¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Las marcas de coches de lujo comienzan a diseñar estrategias centradas en el coche eléctrico ante el empuje de Tesla

Durante años, Estados Unidos fue un mercado muy jugoso para fabricantes como BMW, Mercedes-Benz y Audi. Los tres fabricantes premium vendían (y venden) enormes cantidades de sus caros modelos a las clases adineradas del país norteamericano, que aprecian la tecnología y los acabados impecables de los tres grandes alemanes.

Sin embargo, esta tendencia está comenzando a cambiar, y los fabricantes premium deberán adaptarse rápidamente al mercado si no quieren perder su trozo de pastel en el competido panorama estadounidense: la llegada de nuevas tecnologías, como el coche eléctrico y el coche autónomo, están obligando a las marcas de lujo a actualizar sus gamas a ritmos forzados para no perder el tren.

BMW i Vision Dynamics. Una berlina eléctrica con 600 kilómetros de autonomía que llegará en 2021

Un buen ejemplo lo tenemos en BMW. Durante años, sus sedanes deportivos han gozado de unas ventas más que saludables en mercados como California.  Las Series 3, 5 y 7 han sido siempre consideras una referencia a nivel de chasis, y su imagen lujosa ha sido muy valorada por los consumidores.

Sin embargo, la aparición de Tesla le está jugando una mala pasada. Su buque insignia, el BMW Serie 7, ha sido superado en ventas por el Tesla Model S, mientras que el Tesla Model 3 ha eclipsado a todos sus rivales del segmento D a pesar de su lista de espera y sus continuos retrasos. Una mala noticia para el Serie 3, que ve como el Model 3 seduce a las clases adineradas con su propuesta eminentemente tecnológica.

Para hacer frente a esto, BMW está desarrollando una estrategia para adaptarse a un mercado cambiante, estrategia que se ha mostrado en el Salón de los Ángeles bajo la forma de varios prototipos. Por un lado, el BMW X7, un SUV de gran tamaño especialmente adaptado al gusto estadounidense que llegará al mercado asociado a una motorización híbrida enchufable. Por otro lado está el BMW iVision, un prototipo que adelanta las líneas maestras el futuro BMW i5, un modelo 100% eléctrico que llegará en 2021 para competir con el Model 3.

Otros fabricantes premium están siguiendo el mismo camino: Mercedes con su submarca eléctrica EQ, Volvo y Polestar con sus planes de electrificar al completo sus gamas, Aston Martin con el RapidE, Porsche con el Mission E, Bentley… Todos quieren entrar a competir en el suculento mercado eléctrico, que previsiblemente eclosionará dentro de un par de años, aumentando las ventas de eléctricos de forma exponencial.

Relacionados

Fuente | Reuters

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame