¿Los coches de hidrógeno recuperarán el terreno perdido con los eléctricos a baterías?

¿Los coches de hidrógeno recuperarán el terreno perdido con los eléctricos a baterías?

Durante años, la industria del automóvil dedicó ingentes recursos a desarrollar la tecnología de la pila de combustible de hidrógeno. Esta solución prometía un transporte más limpio (los coches de hidrógeno sólo emiten agua), y autonomías y tiempos de repostaje similares a los coches de combustión. Sin embargo, lo caro de su tecnología y las dificultades para desarrollarla llevaron a su estancamiento en la práctica.

A día de hoy, los coches eléctricos a baterías parecen haber tomado su puesto como la solución de movilidad para el futuro. Al contrario que la pila de combustible, las baterías están evolucionando de forma muy rápida, y se espera que de aquí a muy pocos años hayan reducido enormemente su precio, aumentado sus capacidades varias veces, y que se construyan con materiales más accesibles y cada vez menos contaminantes. Además, las recargas rápidas permitirán tiempos de carga mucho menores.

El hidrógeno por su parte se enfrenta a varios problemas: al contrario que con el coche eléctrico a baterías, su infraestructura es muy compleja de desarrollar, y a día de hoy es casi inexistente. Producir hidrógeno implica un gasto de electricidad que podría destinarse directamente a cargar un coche eléctrico sin apenas pérdida de energía, lo que hace que la producción de hidrógeno sea más ineficiente. Su almacenamiento es complejo, y sus costes de desarrollo son elevados, debido por ejemplo a la necesidad de platino (un metal escaso y muy caro) para su fabricación.

Sin embargo, fabricantes como Toyota siguen apostando por el hidrógeno de cara al futuro. Sus argumentos son que con una pila de combustible de hidrógeno en el futuro se podrá viajar más lejos que con un coche eléctrico (sin embargo, modelos como el Tesla Roadster y sus 1.000 km de autonomía no se lo van a poner fácil), y que es un tipo de solución muy útil para el transporte pesado.

Según Toyota, los próximos coches de hidrógeno que lanzarán al mercado serán mucho más baratos que el actual Mirai, gracias a una reducción de costes generalizada y a una producción mayor. Además, también se encuentran desarrollando un camión de hidrógeno.

¿Tiene razón Toyota, y a la pila de combustible de hidrógeno le queda mucha vida por delante?

25 comentarios en “¿Los coches de hidrógeno recuperarán el terreno perdido con los eléctricos a baterías?”

  1. El hidrógeno lo veo más para transporte muy pesado, como el tren que ha sacado Alstom, para sustituir a los diésel allí donde no hay tendido eléctrico, y donde poner una hidrogenera en una terminal para dar servicio a cientos de trenes puede ser viable. Aunque lo tendría complicado el competir con un tren con con baterías y recargas parciales en las paradas.

    Las baterías en diez años van a tener unas capacidades altas (más de 1000km no es necesario, y con 500km ya sería más que suficiente) con mucho menos volumen y peso, y precios mucho más bajo. Lo único que podría competir con las baterías para vehículos particulares serían los supercapacitores.

    Debido al coste en disociar agua para obtener hidrógeno, comprimirlo a las altas presiones y su transporte a hidrogeneras para que pueda ser usado por los coches, hace que el hidrógeno nunca pueda competir con los vehículos a batería cuya eficiencia será cercana al 98%.

    Responder
      • Por lo mismo que necesitan actualmente motores Diésel. Por la falta de tendido eléctrico en las vías, tal y como él mismo comenta.

        Responder
      • Los tranvías de Zaragoza tienen supercapacitadores para no usar catenaria durante un trecho de su recorrido por el centro y el cruce por el Ebro. Llevan funcionando unos cuantos años ya.

        Responder
  2. Discrepo profundamente contigo, Anonymous:
    La producción de hidrógeno puede y llegará a ser tan eficiente como la de la propia electricidad sin apenas dependencia de terceros.
    El transporte de hidrógeno a baja presión es de complicación similar al de gas natural y de menor impacto, al menos paisajístico, que la electricidad.
    Un vehículo de pila de combustible, a igualdad de prestaciones, va a ser más ligero que uno a baterías, por la muy superior densidad energética del hidrógeno. Especialmente importante para camiones y aviones, pero tb para cualquier móvil.
    En cuanto al precio, es cuestión de niveles de producción, por lo de la economía de escala.

