Volvo también apostará por levantar una fábrica propia de baterías, y confirma la versión eléctrica del XC90 | forococheselectricos

Volvo también apostará por levantar una fábrica propia de baterías, y confirma la versión eléctrica del XC90


Los planes de los fabricantes incluyen en cada vez mayor medida la producción de coches eléctricos. Pero estos se han dado cuenta que además de coches, necesitan un suministro fiable de baterías. Un aspecto que se ha convertido en un cuello de botella que frena muchos proyectos. Para tratar de anticiparse a este problema, Volvo ha confirmado que levantará su propia fábrica de baterías para alimentar la demanda de sus coches eléctricos.

Esta primera planta se situará en Carolina del Sur, Estados Unidos, y formará parte de una inversión de 1.100 millones de dólares que permitirá poner en marcha una zona de producción de baterías pensada para reducir los tiempos de entrega y los costes logísticos del envío de estos pesados elementos, y que desde Volvo esperan esté operativa ya en 2021.

De momento la instalación se dedicará al ensamblado y fabricación de packs, lo que significa que de momento Volvo seguirá adquiriendo las celdas a su suministrador actual, LG, que ya cuenta con una planta de celdas en suelo americano, y que prepara una segunda que se pondrá en funcionamiento en 2022.

Al mismo tiempo, Volvo ha confirmado que ampliará la familia eléctrica con un tercer modelo. Después del XC40 y el Polestar 2, esta propuesta que se colocará por encima de ambos por tamaño y que se asentará en la nueva plataforma denominada «Arquitectura de Producto Escalable» (SPA2). Esta permitirá a Volvo continuar con su estrategia de ofrecer todas las variantes mecánicas posibles con una misma plataforma. Desde eléctrica pura, hasta gasolina e híbrida.

De momento no hay información de la configuración mecánica del Volvo XC90 eléctrico, pero todo nos hace indicar que heredará el sistema de propulsión y baterías de sus hermanos de gama, con dos motores eléctricos (uno por eje, lo que le da tracción total) que le dan una potencia total combinada de 300 kW (408 CV).

La batería por su parte se situará como mínimo en los 78 kWh del Polestar, que le proporcionan 400 km WLTP. Aunque es muy posible que la mayor distancia entre ejes permita diseñar un pack de mayor capacidad para ofrecer una segunda versión con cerca de 100 kWh, que elevaría el alcance hasta una cifra cercana a los 500 km WLTP.

Un Volvo XC90 eléctrico que llegará en 2022 al mercado con el objetivo de pescar en un segmento cada vez más popular donde el fabricante sueco quiere jugar la carta del diseño, la calidad y los elevados niveles de seguridad que le caracterizan, todo en un nicho cada vez más competitivo donde cada vez hay más y mejores propuestas.

Relacionadas | Volvo XC40 Recharge: un interesante SUV eléctrico con más de 400 kilómetros de autonomía y una seguridad optimizada

Vía  | Autonews

Compártelo:

5 comentarios en «Volvo también apostará por levantar una fábrica propia de baterías, y confirma la versión eléctrica del XC90»

  1. Anda otro que pone otra fábrica de baterías.. esto significa empleo al final al cabo debe tener personal ya no para construir sino hacer los packs, aunque seguramente haya muchos robots…

    Responder
      • Pues mira, yo sigo opinando que es absurdo fabricar las celdas, puede tener sentido tener un porcentaje de la capacidad, pero en mi opinión es mejor usar proveedores independientes que puedas cambiar cuando lo necesites. La batería no obstante si debe ser hecha por el fabricante, pero siempre entendiendo que la batería es donde montas las celdas… las celdas las puedes comprar a quien quieras, pero la batería con todos los componentes extra debe ser fabricada por el fabricante.

        También puede ser interesante tener la patente de la química concreta que usas, una patente que usará el proveedor para hacer las celdas que tu quieras y también es interesante tener en propiedad el diseño interno de la celda… en esencia el proveedor solo pondría la maquinaria y la mano de obra mientras que el fabricante de coches pondría el diseño y la química de la batería… Actualmente es como funcionan los fabricantes de coches con la mayoría de piezas. Renault por ejemplo no fabrica las piezas del salpicadero, las diseña, dice que materiales deben tener, incluso puede tener en propiedad los moldes que se usan para hacerlas, pero no las fabrican ellos, si quieren cambiar de proveedor simplemente van a otro, le dan las especificaciones (y si hace falta también los moldes) y ese proveedor hace la pieza.

        Este sistema es un buen equilibrio entre tener en propiedad toda la fabricación y comprarlo todo a proveedores, te da la fuerza para llevarte la producción a otro sitio si el proveedor lo hace mal, pero también permite que ese proveedor te pueda vender más barato si fabrica para más clientes, aunque en ocasiones también pueda significar que el coste final de las piezas salga más caro que hacerlas tu.

        En mi opinión es la mejor manera, lo ideal es tener la propiedad del diseño de la celda, su química y toda la información requerida para hacerla y contratar a quien quieras para que te la haga exactamente como quieres. Este sistema tiene una ventaja muy importante que es que puedes ampliar capacidad con relativa facilidad, no tienes que invertir en fábricas, tiene la desventaja de que potencialmente puede ser más caro por kwh que tener tus propias fábricas pero también te da la flexibildiad de cambiar de proveedor en cualquier momento, bien sea por motivos de calidad o por emergencias o por lo que sea.

        Responder
  2. 1100 millones para una fábrica de packs bufff
    El pack supone un 30% y las baterías un 70%
    Para 2025 tendremos más de 50 packs distintos incompatibles , más de 50 motores distintos incompatibles….

    Responder

Deja un comentario