recarga coches elctricos


Salón de Valladolid 2011: probamos la tecnología Plug-in de Bereco

Bereco ha cambiado en los últimos meses, y ha cambiado de forma radical, el que fuera uno de los pioneros en la movilidad eléctricos sobre dos rueda había sido víctima de una mala fama por casos de deficiente calidad, de unas motos fabricadas prácticamente en su totalidad en suelo chino. Casos como las primeras unidades con baterías de litio, sin BMS, una atención postventa que dejaba mucho que desear…todo eso es parte del pasado y con unos nuevos propietarios Bereco es otra marca radicalmente diferente a todos los niveles.

Durante nuestra visita a su stand, nos encontramos con un grupo humano profesional y con unos conocimientos técnicos que junto con los de los chicos de Hidronew y Little, nos han parecido merecedores de un premio a los más preparados y conocedores de su producto, algo que han podido comprobar los visitantes de estos stands.

En esta ocasión son muchas las novedades que hemos podido ver y probar, comenzando por la última incorporación ala familia Bereco, la e-go, un ciclomotor homologado para dos plazas fabricado por la taiwanesa e-ton, que además de un aspecto de una calidad muy por encima de los modelos chinos, su principal característica es que dispone de un sistema de batería extraible, que nos permite tanto subirnos esta a nuestra casa la batería para recargarla, como una empresa, poder disponer de varios packs al mismo tiempo.

Al estar homologado como ciclomotor, la e-go está limitada a 50 km/h, aunque se espera que a principios de 2012 dispongan de la versión motocicleta con mayor velocidad punta. Dispone de una batería, extraible de 23,8 amperios que le proporcionan una autonomía de unos 50 kilómetros con cada carga. Su peso es de 9 kilogramos y su sustitución es extremadamente sencilla y el precio de cada batería extra es de 700 euros.

El precio de la e-go es de 2.700 euros más iva, y al estar matriculada como ciclomotor, no puede acceder a las ayudas del gobierno, algo que si podrá hacer la nueva versión.

Una sorpresa nos hemos llevado al probar los modelos dotados con el sistema Plug-in, un gama dotda de componentes de mayor calidad y control de lo que estamos acostumbrados a ver llegar de asia, con el único problema que están montadas en chasis fabricados en china, que son de todos conocidos, al ser utilizados por decenas de fabricantes y distribuidores.

Pero lo importante es su corazón, un motor que tanto en la Voltio como en la Amperio rinde entre 6.500 y 8.000w y que se diferencia del resto de motores en el mercado nada más girar el acelerador.Si lo normal es llevarse una pequeña sacudida por la entrega de par lineal de las eléctricas, en las versiones Plug-in la entrega de potencia desde parado es extremadamente progresiva al ponernos en marcha, algo que se agradece en circulación urbana.

Una vez en circulación nos asalta de nuevo otra agradable sorpresa, el motor no emite prácticamente ningún sonido, ni siquiera el clasíco ronroneo o silbido de los eléctricos, y a pesar del tremendo repris, somos incapaces de lograr escucharlo, algo de lo que nos damos realmente cuenta si probamos uno de los modelos anteriores a Plug-in.

La prueba realizada ha sido por las instalaciones del recinto ferial, por lo que no hemos podido exprimir como nos gustaría las capacidades de estos scooters, pero lo poco que hemos podido comprobar es una aceleración muy importante, que a falta de una comparativa gráfica, deja muy atrás en los primeros metros a scooters de similares características con motor gasolina.

La frenada no es todo lo potente que nos gustaría y encontramos algo de desequilibrio entre freno trasero y delantero, algo que es cuestión de costumbre, siendo la frenada suficiente para el peso del conjunto, aunque no hemos podido alcanzar grandes velocidades para ponerlos a prueba a fondo.

El freno regenerativo es una de las señas de identidad de esta tecnología, ya que puede ser adaptado a todos los gustos gracias a sus cinco modos de funcionamiento.En el primero y el segundo, la regeneración la obtenemos al soltar el acelerador, algo que se nota al circular a una determinada velocidad ya que al dejar de acelerar, el motor nos retiene como si redujésemos marchas en una moto convencional.

En el tercer modo la regeneración la obtendremos pulsando un botón situado en la maneta del acelerador, es el modo que trae la moto por defecto y el que nos parece más cómodo ya que sabremos exactamente cuando estamos usando el regenerativo y el mecánico, al estar físicamente separados, puede que no sea tan intuitivo ni potente como el del la Vectrix, pero cumple perfectamente su misión.

Como curiosidad, decir que los modelos Plug-in cuentan con marcha atrás, una aplicación que mejorará la comodidad en las maniobras y que para utilizarlo simplemente, en parado claro, tendremos que mantener pulsado el botón del freno regenerativo y al mismo tiempo acelerar.

El cuarto y quinto modo, el freno regenerativo lo obtenemos mediante las manetas de freno, un sistema bastante clásico que tal vez guste a la mayor parte de los usuarios, sobre todo los menos expertos, y que tiene el inconveniente de que no sabemos exactamente cuando estamos frenando con el regenerativo y cuando con el mecánico.

En cuanto a las prestaciones, tanto las versiones de 6.500W como las de 8.000w tienen la velocidad limitada a 90 km/h, una limitación que puede ser eliminada desde la fábrica a gusto del cliente, aunque a costa de la autonomía, pudiendo alcanzar los 110 km/h. La diferencia entre estos dos modelos es la aceleración, ya que la dotada con el motor de 8.000w dispone de unas recuperaciones mucho más potentes que la 6.500w.

Son dos las opciones de baterías de litio disponibles, la primera con 40a y 60v, que nos permiten alcanzar una distancia real de 96 kilómetros a 45km/h, mientras que si mantenemos una velocidad de 80 km/h, la autonomía real llega a los 50 KM.

La segunda opción es un pack de 40a y 72v que nos proporciona una autonomía de 120 kilómetros a 45 km/h, mientras que a 80 km/h podremos recorrer 75 kilómetros con cada carga, medidas tomada sen pruebas reales.

En cuanto a los precios, la 6.500w, ayuda e impuestos incluidos, sale por unos razonables 4.400 euros, mientras que la 8.000w nos costará, igualmente con ayuda e impuestos, por 5.000 euros, lo que las convierten en una buena opción para los que busquen una buena relación calidad/precio, ya que en mercado existen modelos de similar aspecto más baratas, pero muy alejadas tecnologicamente de las Plug-in, mientras que en el otro extremo se encuentra Vectrix, destinada a los que disponen de un presupuesto mucho más elevado.

Está claro que Bereco dispone de una excelente gama, tanto en sus modelos más pequeños, la ETON Plus, como la nueva e-go, pero donde deberá trabajar de forma intensa es en mejorar la imagen de un distribuidor que arrastra una mala imagen por culpa de malas prácticas de anteriores tiempos, y que ahora con un nuevo grupo de personas serias, preparadas y profesionales a su frente, quiere hacerse de nuevo un hueco en el segmento de los scooters eléctricos en nuestro país.

Más info:
Bereco

Fotos propiedad de FCE, todos los derechos reservados.


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.