¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tesla recontrata a parte del equipo responsable de los Supercargadores tras su repentino despido

Tras haber despedido al equipo responsable de la red de Supercargadores hace apenas unos días, Tesla está volviendo a contratar a algunos de sus miembros. Aparentemente, la compañía ha recuperado a Max de Zegher, director de carga en Norteamérica, uno de los ejecutivos clave dentro del departamento.

La supresión de la división de Supercargadores le ha valido numerosas críticas a Elon Musk, CEO de Tesla, incluso por parte de medios afines y fans de la firma californiana. Y es que su infraestructura de carga propia ha sido sin lugar a dudas uno de sus principales puntos fuertes frente a la competencia desde que comenzara su despliegue hace una década.

Este movimiento se ha producido además en un momento muy delicado para la red, pues la mayoría de fabricantes rivales han anunciado que adoptarán a corto plazo el conector NACS de Tesla en Norteamérica para tener acceso a los Supercargadores.

Aunque Musk llegó a afirmar que a partir de ahora la red pasaría a crecer a un ritmo más lento (llegando incluso a abandonar la construcción de nuevas estaciones en zonas como Nueva York) para centrarse en incrementar el tiempo de actividad en las ubicaciones existentes, no ha tardado en dar un nuevo giro de timón al declarar que se invertirán más de 500 millones de dólares para «ampliar nuestra red de Supercargadores para crear miles de NUEVOS cargadores este año».

Elon Musk

El caos en la gestión de Twitter (ahora X) se traslada a Tesla

Esta confusa situación recuerda a la vivida cuando Twitter fue adquirida por Musk hace dos años: a su llegada, lo primero que hizo el magnate fue despedir a prácticamente toda la plantilla de la noche a la mañana… para después volver a contratar a parte del personal.

No son pocas las voces que alertan de que el errático comportamiento del directivo está empezando a pasar factura a Tesla, ya no sólo a nivel de imagen, sino también organizativo. En las últimas semanas se ha deshecho de numerosos ejecutivos de alto nivel, quedándose prácticamente solo en la cúpula de la empresa.

Musk divide su tiempo en gestionar sus múltiples negocios, motivo por el que los inversores están comenzado a reclamar un CEO «a tiempo completo» que dirija a Tesla en un momento crucial, ya que las ventas se están estancando y los beneficios han comenzado a caer a raíz de la guerra de precios que la propia marca inició a principios del año pasado.

Fuente | Teslarati

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame