¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Volvo EX60 seguirá el ejemplo del Tesla Model Y para simplificar su proceso de producción

Aunque no son pocos los fabricantes que en las últimas semanas han decidido dar marcha atrás en sus planes de electrificación, este no es el caso de Volvo. A pesar de que la gama cero emisiones de la firma sueca por el momento está compuesta por tres modelos (EX30, EX40 y EC40, a los que se unirán pronto los EX90 y EM90), las ventas van viento en popa.

La compañía no tiene previsto posponer su objetivo de pasar a vender exclusivamente coches eléctricos a baterías a partir de 2030. Por ello, en los próximos años irá sustituyendo sus principales bestsellers por modelos de este tipo. Sin ir más lejos, el XC60 dará paso al nuevo EX60 en 2026 (si bien ambos convivirán durante un periodo de transición).

Este será probablemente uno de los lanzamientos más importantes de la empresa en los últimos años, ya que será el encargado de estrenar la plataforma modular SPA3, la cual traerá consigo una serie de novedosos métodos de producción que mejorarán la eficiencia en las líneas de montaje, ofreciendo además una mayor libertad de diseño.

El Volvo EX60 se fabricará en Torslanda (Suecia) y utilizará megacastings en su estructura, siguiendo el ejemplo de rivales como Tesla. Todo el piso trasero del SUV estará realizado a partir de una única pieza de aluminio que reemplazará a un total de 100 componentes individuales, lo que se traducirá en un 84% menos de soldaduras y un peso un 50% inferior.

Volvo XC60 de segunda generación

El Volvo EX60 utilizará la plataforma SPA3

Volvo quiere seguir desarrollando esta solución para lograr que sus futuras plataformas estén compuestas por unas pocas piezas de gran tamaño. Más allá de una producción más sencilla, el megacasting permite reducir las emisiones de dióxido de carbono y el gasto material, puesto que el aluminio sobrante puede volverse a utilizar.

Según Mikael Fermér, arquitecto principal de plataformas en Volvo, la reparabilidad y la seguridad están fuera de toda duda. «Es posible reparar una pieza de megacasting hasta cierto punto, pero si se trata de un accidente realmente grave, será desechada. Pero es lo mismo que en un coche tradicional, es igual de probable que se deseche la carrocería de un coche actual».

Todo apunta a que la plataforma SPA3, también conocida como GPA (Global Product Architecture), incorporará como gran novedad un sistema de 800 voltios compatible con cargas ultra-rápidas. La arquitectura electrónica, eso sí, derivará en gran medida de la usada en la actual SPA2.

Fuente | Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame