¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Render del coche eléctrico de Dyson. Diseño agresivo y batería de electrolito sólido

Sin mucho ruido está avanzando el proyecto del fabricante británico de aspiradoras Dyson para posicionarse en el competitivo sector del automóvil. Y al igual que muchas startups, lo quieren hacer de la mano de un coche eléctrico.

De momento apenas hay detalles de este, más allá de las palabras del fundador de la compañía de que no será un superdeportivo, ni tampoco un modelo familiar tipo Nissan LEAF. Algo que deja mucho espacio para imaginar como podría ser la propuesta final.

El electrolito sólido. Una batería revolucionaria que espera un último impulso para su llegada al mercado

Desde la revista italiana Omniauto han puesto a sus diseñadores a trabajar para plasmar el aspecto que podría tener el coche eléctrico de Dyson. Y el resultado es de lo más llamativo. Un deportivo con una clara inspiración en las propuestas de McLaren, de dos puertas y posiblemente también dos plazas. Un aspecto realmente atractivo.

Pero lo más interesante podría estar dentro de su cuerpo. Desde Dyson se ha confirmado que trabajan en ser los primeros en lanzar al mercado un coche eléctrico dotado de una batería de electrolito sólido. Una tecnología con un gran potencial de futuro, que de momento está siendo usada más con fines publicitarios por un importante número de marcas y desarrolladores.

La cuestión es que el proyecto de Dyson a pesar de las dudas de grandes nombres como el director ejecutivo de Aston Martin, parece caminar en la buena dirección. Se estima que la inversión para el desarrollo de este primer modelo será de unos 2.000 millones de libras, que es la mitad de lo invertido por Renault y Nissan en la puesta en marcha de su primera generación de coches eléctricos.

Desde hace algo más de dos años trabajan en esta iniciativa unos 400 empleados repartidos en diferentes departamentos. Una sección que está contratando de forma agresiva a talentos de otras marcas, como Aston Martin o BMW. Incluso se rumorea que el propio gerente de ventas de BMW, Ian Robertson, podría incorporarse a la directiva de este nuevo fabricante.

Ahora faltan por conocer el resto de detalles, como la tecnología que usarán para las baterías, pero también otros tan importantes como la localización seleccionada para su fabricación. Algo que de momento han dejado abierto con una frase de su presidente, que ha indicado que fabricarán allí donde encuentren la mano de obra más cualificada y el acceso a suministros.

Relacionadas

Vía | Omniauto

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame