aquí las marcas están jugando con bazas como el depender al completo de las tarifas de los suministradores, que están ampliamente superados por la demanda. Pero podemos lanzar una predicción y esperar que un Mazda eléctrico, mínimamente equipado, no debería pasar de los 35.000 euros.

Relacionadas | Primeras pruebas del Mazda CX-30 eléctrico, que tendrá una batería de apenas 35,5 kWh

12 comentarios en “El primer coche eléctrico de Mazda llegará en 2020. ¿Qué debería tener para triunfar?”

  1. Nada que no se supiera en 2012 cuando se lanzó el Model S, y algunas cosas todavía sin aprender. Retraso neto: 2020 – 2012 = 8 años. Retraso bruto alrededor de 12 años.

    Responder
    • Podrían haber empezado en 2012 sí, pero… Te das cuenta de los miles de millones de $ que ha perdido Tesla en estos años? Hubiese matado a Mazda.

      Mazda sigue vendiendo bien sus coches, y junto con Toyota (otro que no hace EVs), son los menos contaminantes.

      Responder
      • Todos van a tener que pasar por esas pérdidas, con el añadido de que las ventas de chatarra térmica bajarán de golpe y estrepitosamente.

        Mientras más tarde peor.

        Responder
  2. Mazda a lo tonto, está haciendo buenos coches y vendiendo muy bien.
    La gente se reia aquí, si en esta casa, de que a unos pocos años vista Mazda iba a desaparecer, y ahora resulta que entre que vende y obtiene suculentas ganancias, coge y en pleno 2020 te saca dos electricos, uno puro y otro con extensor de aquí a dos dias, nada de 2025.

    Si hay una vencedora actualmente en el mercado automovilistico a dia de hoy es MAZDA.

    Responder
    • Mazda, «a lo tonto», siempre ha hecho buenos coches. Tiene una clientela fiel por su buena relación calidad-fiabilidad/precio, y esto es algo que últimamente está yendo a más. Quien ha tenido un Mazda (no me incluyo) suele repetir.
      En el plano V.E. y respecto a la innovación, como toda marca japonesa, son conservadores.

      Responder
      • Si, pregunta a algunos de los que tienen un CX5 con cambio automatico…la mar de contentos….por la avería y por la respuesta de Mazda.

        Responder
  3. Principalmente autonomía… pero a modelos no-SUV también, creo que Maza espera un poco el salto a otra tecnología y esta aguantando.

    Responder
  4. Mazda está muy bien situada para hacer los mejores híbridos del mercado.
    Híbrido en el sentido de «eléctrico con extensor de autonomía». Es decir, mucha batería eléctrica, buen sistema de carga, y un motor de combustible MUY EFICIENTE, optimizado para este propósito.
    Tracción eléctrica, y motor para funcionar básicamente en dos únicos regímenes. Eco ( minimizar el consumo de combustible) y performance ( máxima potencia sin comprometer el motor).

    Así, en modo ciudad, el vehículo funcionaría básicamente de forma eléctrica sin usar el motor, en carretera normalmente funcionaría en ECO usando las baterías para los extra de gastos energéticos y el modo performance sería para automista o para carretera en general si la batería baja de una cantidad de reserva que garantice usar el modo eléctrico en ciudad.

    Sería por tanto un vehículo totalmente limpio por ciudad (muy de agradecer en la contaminación) mientras lo haría equivalente a un vehículo fósil en carretera (+ eficiente por el motor, pero más peso así que más o menos igual).

    Sus motores son la gran ventaja si saben aprovecharla.
    Pero más les vale que estén listos pronto, porque las ciudades tienen pinta de cerrarse a vehículos no eléctricos más pronto que tarde.

    Responder
  5. Relación características-precio.
    No es fácil, a ver que sacan.
    Y a ver que empresa se ve mas justa para el CO2 en 2020 y se ve obligada a vender mas barata, porque cada vocheyle puede ahorrar 18.000€ euros en multas.

    Responder
  6. Ojo con Mazda que promete mucho y después…. la prueba está en el motor skyactive-x. Que decían que reduciría un 30% el consumo y ya se está viendo que no es así. Además muy cortito de empuje. Y eso que cada vez retrasan más su utilización en un modelo mucho me temo que por problemas de fiabilidad.

    Responder
  7. No se lo que debería tener, pero se lo que NO debería tener, y es ningún motor de explosión ni como extensor de autonomía…

    Mazda vive supeditada a lo que Toyota le deje hacer, y Toyota no quiere empezar a sacar coches eléctricos hasta el 2025 o sea que…

    Responder

Deja un comentario