El Tesla Model S, un coche económico en Hong Kong gracias a los impuestos

model-s-hong-kong

En Hong Kong el gobierno de la ciudad ha diseñado un nuevo programa de incentivos para lograr incrementar las ventas de coches eléctricos. Un sistema que nos recuerda poderosamente al utilizado por Noruega, que ha tenido como resultado una explosión de ventas. Y no es para menos.

La clave es una exención de impuestos. Unos impuestos totalmente salvajes que graban a los coches particulares con hasta el 100% de su valor. Algo pensado para una ciudad masificada donde tener un coche es un verdadero lujo.

Esta política ha dado como resultado que un coche eléctrico sea más barato que un equivalente con motor de combustión. Incluso el Tesla Model S se ha convertido en un coche accesible y económico.

model-s-hong-kong-2

Como ejemplo tenemos esta tabla, que muestra los precios en dólares de Hong Kong. En ella se puede ver el precio antes de impuestos de un pequeño Mercedes Clase A, una berlina, el Mercedes Clase E, y un Tesla Model S 70D. Antes de impuestos el Tesla cuesta el doble que el Clase A, y algo más que el Clase E. Pero una vez aplicados los impuestos, la cosa cambia de forma radical.

Como vemos el Clase A ve como su precio se incrementa un 68% “gracias” a los impuestos, pasando de los 38.200 euros, a 61.000 euros. Por su parte el Clase E pasa de los 68.700 euros a unos 123.000 euros, un 79% más. En el otro lado de la balanza encontramos el Tesla, que ve como sus 75.400 euros no se mueven gracias a la exención de impuestos, lo que le permite tener un precio apenas un 23% más que el pequeño Clase A, y un 38% menos que el Mercedes.

electric-car-sales-hong-kong

El resultado es un incremento de ventas de los coches eléctricos, que ha pasado de apenas unas decenas de coches cada año, a las 2.000 que se espera se alcancen este año. Esto además ha convertido a Hong Kong en el tercer mercado por cuota de este tipo de coches, con un 2.3%, sólo por detrás de Noruega y Holanda.

Pero sólo con incentivos económicos no es suficiente para lograr un nivel de ventas robusto. La ciudad se ha gastado importantes sumas de dinero instalando puntos de recarga. Este despliegue ha llevado a poner en marcha un total de 1.200 estaciones en la ciudad, una proporción de dos coches por cada punto. Algo que puede sonar a exagerado, pero hay que tener en cuenta que en Hong Kong el acceso a la recarga en las viviendas no es sencillo por la densidad y por la existencia mayoritaria de edificios comunitarios, lo que hace imprescindible la instalación de puntos en las calles.

Pero se trata de otro ejemplo que las ayudas pueden servir para vender algunos coches, pero si queremos que realmente los eléctricos sean interesantes más allá de los más entusiastas, hay que implementar medidas que los hagan realmente mas más atractivos. Por ejemplo, reduciendo su diferencia de coste con sus rivales con motor de combustión mediante un sistema impositivo que beneficie a los eléctricos.

Vía | QZ

 

 



Energias renovables

7 Comment responses

  1. Avatar
    November 27, 2015

    Y ni te cuento entonces el Leaf…

    Quien se compre un térmico en estas condiciones o tiene una vida muy dura en la carretera o algo falla en su cabeza…

    Reply

    • Avatar
      November 27, 2015

      Menuda comparación, un Tesla és un coche de categoría mientras un Leaf és un carro para los plebeyos, con perdón de los plebeyos…….. 🙂

      Reply

      • Avatar
        November 27, 2015

        ¿? ¿Y?

        ¿Me lo dices o me lo cuentas? 😛

        De todas formas, fíjate que aquí comparan un MB A y un MB E con un Tesla S. El A y el E, ya de por sí, tampoco son comparables con el S, ni de lejos.

        Reply

      • Avatar
        November 28, 2015

        #Marti: Me gustaría saber que coche conduces, si es que tienes, porque nos íbamos a reír un rato.

        Reply

  2. Avatar
    November 27, 2015

    Yo estuve hace unos años en Hong Kong, y precisamente llamaba la atención la calidad de los coches que circulaban por allí. Ferraris, Rolls, Mercedes de alta gama,… Y así. En un sitio donde es tan caro tener un coche, el que lo tiene, lo tiene de alta gama. A cambio también tienen un sistema de transporte público brutal

    Reply

    • Avatar

      Bueno Hong Kong es de esos lugares que hacen “trampa economica mundial” , yo asi tambien me hago rico… y bueno fue por donde metieron el capitalismo en China xD, asi que cadena de favores.

      Son modelos que siguen sin convencerme , fomentan la concentracion de riqueza y que los ricos no paguen ningun tipo de impuesto (raro me parece que paguen impuestos por los coches en Hong Kong , sera por problemas de espacio y porque hay demasiada casta politizada alli xD).

      Reply

  3. Avatar
    November 27, 2015

    Yo destacaría:

    “Este despliegue ha llevado a poner en marcha un total de 1.200 estaciones en la ciudad, una proporción de dos coches por cada punto. Algo que puede sonar a exagerado, pero hay que tener en cuenta que en Hong Kong el acceso a la recarga en las viviendas no es sencillo por la densidad y por la existencia mayoritaria de edificios comunitarios, lo que hace imprescindible la instalación de puntos en las calles.”

    Lo digo por la recurrente pega que se pone en Europa a los coches eléctricos, debido a las viviendas colectivas. Mito derribado.

    De aquí además se saca otra conclusión: Vamos a darle un crédito a Hong Kong en el tema de planificación eléctrica y por lo tanto suponemos que esas instalaciones de puntos de recarga, seguro que están pensadas de manera que no van a colapsar la red, por lo que se derriba otro gran mito del gran desastre que se producirá con todos los coches enchufados a la red.

    Reply

Leave a comment