¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Bugatti se electrifica con el nuevo Tourbillon, un híbrido enchufable capaz de llegar a los 445 km/h

Tras más de dos décadas ejerciendo como buque insignia y máximo escaparate tecnológico del Grupo Volkswagen, en 2021 la firma francesa Bugatti entró en una nueva etapa de su historia al pasar a estar bajo la órbita de una joint venture entre Rimac y Porsche, que poseen respectivamente un 55% y un 45% de la empresa conjunta.

El primer resultado de esta asociación es el nuevo hiperdeportivo Tourbillon, llamado a reemplazar al Chiron. A pesar de que sus líneas son relativamente continuistas, siguiendo la senda iniciada por el legendario Veyron en 2005, bajo la piel de la criatura se esconde una verdadera revolución, pues se trata del primer híbrido enchufable de la compañía.

El frente mantiene los faros de cuatro módulos de su predecesor, así como la icónica calandra de herradura típica de la marca, una forma que también nos encontramos en el estilizado arco lateral. La zaga recuerda por su parte al one-off La Voiture Noire, con unos finos pilotos 3D arqueados que bordean la silueta del coche. La carrocería está recorrida además por una suerte de aleta dorsal inspirada en el clásico Type 57 SC Atlantic.

El continuismo respecto a los Veyron y Chiron prosigue en el interior, el cual mantiene elementos característicos como la consola central estrecha. La instrumentación está formada por una serie de relojes de alta precisión, aunque también hay una sección digital. Como buen Bugatti, los afortunados propietarios del Tourbillon podrán personalizar cada pequeño detalle del habitáculo.

Bugatti Tourbillon

El Bugatti Tourbillon anuncia una potencia combinada de 1.800 CV

Tras casi veinte años utilizando un motor W16 con cuatro turbos, el fabricante galo estrena una nueva mecánica con el recién llegado. El Tourbillon equipa un V16 atmosférico de 8.3 litros capaz de entregar 1.000 CV, el cual se combina con tres motores eléctricos de origen Rimac que rinden 804 CV (600 kW) combinados, lo que da como resultado una potencia máxima total que excede los 1.800 CV.

Su batería de 24.8 kWh le otorga una autonomía en modo eléctrico de 60 km. Como no podía ser de otra forma, el vehículo cuenta con tracción a las cuatro ruedas. La caja de cambios por su parte es una automática de doble embrague con ocho relaciones. La última creación de Bugatti completa el 0-100 km/h en apenas 2 segundos, con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 380 km/h, si bien se puede desbloquear para llegar a los 445 km/h.

Por supuesto, un automóvil con semejantes prestaciones necesita un sistema de frenado a la altura, motivo por el que el Tourbillon cuenta tanto con frenos carbocerámicos como con un aerofreno. Está previsto que sólo se fabriquen 250 unidades, las cuales partirán de los 3.6 millones de euros.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame