¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La industria coreana sigue los pasos de China y apuesta por las económicas baterías de sodio

La empresa surcoreana EcoPro BM, especializada en la producción de materiales para cátodos de baterías, se encuentra negociando con un fabricante de automóviles nacional de identidad por el momento desconocida para producir electrodos para baterías de sodio, una tecnología que promete convertirse en una alternativa asequible a las baterías de litio.

Teniendo en cuenta que las marcas Daewoo y Samsung fueron absorbidas por grupos extranjeros (General Motors y Renault) y han caído en desuso, lo más probable es que EcoPro BM esté manteniendo conversaciones con Hyundai/KIA o con KGM (la antigua SsangYong), pues ambas compañías tienen planes para producir coches eléctricos económicos en los próximos años.

«Estamos en la etapa final del desarrollo del material del cátodo», ha declarado Lee Dongwook, jefe de tecnología de EcoPro BM, durante una reciente conferencia de prensa realizada al margen del InterBattery Europe 2024.

EcoPro BM señala que puede producir materiales catódicos para baterías de sodio en las mismas líneas que utiliza para baterías de litio, lo que acelerará su llegada a producción. «Hemos estado desarrollando tecnologías relacionadas con los iones de sodio durante dos años y hemos alcanzado un nivel en el que pueden entrar en producción de inmediato«.

El diminuto KIA Ray es un candidato ideal para montar baterías de sodio

Las baterías de sodio, una prometedora alternativa a las LFP

Lee afirma que, dentro de apenas uno o dos años, su densidad energética igualará a la de las cada vez más populares baterías LFP (litio-ferrofosfato). Sin embargo, debido a que los principales fabricantes de baterías coreanos todavía no demandan cátodos para baterías de sodio, EcoPro BM deberá adaptarse a las condiciones del sector.

La empresa cree que ha logrado superar a China en el desarrollo de baterías de sodio, que no en la producción a gran escala (recordemos que HiNa y Farasis ya fabrican celdas de este tipo para automóviles eléctricos; además, el gigante BYD se les unirá a corto plazo, lo que supondrá un importante espaldarazo de cara a su popularización).

Batería de sodio

Frente a las baterías de litio, las de sodio ofrecen varias ventajas. Para empezar, se trata de un material mucho más abundante, fácil de extraer y con una distribución geográfica más diversa; por otro lado, China no controla la cadena de suministro. También son más ecológicas, ya que resultan más fáciles de reciclar y su huella de carbono es mucho más baja.

El sodio es más barato que el litio, y su uso permite prescindir de otros materiales costosos como el cobalto, el níquel, el cobre y el grafito. BloombergNEF estima que estas baterías podrían llegar a costar la mitad que las LFP. También tienen una tasa de carga superior, funcionan mejor a temperaturas extremas y son más seguras.

Fuente | The Korea Economic Daily

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame