El coche del futuro será eléctrico y autónomo, pero, ¿qué aspecto tendrá?

El coche del futuro será eléctrico y autónomo, pero, ¿qué aspecto tendrá?


A día de hoy, los coches eléctricos utilizan carrocerías similares a los coches de combustión. Esto no es de extrañar, pues tras décadas de pulido, los fabricantes tienen muy claras las formas ideales para este tipo de configuración. Sin embargo, el futuro pertenece a los coches eléctricos y autónomos, vehículos cuyas formas probablemente tengan que adaptarse a sus nuevas características técnicas.

Advertisement Advertisement

Así, uno de los principales cambios será que el morro de los vehículos pasará a ser más corto. Esto se deberá principalmente al hecho de que los motores eléctricos ocupan mucho menos espacio que un motor de combustión. Además, el espacio liberado bajo el capó servirá para conseguir un maletero delantero (frunk).

A pesar de esto, el morro no terminará de desaparecer, pues siguen siendo necesarias las estructuras de deformación programada frontales para garantizar la seguridad en caso de choque. Sin embargo, algunos expertos aseguran que con la llegada de los coches autónomos, las estructuras de deformación podrán disminuir también su tamaño, al contar el coche con diversos sensores capaces de evitar los choques.

La distancia entre ejes también aumentará gracias a los motores eléctricos. Esto permitirá un mayor aprovechamiento interior, así como una mejor estabilidad. Los voladizos de los coches también serán menores. Por otro lado, la altura de las carrocerías será superior, como consecuencia de la presencia de baterías en los bajos. Por lo tanto, los SUV no sólo seguirán siendo una moda, sino que incluso se convertirán en el estándar de la industria.

Así, los coches tendrán cabinas más espaciosas y diáfanas capaces de aprovechar mejor el espacio interior, ya que la conducción autónoma permitirá habitáculos más despejados y libres de controles (que serán retráctiles). Además, la longitud total de los coches podría disminuir a pesar de contar con un interior más espacioso, gracias a la expansión de la cabina hacia delante (consecuencia de eliminar parcialmente el morro del vehículo) y a la mayor distancia entre ejes.

Fuente | CNBC



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

14 comentarios en “El coche del futuro será eléctrico y autónomo, pero, ¿qué aspecto tendrá?”

  1. Tendrán un aspecto parecido al de los key-car japoneses. Coches cuadradotes, con máxima habitabilidad interior y mínimas dimensiones. Y altos.
    Para entendernos… nos sentaremos en ellos como en una silla, no como en un sofá.
    Además, el coche será el vehículo para «las últimas millas». No el vehículo para viajar, ya que el viaje se hará más bien en transportes colectivos (avión, tren de alta velocidad, etc.).

    Por cierto… felicidades por la modificación de la página. Mucho más chula así.

    Responder
    • Ojo, no hay que perder de vista la aerodinámica, reduce consumos y eso siempre será importante. Y eso de que el coche no se utilizará para viajes largos no te lo compro, el transporte colectivo existe desde hace décadas y no ha extinguido el coche particular. Además, todavía hay zonas rurales, entornos naturales y destinos no masificados a los que no llega ningún transporte colectivo decente.

      Responder
  2. Yo no creo que los coches sean cuadrados, tal vez los taxis, pero siempre habrá deportivos, todoterrenos, … los coches tienen usos muy diferentes y hay mercado para todos ellos.

    Responder
    • Me encanta el Ami-6. En su versión berlina, apenas se vendió en España, pero en su versión familiar sí. Y era un coche con una estética muy extraña… pero a mí siempre me ha parecido una chulada.

      Responder
  3. Yo pienso cabe la posibilidad de que los motores terminen integrados en las ruedas, sobre todo en coches urbanos. Esto requeriría un rueda con algún tipo de auto amortiguación y, por tanto, más grande, pero liberaría la totalidad del espacio, permitiendo coches muy pequeños por fuera y muy amplios por dentro.

    Responder
    • El peso no amortiguado de las ruedas disminuye el contacto al suelo ………….es verdad.
      Pero pienso igual que tú, porque no pretendo que séa un todoterreno, ni que corra más que 140, cuando solo se permiten 120.
      En cambio, los motores integrados ahorran diferencial, engranajes y espacio.
      un saludo

      Responder
  4. Me imagino coches sin frontal y sin trasera sobre todo los urbanos .Vehículos que tengan dirección en las 4 ruedas y puedan maniobrarse mucho mejor incluso de varias plantas

    Responder
  5. En cuanto haya una densidad energética de baterías suficiente, los coches desaparecerán como tales y los desplazamientos que ahora se hacen en coche, se harán con drones, autónomos o no.

    Los drones con unas baterías de densidad suficiente, serán más baratos de producir y mantener que los coches al desaparecer todo el tren motriz, sustituido por hélices, ser más seguros al poder maniobrar en 3D, para evitar colisiones, y tener trayectorias menos rígidas. Las infraestructuras para canalizar el tráfico, serán mucho menos costosas. Las superficies de aparcamiento se multiplicarán, y el acceso a los edificios altos de las ciudades jugará un punto importante para su adopción.

    Por tanto a los vetustos coches con motor térmico le quedan dos metamorfosis que pasar, y no tendrán tanto tiempo de cuajar en estereotipos, ni una época tan larga como han tenido hasta ahora.

    Responder
    • Interesante punto de vista. Sin embargo, yo creo que el dron tiene un problema de aceptación (a la gente le da repelús) y otro de regulación de tráfico. Por eso, pienso que tardará en ser masivo y, posiblemente no lo será hasta que no sea totalmente autónomo, eliminando así el problema del tráfico.

      Responder
      • Creo que ahora mismo el eléctrico con respecto al térmico, tiene más problema de aceptación, que los que pueda tener el dron en su momento. Esos problemas en el eléctrico, desaparecen ipso-facto en cuento se prueba y se comprueba de primera mano el avance, y la viabilidad. Supongo que pasará lo mismo con el dron.

        El problema de regulación del tráfico es real y muy serio, pero ya hay mucha gente investigando y trabajando en ello, que están aportando soluciones tanto a nivel de corredores, su señalización, altitudes, zonas restringidas, etc. como de legislación.

        Dubai, va a ser un escenario ya (taxis y policías), Miami y otras ciudades también se van a apuntar. El coche eléctrico entrará de golpe pero será fugaz.

        Responder
  6. Imagino que parecidos al civic hatchback del 2006, con un frontal muy corto y sin parrilla, el maximo espacio interior aprovechable y forma de huevo para ser mas aerodinamico. Esta todo inventado.

    Responder
  7. Como diseñador industrial me fascina las posibilidades de la tecnologia electrica en coches, en cuanto los departamentos de diseño se «saquen de encima» los viejos estereotipos marcados por los miedos al cambio la evolucion va a ser sorprendente.

    Responder

Deja un comentario