China se pone seria con los coches eléctricos


La cuestión de los coches eléctricos para el gigante asiático es un tema de pura estrategia, ya que ante el avance de su economía, alimentar el monstruoso parque móvil chino se ha convertido en un casi imposible que precisa de medidas urgentes para alcanzar alternativas.

Para ello las autoridades comunistas se han puesto manos a la obra para elaborar un plan que logre poner en la calle medio millón de coches eléctricos e híbridos enchufables al año a partir del 2015, una cifra que aumentaría hasta los 2 millones para el 2020, fecha para la que se espera ya circulen unos 5 millones de modelos impulsados por nuevas energías, incluyendo la pila de combustible de hidrógeno.

En los últimos años el crecimiento de la economía ha motivado una mejora paulatina de las condiciones económicas de parte de la población, que ha pasado de la bicicleta al coche particular, una situación que ha provocado una explosión en el sector que ha tenido graves consecuencias ambientales, pero también ha puesto en apuros la capacidad de China de alimentar de combustible a la cada vez mayor demanda.

Para intentar ponerle freno a esta situación, se han puesto en marcha políticas destinadas a mejorar la eficiencia de los vehículos, además de llegar a limitar la matriculación de coches en determinadas ciudades, zonas saturadas donde los interesados en la adquisición de un coche tienen la opción de hacerse con uno eléctrico, exentos de la limitación, algo que unido a los fuertes incentivos a la compra, debería provocar un crecimiento en las ventas y una mayor implicación por parte de la industria de la automoción china en el desarrollo de estos vehículos, una industria que no ha sabido o no ha podido igualar a los fabricantes japoneses y americanos a la hora de poner en la calle híbridos competitivos, y que ha saltado directamente una generación para afrontar el desarrollo de coches totalmente eléctricos.

Entre las medidas adoptadas por China para mejorar la eficiencia de su parque móvil, destaca la fuerte inversión en el desarrollo de la tecnología de las baterías, que permitirá al gigante asiático competir contra los grandes fabricantes occidentales y japoneses, además de un tímido aunque creciente interés por la pila de combustible de hidrógeno, destinado tanto a la industria del automóvil, como para las energías renovables.

Sobre la tecnología de los coches eléctricos los requisitos mínimos para alcanzar antes del 2015 son, una velocidad mínima de 100 km/h, una autonomía que no baje de los 150 kilómetros con cada carga con el impulso exclusivo del motor eléctrico, una densidad de 150W/kg, y un precio de 0,31 euros el Wh, con unos 2.000 ciclos de descarga o 10 años de uso, todo para conseguir lo antes posible coches con buenas capacidades, y al mismo tiempo con unos precios razonables.

Sin duda estamos ante una estrategia completa que no dudamos que tenga éxito en una país donde la cultura del coche apenas está empezando, y que puede aprovecharse para educar a sus ciudadanos en los beneficios de la adopción de la movilidad eléctrica como solución a un problema ambiental, pero también económico.

Artículos relacionados:
China aspira a liderar el mercado de los coches eléctricos en el 2020
China invierte 747 millones de euros en mejorar la eficiencia de sus coches

Fuente | Greencarcongress


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

8 Comment responses

  1. Avatar
    July 10, 2012

    Es una apuesta inteligente la del gigante asiático. Invertir millones de yuanes en fabricar más de lo mismo, es decir, motores de combustión que ya están muy optimizados para ponerse al nivel de los grandes constructores occidentales, es una estrategia peor que invertir esa misma cantidad en desarrollar lo que seguramente será el transporte del futuro.

    China invierte muchísimos recursos humanos y económicos en el desarrollo de baterías, principal limitante del vehículo eléctrico. Cuando se llegue a esos parámetros que comenta el artículo con un precio la mitad que el actual el desarrollo del coche eléctrico sólo estará condicionado por la infraestructura de recarga y la cantidad de electricidad que se pueda generar por los medios que sean.

    Además se educa al ciudadano. Una vez que pruebas un coche eléctrico volver a uno de combustión debe ser como pasar del tren eléctrico al de vapor. Una regresión al pasado.

    China puede hacerlo. Tiene los medios y lo que es más importante, la voluntad política de llevarlo a cabo.

    S2.

    Reply

  2. Avatar

    China tiene gran camino recorrido. Hace un par de años me mandaron un mes a trabajar al este de China y flipé con lo que vi. Miles y miles de chinos en motos y bicicletas eléctricas. Y tenían aspecto ya de viejas. Todas las empresas tenían tomas de corriente para todos sus empleados.
    China nos va a dar unas cuantas lecciones a occidente.

    Reply

  3. Avatar
    July 10, 2012

    Probablemente más del 75% de los ciudadanos españoles de las grandes, medias y pequeñas ciudades se podría apañar con una bici, o scooter eléctrico.

    El problema es el que dirán. Es lo que ocurre con un país de cazurros a los que les encanta la apariencia.

    S2.

    Reply

  4. Avatar
    July 10, 2012

    el problema es que las bicis en las grandes ciudades VUELAN. hay mucho amigo de lo ajeno y la ley no es dura con estos sinvergüenzas reincidentes

    Reply

  5. Avatar
    July 10, 2012

    estoy con whizzer… si me compré una bici plegable para moverme por la ciudad en trayectos del trabajo a clase, es precisamente por que no tengo que preocuparme de dejarla en la calle con el consecuente riesgo de robo.

    Creo que un buen invento para los ciclistas sería una serie de parkings automáticos para bicis, donde la gente llegue, coloque la bici en una plataforma y la plataforma se la lleve hacia el interior del almacén mientras al usuario se le entrega una tarjeta magnética con la que recuperar la bici cuando quiera. Esto ya existe para coches… sería aún más fácil hacerlo para bicis… El problema quizás es que se acumule mucha gente a la hora de recoger su bici por lo que se tendría que mejorar la rapidez con varios accesos de entrega y recogida de vehículos.

    Reply

  6. Avatar
    July 10, 2012

    Yo llevo 3 meses combinado bici eléctrica y tren para ir al trabajo. A pesar de no ahorrar dinero, (sigo usando el abono transporte), si que gano en tiempo y el calidad, menos agobio de metro y bus, y mas aire libre y ejercicio. El tema de los robos si que es importante si tienes que dejar la bici en la calle pero si puedes, como yo, dejarla en el interior del trabajo, no hay problema. Hace un año vi un prototipo español de aparcamiento para bicis que consistia en una “seta” donde con una tarjeta de usuario se metía la bici dentro. Supongo que a los ayuntamientos lo de dar espacio publico para aparcar bicis se la pela.

    Reply

  7. Avatar
  8. Avatar
    July 10, 2012

    Me preocupa observar el mundo desde una perspectiva de recursos disponibles y una sociedad que crece día a día. Desde hace 10 años trabajo promoviendo los vehículos eléctricos y actualmente nos enfocamos en una visión sustentable. Es necesario reducir nuestra huella de carbono y el camino es con vehículos compactos para los desplazamientos diarios. China haría muy bien si aumentara los incentivos para el armado de compactos eléctricos de calidad para que sean una alternativa real y confiable.

    Reply

Leave a comment