Lexus LF-FC prototipo de pila de combustible de hidrógeno

Lexus LF-FC prototipo de pila de combustible de hidrógeno


lexusfcfcfuelcell

Advertisement Advertisement

Durante el Salon de Tokio 2015, Lexus ha mostrado sus intenciones de cara al futuro. La marca japonesa ha presentado un prototipo de su buque insignia, la berlina LF, con un sistema de propulsión alternativo. Siendo Lexus la marca premium de Toyota parece claro de que sistema de propulsión hablamos. Se trata de una pila combustible de hidrógeno.

La pila de combustible de hidrógeno se encarga de propulsar los tres motores que posee el LF-FC. Un motor eléctrico acciona las ruedas traseras, mientras que en la parte delantera cuenta con dos motores, uno por rueda. Gracias a este sistema, se puede distribuir el par a las cuatro ruedas con gran precisión, lo que resulta en un manejo dinámico excepcional y una gran estabilidad.

lexus-lf-fc-fuelcell_

La colocación de los elementos también es novedosa. La pila de combustible se encuentra situada en la parte trasera. La unidad de control de potencia se encuentra en la parte delantera, mientras que los tanques de hidrógeno se encuentran situados en configuración tipo T, para permitir una óptima distribución de pesos. No sabemos que tal funcionará este sistema para refrigeración de la pila de combustible. Lo que sí parece es que hacen falta más metros de cable.

El prototipo dispone de solo cuatro plazas, probablemente debido a la situación de los tanques de hidrógeno en forma de T. Algo así como le pasaba al Volt de primera generación. El Lexus también cuenta con funciones de conducción autónoma, con la intención de evitar accidentes.

lexus-lf-fc-concept-inline-photo-663230-s-original1

El diseño es realmente espectacular. Dominado en la parte delantera por una gran parrilla, típica de los Lexus. La parte trasera cuenta con unos faros que nos recuerdan a los del Toyota Mirai.

El prototipo simplemente ofrece una mirada en la dirección del diseño y la tecnología que llevará el LF en el futuro. Por lo tanto, por el momento, no va a llegar a la producción. Eso sí, lo más probable es que en el futuro un coche Lexus lleve una pila de combustible de hidrógeno, y el LF tiene muchas posibilidades.

Fuente | Autocar


puntos de carga

Compártelo:

9 comentarios en “Lexus LF-FC prototipo de pila de combustible de hidrógeno”

  1. Un diseño muy espectacular y de acertada estética, que sin embargo no puede ocultar sus grandes carencias, obligadas por las «imposiciones» del H2, y que contrastan con el aire futurista que quiere tener y sobre todo no resiste ninguna comparación con un coche diseñado desde cero con baterías. A simple vista algunas:

    1) En 5,30 m de coche solo se pueden ubicar 4 plazas. No es que se haya pretendido hacer así. Es que la necesidad de ubicar unos depósitos que han de ser obligatoriamente de forma cilíndrica, con un considerable volumen para poder almacenar el H2 incluso a los 700 bares, condiciona sobremanera el diseño, y al colocarlos en forma de T, para disminuir altura, elimina una plaza.

    2) Como consecuencia de lo anterior y resultado de ese diseño, debe ser un «gustazo» y una tranquilidad ir sentado, rodeado por esos depósitos llenos de H2 a 700 bares.

    3) La amplia rejilla obligatoria para el suministro de O2 y para la refrigeración, condicionará su coeficiente aerodinámico, que de ninguna manera podrá igualar a un coche con batería equivalente, ya que su frontal puede ser casi ciego. Necesitará además de considerables conductos o incluso una circulación forzada para llegar ese aire a la célula de combustible.

    4) Con la pila en la parte trasera habría que ver la capacidad del maletero a pesar de los 5,30 m de longitud. Sería también interesante ver la accesibilidad mecánica a esa pila, que necesita de revisiones y recambios periódicos. Supongo que dada la longitud del vano delantero ese será el maletero, porque no creo que la unidad de potencia lo ocupe completamente, porque entonces no se salva ni como prototipo.

    Responder
  2. Me sorprende que no digan absolutamente nada de prestaciones ni aprovechen para soltar aquello de «autonomía y tiempo de carga» que tanto les gusta destacar… espero que no sea un prototipo de deportivo de 150cv por que al final van a ser un quiero y no puedo.

    Responder
  3. Este ni de coña iguala los 2 maleteros del Tesla Model S y sus 5 plazas y eso que mide 33 cm más que es una barbaridad.

    Seguramente todos los motores eléctricos sumando potencias ni lleguen a los 300 CV, por eso no han publicado el dato.

    Lo de las 4 plazas y los depósitos a 700 bares pegados al costado a la altura del riñón es lo mejor…. Para salir corriendo. 🙂 🙂 🙂

    Responder
    • JJ ¿por qué te preocupa tener un contenedor a 700 bares pegados al riñón y no te preocupa estar sentado sobre un depósito de gasolina de 60Kg con sus 2.700.000 Kj o 750 Kwh? los submarinistas llevan a la espalda botellas a 350 bares desde hace 75 años y nunca he oido que nadie se accidentara por ello, las botellas de oxigeno comerciales de los hospitales están cargadas a 200 bares, los camiones que circulan con gases como el CO2, el Nitrógeno o el Helio llevan botellas a 300 bares.

      Responder
      • Por esto por ejemplo:

        https://forococheselectricos.com/2015/01/explota-un-camion-gas-natural-en-estados-unidos.html

        pero con 500 bar más, y ser el hidrógeno altamente inflamable con explosión violenta, cuando se acumula (bajo el capó por ejemplo, o en la parte superior de la cabina, etc.) y llega a una relación determinada con el aire.

        Tampoco me gusta ir sentado encima de un depósito de gasolina, pero las consecuencias en ese caso se circunscriben a un círculo de metros, mientras que en el caso del H2, serían centenas de metros, llegando al millar.

        En el caso de la gasolina además se ha aceptado y generalizado y no se le da tanta importancia (lo han conseguido), pero no por eso deja de ser preocupante, que por ejemplo cuando veamos un accidente de coche en una película, asociemos inmediatamente la idea de la explosión del depósito como algo «natural», cosa que ocurre bastante a menudo en la realidad, y se le ha devaluado su peligrosidad. Hagamos la prueba e invitemos a sentarse a gente encima de un depósito de gasolina de 60 l. Mucha preferirá sentarse en el suelo, sin embargo, lo hace todos los días en su coche.

        Por eso, por mi parte, no quiero que se implante el riesgo de explosión del H2, como algo que «hay que aceptar en beneficio del progreso», y que una vez aceptado no le hagamos caso.

        Estamos a tiempo, y que una cosa sea mala, no implica que podamos aceptar otra peor, ya que como te digo con el H2 a 700 bares, aunque yo no vaya sentado encima y revienta, si estoy a 300 m, por ejemplo me afecta, ¡Vaya si me afecta!.

        Responder
        • Efectivamente, nadie los usa.

          Si los están usando en los coches es precisamente porque si no lo hicieran se comerían el 50% útil del coche en los depósitos.
          Mientras las baterías van reduciendo tamaño y peso, los FC tienen los depósitos apretados desde el principio, nada menos que al doble de lo que se usa habitualmente.

          Responder

Deja un comentario