¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en España?

El coste de la recarga de un coche eléctrico es todavía un gran desconocido para buena parte de la población. Las constantes alarmas sobre la subida de la luz en nuestro país hace pensar a mucha gente que si se compra un coche eléctrico el importe de su factura se disparará. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Con la tarifa adecuada, el ahorro de tener un coche eléctrico respecto a uno de combustión puede ser notable. Te lo demostramos con datos.

Por qué moverse en coche eléctrico es más barato

Hay dos motivos principales por los cuales moverse en coche eléctrico es más barato que hacerlo con un coche de combustión: la eficiencia del coche eléctrico y el coste de la electricidad.

La realidad es que un coche eléctrico es alrededor de tres veces más eficiente que uno de combustión. Esto se traduce en que necesita un tercio de la energía que uno de combustión para moverse. Y eso, aunque las fuentes de energía sean diferentes, se nota en el coste.

Pongamos un ejemplo sencillo, sino meternos en unidades ni tecnicismos. Imaginemos que entregamos a un motor diésel «100 unidades de energía». Ese motor, nos devolverá alrededor de 30 «unidades de energía» en forma de movimiento. Si hacemos lo mismo con un motor eléctrico, este nos devolverá 90 «unidades de energía» en forma de movimiento. Nada menos que una eficiencia tres veces superior. Por supuesto, si un coche gasta menos energía, también tendrás que comprar menos energía para que este se mueva.

Por otro lado, está el coste de la electricidad. Partiendo de la base de que quien tiene un coche eléctrico lo carga habitualmente en casa o en un garaje comunitario, el coste de moverse en coche eléctrico puede verse reducido a poco más de un euro cada 100 kilómetros.

Pero para conseguir un precio tan competitivo, es necesario tener contratada la tarifa adecuada. Para todos aquellos propietarios que tengan un coche eléctrico en casa y vayan a cargarlo por la noche, esa tarifa es la se la conoce como la tarifa del Vehículo Eléctrico o tarifa 2.0 DHS.

Si en la tarifa normal todos los kilovatios hora consumidos se facturan al mismo precio, en el caso de la tarifa del Vehículo Eléctrico o tarifa 2.0 DHS la cosa cambia, habiendo tres periodos horarios con tres precios diferentes.

Horarios para la tarifa del vehículo eléctrico o 2.0 DHS:

  • El periodo tiene una duración de 10 horas, desde las 13h a las 23h.
  • El periodo valle tiene una duración de 8 horas, desde las 23h a la 1h y desde las 7h a las 13h.
  • El periodo supervalle tiene una duración de 6 horas, desde la 1h a las 7h. Es el idóneo para la recarga de los vehículos eléctricos al mejor precio.

Por ejemplo, la siguiente imagen muestra los precios de la electricidad para el viernes 3 de noviembre:

Como se puede comprobar, el precio más bajo es de 0,06574 €/kWh, correspondiente al periodo supervalle. A este precio habría que sumarle el el impuesto sobre electricidad y el IVA, quedando un resultante de 0,08361 €/kWh.

Si tenemos en cuenta que un coche como el Nissan LEAF tiene un consumo entorno a 15 kWh/100 km, recorrer 100 kilómetros cargándolo con la Tarifa del Vehículo Eléctrico (2.0 DHS) tiene un coste de 1,254 euros. Esto contrasta con el coste de mover un coche diésel que tenga un consumo de 6 l/100 km, que es de 6,93 euros. Casi seis veces más.

También es necesario mencionar que la compra de un coche eléctrico no se traduce automáticamente en la necesidad de aumentar la potencia contratada, aunque puede pasar. Eso dependerá de las necesidades de cada uno y del resto los consumos eléctricos del hogar, principalmente los que se den por la noche. Hay que tener en cuenta que el aumento de la potencia contratada también aumenta el importe fijo de la factura de la luz.

¿Qué pasa si recargo fuera de casa?

Aunque lo habitual sea cargar en casa, hay momentos en los que utilizar un punto de recarga público es necesario. Puede ser porque realizas un uso intensivo de tu coche eléctrico, o porque has decidido irte de viaje con él. ¿Cuánto cuesta recargar el coche en estos casos?

Lo cierto es que es difícil aventurarse a decir cuánto cuesta cargar un coche eléctrico fuera de casa. Muchas veces te puede encontrar que los puntos de recarga son gratuitos, como puede ser la metrolinera de Madrid o la extensa red de recarga rápida de Barcelona. También puedes encontrarte con puntos de recarga propiedad de gestores de carga cuyo negocio se basa en la venta de este servicio. En este caso la tarifa dependerá de cada empresa, del tipo de recarga y de si eres usuario habitual o no. 

Por normal general, siempre que tengas que pagar por recargar tu coche eléctrico fuera de casa será más caro que hacerlo en el hogar. Sin embargo, debes recordar que es algo que realizarás ocasionalmente, mientras que el grueso de las recargas las harás en casa por muy poco dinero.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame