La importancia del reciclaje de las baterías de los automóviles electrificados | forococheselectricos

La importancia del reciclaje de las baterías de los automóviles electrificados

El paso del tiempo, el análisis del impacto ambiental de las actividades humanas y el actual contexto mundial, demuestran la importancia de reducir, reutilizar y reciclar prácticamente todo aquello que sea susceptible de ser incorporado, de nuevo, a un ciclo de fabricación.

Si atendemos al sector industrial, en concreto al de la construcción de vehículos, la electrificación que se adentra en una expansión sin precedentes, tiene como uno de los principales retos el de la gestión de las baterías de los automóviles electrificados.

De hecho, la normativa legal del marco europeo, obliga a los fabricantes de coches al tratamiento de los acumuladores eléctricos una vez han quedado en desuso, bien sea llegado el fin de su vida útil, bien sea debido a una declaración como siniestro del vehículo.

En cualquier caso, la retirada y gestión de estos dispositivos de almacenamiento eléctrico es una manera que permite a los constructores la extracción, aprovechamiento y reincorporación de cerca del 95 por ciento de los materiales más valiosos de una batería de un coche eléctrico.

Por qué es tan necesario reciclar las baterías usadas

Metales fundamentales en el funcionamiento de un acumulador energético como el litio, níquel, cobalto, manganeso o el cobre, pueden ser extraídos como materia prima o, bien, pueden ser aprovechados a partir de baterías retiradas.

Este hecho conlleva y fomenta la reducción de la explotación de los recursos del planeta, contribuyendo a un equilibrio ambiental en el uso responsable de la materia prima.

A la vez, reutilizando materiales procedentes de baterías que han quedado fuera de servicio, se reduce la producción de gases de efecto invernadero, lo cual, ayuda al fomento del equilibrio neutro de residuos como es el dióxido de carbono.

Finalmente, trabajando en la reincorporación de materiales ya presentes en acumuladores previamente fabricados, se permite un ahorro en costes de extracción y de fabricación.

La industria del automóvil apuesta por la nueva movilidad eléctrica

Así, fabricantes como Volkswagen, establecen sedes de trabajo donde ponen a disposición de sus especialistas las herramientas necesarias para la recuperación de los elementos esenciales para la fabricación de nuevas baterías. Esto sucede en las instalaciones alemanas del Centro Tecnológico de Baterías de Volkswagen en Salzgitter.

Allí, gracias a contar con la tecnología de vanguardia, se trabaja en el diseño y fabricación de nuevos acumuladores que den vida a los diferentes sistemas, tanto motrices como de servicio, de coches de última generación.

Esta nueva movilidad eléctrica, más sostenible, se basa en propuestas como la que viene de la mano de los integrantes de la familia de vehículos 100 por 100 eléctricos Volkswagen ID.

Un abanico de posibilidades con la que la marca alemana pretende dar respuesta a las necesidades de la nueva forma de entender el uso del vehículo particular donde el primero de los coches eléctricos que será comercializado es el Volkswagen ID.3, un compacto polivalente y totalmente eléctrico que anticipa la llegada de otros vehículos como la versión de producción del todocamino de la familia el Volkswagen ID.4, la de la berlina a partir de la propuesta que supuso el flamante Volkswagen ID. Vizzion, sin olvidar la actualización para el siglo XXI de un vehículo multifuncional destinado al transporte de personas y mercancías que será el que tenga al Volkswagen ID. Buzz como prototipo que derive en una furgoneta de fabricación en serie.

Además de estas propuestas completamente eléctricas, Volkswagen apuesta por los automóviles híbridos de nuevo cuño que recurren al impulso de la electrificación. De esta manera apoyará y expandirá la nueva movilidad eléctrica con modelos como son los de la nueva generación del Volkswagen Passat GTE, en cualquiera de sus variantes de carrocería, o la del afamado compacto de referencia por excelencia, el Volkswagen Golf cuya versión como GTE será uno de los estandartes de la nueva era de la electrificación de la marca.