Parlamento Europeo reduce la apuesta por los puntos de recarga

El Parlamento Europeo reduce la apuesta por los puntos de recarga para coches eléctricos


volkswagen-e-up

Advertisement Advertisement

A principios de año hemos visto como la Comisión Europea lanzaba una propuesta muy ambiciosa. Instalar algo más de 800.000 puntos de recarga para coches eléctricos en toda Europa para el 2020. Un objetivo por país en donde a España le correspondían 82.000 puntos.

Ahora la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo ha presentado una nueva propuesta, que reduce a la mitad los objetivos. En total el Parlamento pide que se instalen para el 2020 unas 465.000 estaciones de recarga. De estos a nuestro país le corresponderían 47.000 puntos de recarga, una importante reducción.

 

El objetivo de esta iniciativa es que todos los estados cuenten con una infraestructura mínima de recarga. España es uno de los que menor desarrollo público tiene de estas infraestructuras, con apenas 1.356 puntos de recarga operativos en todo el país. Una cifra a todas luces insuficiente y que provoca que muchas capitales de provincia no cuentan ni con un simple punto de recarga público, un obstáculo para la venta de coches eléctricos.

Según el texto publicado por el PE.

El sector privado debe desempeñar un papel de liderazgo en el desarrollo de esta infraestructura, pero los estados miembros deben proveer incentivos fiscales y de administrativos para que lo haga. Las futuras estaciones de recarga eléctrica deberán además estar equipadas con un mismo enchufe, el conocido como «tipo 2», establecido por Bruselas como el conector universal en la UE. Al mismo tiempo también podrán contar con otros cargadores de otro formato»

abb-terra-53-3

Para la recarga rápida, se requerirá el uso de tomas Combo 2, aunque por un período transitorio que finalizará el 1 de enero 2019, los puntos de recarga rápida podrán además estar equipados con conectores CHAdeMO. De todas formas los puntos de recarga CHAdeMO instalados dentro de los tres años antes de la entrada de la directiva en vigor, podrán permanecer en servicio tras el 2020.

Pero no sólo se apoyará al coche eléctrico por batería. El Parlamento Europeo también quiere que el hidrógeno sea una alternativa. De esta forma se pretende que los estados que más fuerte están apostando por esta tecnología tengan una de estas estaciones a no más de 300 kilómetros de la siguiente. El problema de esta última propuesta es que su coste será elevado y es posible que no se llegue a completar.

renault-ze

Para llevar adelante estas iniciativas, Europa pondrá dinero para ayudar a los estados a la hora de afrontar este desembolso. Una directiva que se ve recortada a la mitad, y que no nos extrañaría antes de su puesta en marcha vuelva a recortarse, ya que países como el nuestro el retraso a la hora de su instalación es crónica. Además para cumplir este proyecto, en España tendríamos que instalar al menos 23 puntos de recarga cada día a partir del 1 de enero y hasta el 2020, una cifra a todas luces fuera de nuestro alcance.

Otra de las conclusiones es que el formato de recarga rápida CHAdeMO a pesar de ser el más extendido, tiene los días contados. Una incongruencia ya que es el que más coches tiene ahora mismo circulando por las carreteras.

Fuente | Parlamento Europeo

 



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

6 comentarios en “El Parlamento Europeo reduce la apuesta por los puntos de recarga para coches eléctricos”

  1. Cuanto habra presionado el lobby del hidrogeno aleman, para meter esa propuesta de las hidrolineras, mal andamos mientras el petroleo y el gas manden.

    Responder
  2. ¿De donde se obtinene el dato de 1356 puntos de recarga en España? Es algo dificil estimar cuantos puntos hay instalados y menos cuántos están operativos.

    Responder
  3. O las eléctricas espabilan y comienzan a instalar puntos de recarga por todas partes, o esto no levanta cabeza ni en el 2020 ni en el 2050.

    A quien más le puede interesar que esto despegue evidentemente son a las empresas eléctricas. Pero claro, estás ahora mismo ven demasiados pocos vehículos eléctricos en funcionamiento para que les sea rentable la inversión, por lo que espera a que el Estado mueva ficha y comiencen a instalar puntos de recarga con dinero público y ellos aportando la energía y poniendo la mano.

    Mientras tanto nosotros, los posibles compradores de vehículos eléctricos, estamos esperando a que ellos muevan ficha (o el Estado) para cuando haya una mínima infraestructura eléctrica hagamos la inversión y compremos el coche.

    Uno espera al otro y el otro espera a los otros, conclusión, pasarán los años y nadie se pone de acuerdo y como siempre seremos los últimos en el vagón de cola de Europa. Muy muy cerquita de Marruecos por no decir por debajo.

    Lamentable.

    Responder
  4. la falta de confianza en los poderes políticos es ejemplo de lo aejados que están de los ciudadanos, eso ya lo hemos comprobado en todo lo que llevamos de crisis. Es más fácil gobernar CON unos pocos que gobernar PARA muchos. Hemos visto muchos ejemlos de ello últimamente y , desgraciadamente, nos queda mucho por ver en este aspecto (sector eléctrico, sector automoción, sector hidrocarburos). Cómo la legislación favorece determinados conglomerados empresariales es algo a lo que nos tenemos, muy a nuestro pesar económico, que acostumbrar.

    Responder

Deja un comentario