CATL confirma el desarrollo de una económica batería de sodio que llegará al mercado en 2023 | forococheselectricos

CATL confirma el desarrollo de una económica batería de sodio que llegará al mercado en 2023


La carrera por desarrollar mejores baterías no sólo supone buscar mayores densidades energéticas, sino también diversificar los materiales de producción además de mejorar aspectos como el precio y la sostenibilidad. Aspectos que cumple el anuncio de la china CATL, que ha confirmado el desarrollo de sus primeras baterías de sodio.

Este tipo de baterías tienen una densidad energética entre un 20 y un 30% más baja que las de iones de litio, siendo el diseño de CATL de 160 Wh/kg, aunque ya apuntan a una segunda generación con 200 Wh/kg. Una cifra que permite mejorar de forma sustancial las cifras logradas hasta ahora pero que se quedan por debajo de las celdas de níquel, cobalto y manganeso, y muy cerca de las de litio-ferrofosfato (LFP).

Pero a cambio, son mucho más baratas ya que se basan en el sexto elemento más abundante de la tierra, el sodio, que permite poner en marcha una tecnología con grandes posibilidades gracias a factores como su mejor rendimiento a bajas temperaturas, y su compatibilidad con las recargas ultrarrápidas.

Un avance que beneficiará de forma importante a China, que cuenta con grandes reservas de litio, pero de muy baja calidad. Algo que hace que los sistemas de sodio ganen puntos como alternativa en sectores como la automoción, pero también en soluciones de almacenamiento estacionario en zonas remotas y con temperaturas extremas.

CATL bateria sodio

Según CATL, la capacidad de retención de estas celdas les permiten que a 20 grados bajo cero, puedan lograr una tasa de retención de más del 90%. Todo con una química más estable que las de litio, que le permiten acceder a elevadas potencias de carga y descarga, que según el fabricante chino, permitirá a un vehículo dotado de estas celdas recuperar el 80% de su carga en 15 minutos.

CATL también ha confirmado que este desarrollo es incluso compatible con las actuales baterías de litio. Una integración del sistema de baterías litio-sodio que consiste en mezclar y combinar baterías de iones de sodio y baterías de iones de litio en una cierta proporción. Todo controlado a través de un algoritmo en el BMS. Una solución que indica permitiría compensar la baja densidad energética de los sistemas de sodio, y de paso mejorar a los sistemas de iones de litio con sus ventajas en aspectos como su elevada potencia y rendimiento a bajas temperaturas.

Por supuesto como siempre en estos casos faltan muchos datos por mostrar. Por ejemplo, su vida útil. CATL no indica cuántos ciclos de carga y descarga son capaces de aguantar un tipo de baterías que históricamente mostraban en este aspecto una de sus principales debilidades. Algo que tendrá que ser solucionado por CATL si quieren que en 2023, fecha del inicio de la producción en masa, el producto final sea viable.

Una fecha que desde el punto de vista industrial es totalmente factible, ya que según la compañía asiática la producción de baterías de sodio no diferirá de las actuales de litio. Algo que permitirá aprovechar las líneas de producción en marcha, lo que supone un ahorro de tiempo y económico.

Una alternativa muy interesante que nos permite diversificar las fuentes de producción de baterías que caminan en una dirección cada vez más sostenible en los materiales que la componen, como en su capacidad de reutilización y reciclaje.

Relacionadas | Baterías de iones de sodio: una prometedora alternativa de bajo coste al litio que cada vez está más cerca

Fuente | CATL

Compártelo:

17 comentarios en «CATL confirma el desarrollo de una económica batería de sodio que llegará al mercado en 2023»

  1. El Litio del planeta se acaba!!!
    No, no se acaba…

    Y qué pasa si no hay suficiente para trillones de baterías???
    No se acaba, y subiera mucho de precio, hay alternativas como el Sodio.

    Y esto es lo que decíamos hace 5+ años a los agoreros

    Responder
    • Son las de primera generación. Las de litio de primera generación tenían menos densidad incluso. Lo importante es que ya sean viables, ya es un inicio prometedor.

      Responder
  2. Muy buena noticia de una empresa seria. Una pena no informar de durabilidad ni precio. Es bueno que haya multitud de químicas diferentes cada una adaptada a una función diferente. Estas si son baratas para almacenamiento en el hogar las veo perfectas.

    Responder
    • +1, como baterías estacionarias en las primeras fases está perfecto (para casas o incluso a mayor escala, en zonas de generadores eléctricos).

      Y mientras, que continúen investigando y ganando densidad energética (cómo bien dice Fernando Val).

      Y encima aparentemente ecológicas (como comenta Chechu)… pues estupendo. Aquí en España creo que tenemos algún a salina que otra para sacar sodio… no estaría mal aprovechar estos avances para generar baterías estacionarias (que alguien hablé con CATL y monten alguna fábrica por aquí).

      Están produciéndose muchos cambios, relativamente rápido, para dejar de depender de los combustibles fósiles. Qué bien 😉

      Responder
    • se me hace que la durabilidad no es su fuerte porque en una parte se menciona lo relevante de que estas baterias pueden operar en conjunto con con celdas de ion Lito, lo que me da a entender que esta generación no sustituye en su totalidad al ion Lito por ese detalle. Y pues pasa siempre lo mismo, cuando anunciadora composición que no sea litio en laboratorio siempre mencionan el desafío de la durabilidad que es en lo que los laboratorios mas trabajan.

      Responder
  3. ¿Para cuando las baterías de Potasio, y las de Calcio?.
    Tantas décadas copiando el motor de combustión gastando millonadas, y apenas se ha explorado la química de las baterías. Un sinfin de posibilidades.
    Espero que San Litio y San Cobalto se hundan pronto.

    Responder

Deja un comentario