Hyunday Hyunday
Las versiones deportivas de los coches eléctricos de Renault podrían llamarse Alpine | forococheselectricos

Las versiones deportivas de los coches eléctricos de Renault podrían llamarse Alpine


El nuevo director ejecutivo de Renault, Luca de Meo, quiere que los futuros modelos deportivos de la compañía francesa lleven los logos de Alpine, la recién resucitada marca deportiva del grupo, que estuvo en activo entre 1955 y 1995. El directivo, procedente de SEAT, compara este movimiento con el realizado en su momento con CUPRA:

Advertisement Advertisement

«Como hice con CUPRA, encontraré un punto de contacto entre la marca Alpine y algunos modelos de Renault. Necesitamos ser creíbles, así que no voy a hacer eso con una Kangoo o un Espace, voy a hacerlo con cosas que se ajusten al posicionamiento de la marca». Dicho de otra forma, de Meo quiere que los modelos más deportivos de Renault abandonen las siglas RS (Renault Sport) en favor de la denominación Alpine.

La nueva Alpine será una unidad de negocio que integrará el antiguo equipo de Fórmula 1 de Renault (rebautizado como Alpine para la temporada de 2021), el departamento de ingeniería de Renault Sport, y los elementos históricos de la marca Alpine. Dicho de otra forma, de Meo quiere fusionar la marca Alpine, la división Renault Sport y el departamento de competición de Renault.

«Lo que vi fue la posibilidad de combinar esas cosas para crear lo que yo llamo un mini-Ferrari: poner al equipo de Fórmula 1 en el centro de un ecosistema empresarial y crear una marca con presencia en los deportes de motor, la ingeniería, la producción y la distribución. Tenemos que acabar con la nostalgia por Alpine y utilizarla como una oportunidad para proyectarnos hacia el futuro, en lo que respecta a distribución, tecnología, coches eléctricos, etc».

De Meo quiere ampliar la red de distribución de Alpine, formada actualmente por 70 concesionarios, así como electrificar el único modelo con el que cuenta actualmente la marca normanda, el biplaza A110. «Quiero organizar una gestión del ciclo de vida del A110 un poco como la del Porsche 911, por lo que tendremos diferentes versiones. Quizás algún día podamos convertirlo en eléctrico si resolvemos los problemas comerciales, quizás si encontramos un socio».

De hecho, de Meo afirma que la electrificación tendrá un papel central en la estrategia de Alpine. «Una de las misiones que podríamos encomendar a Alpine es hacer que la experiencia de [conducir] un coche eléctrico sea emocionante. ¡Tenemos un par de ideas!». Esto podría significar que Alpine desarrollará sus propios coches eléctricos de altas prestaciones, además de dar su nombre a las versiones más potentes del futuro Renault Megane eléctrico, adelantado en un 95% por el recién presentado prototipo Megane eVision, así como a otros modelos de la marca del rombo.

Lo cierto es que, a pesar de que esta «mezcla» entre Renault y Alpine ya se dio en el pasado con los Renault 5 Alpine, Renault 5 Alpine Turbo y Renault 12 Alpine, muchos aficionados no terminan de entender la estrategia expuesta por de Meo: Alpine, como marca independiente, tiene potencial para convertirse en un rival a la altura de Maserati y Porsche; sin embargo, «ponerla» a relogotipar modelos estándar de Renault podría dar al traste con su imagen en el sector premium.

Fuente | Auto Express

Relacionadas | Alpine ya está preparando su nueva gama de coches eléctricos



Compártelo:

2 comentarios en «Las versiones deportivas de los coches eléctricos de Renault podrían llamarse Alpine»

  1. El tema es que aquí Luca de Meo tiene una ventaja, solo tiene al grupo Renault y no como en Volkswagen que tenía varías.

    Lo que hace es al menos lo que hace CUPRA con SEAT, aprovecharse del desarrollo y luego darle la pincelada pero en el caso de Alpine le van aplicar unas soluciones muy deportivas, pero esperemos que no se obsesionen con los SUV aunque creo que la tendencia será Crossover

    Responder
    • Lo que hace Luca me Meo es marear la perdiz para justificar su cargo. Con lo de Alpine está haciendo algo absurdo, que no tiene pinta de ser bueno ni para Renault ni para Alpine. Per un lado, diluye las marcas cuando Renault Sport y el departamento de competición les da mucho prestigio, y por otro, convierte a Alpine en un apéndice de Renault. Trata de justificar que Alpine sea una marca de deportivos extremos a costa de rebajar el prestigio de Renault. Parece más una operación para revalorizar una marca y terminar vendiéndola, porque con Renault ya hacen y pueden hacer superdeportivos. De otra manera, no tiene sentido reactivar una marca cuando es innecesaria para Renault.

      La creación de Cupra conlleva cargarse a SEAT, y que Cupra sea solo una marca de nicho. Era más sencillo crear una marca nueva, con un nombre con gancho, que transformar la SEAT. SEAT ya no tiene lugar dentro de VAG. Tiempo al tiempo.

      Responder

Deja un comentario