    Responder
    • Pues yo discrepo profundamente contigo Mikel, la producción de H2 nunca podrá ser tan eficiente como la de electricidad porque hace falta varias veces la energía que almacena para producirlo, piensa en ello, VARIAS VECES LA ENERGÍA QUE ALMACENA PARA PRODUCIRLO. No recuerdo el ratio exacto, pero debe ser entre 3 o 5 a 1. Es decir, para tener el equivalente a 20Kwh en H2 (energía a la rueda en un coche eléctrico, no hablo de quemarlo) hace falta gastar de 60Kwh a 100Kwh de electricidad. ¿Te das cuenta del despilfarro? Si esa electricidad la metes directamente en una batería tienes para 3 a 5 veces más kilómetros. Esto hablando de la producción mediante electrólisis, si lo obtenemos a partir de gas natural estamos con la misma cagada medioambiental que con la gasolina, por tanto nunca podrá ser el futuro, el futuro ha de ser limpio o no será. Después, eso de que la producción de H2 podrá llegar a ser independiente de terceros, no me hagas reír anda, el día que sea más fácil producir y almacenar un gas extremadamente inflamable y explosivo que poner unas placas solares en el tejado me corto los huev*s.

      En cuanto al transporte, me da igual que sea de una complicación similar al gas natural, ambos son mucho más difíciles y peligrosos de transportar que la electricidad. Mira, dentro del móvil que llevo en el bolsillo se transporta electricidad por miles de caminos, solo tienes que tirar un cable del punto A al punto B, haz eso con H2.

      En cuanto a la supuesta ligereza del vehículo a H2, el Toyota Mirai pesa 1850Kg, ahí es nada, es un coche muy pesado, más que el Model 3 por cierto, donde está el supuesto ahorro en peso????

      Y en cuanto a lo que dices del precio, de que depende de niveles de producción, no crees, alma de cántaro, que el mismo razonamiento es aplicable a las baterías.

      El hidrógeno será una opción cuando se pueda producir de forma muy barata, con una eficiencia de más del 70-80% y eso si las baterías no avanzan mucho más. Como algún día sepamos como fabricar en condiciones baterías de metal-aire o evolucionen más los supercondensadores adiós al H2. Sabes que densidad energética teórica tiene la batería de litio-aire?? 11.140 Wh/kg, prácticamente LA MISMA QUE LA GASOLINA y con motores con una eficiencia del triple. Dentro de algunas décadas se reirán de los incrédulos de nuestro tiempo, cuando los coches eléctricos tengan 2.000 km de autonomía gracias a estas baterías

      Responder
    • ¿De dónde sacas que distribuir gas es
      más sencillo que distribuir electricidad? ¿En qué planeta?

      Tan fácil es distribuir electricidad que llega a todas las habitaciones de todas las casas. Y, aún más, si quieres añadir puntos (para no tener que levantarte de la cama a pinchar el teléfono, por ejemplo), bajas a la tienda de la esquina, compras un alargador por cuatro duros y lo pones tú mismo.

      Prueba a llevarte varias tomas de gas a la mesilla de tu dormitorio, ya verás que risa.

      ¡Vamos qué…!

      Responder
  3. En españa al menos no hay una red de recarga, lo que en la practica limita su uso a flotas de camiones con base y destino propias que quieran entregarse a esta tecnologia, lo cual no la hace viable para el gran publico.
    al contrario que los electricos donde un enchufe puede instalarse en cualquier garaje el hidrogeno genera problemas adicionales por conservacion del mismo, lo cual gasta energia.

    Cableado eléctrico estatal hay por todas las calles y muchas carreteras y fácilmente con voluntad política se podría apañar una excelente red de recarga publica de eléctricos, muchos establecimientos de carretera tienen fácil poner un cargador para vehículos eléctricos en cambio el hidrógeno es otra historia, al menos en España, como esta hoy en dia la cosa no van a vender ni un triste coche y no por mala tecnología sino por infraestructura, creo que toyota se equivoca, no se si a nivel global pero al menos a nivel estatal ¿como se va de Madrid a Barcelona con un coche de hidrógeno??? en la grúa cuando te quedes tirado y no puedas recargar.

    Responder
  4. No, solamente servirán para vivir unos años con las subvenciones de aquellos países donde les cuelen sus ventajas ocultando las desventajas, y como no se den prisa y los EV se masifiquen, ni eso.

    Responder
    • Ah y añado, tampoco para el transporte pesado antes de que salga el típico que insinúa que a una empresa le da igual tirar el dinero.

      Responder
  5. De verdad tenemos que tener esta discusión cada X tiempo, pensé que estaba claro que todos los fabricantes ya se habian resignado a que el coche eléctrico es el futuro, hasta Toyota ya reconoce que para el 2050 todos los coches serán eléctricos (yo pienso que antes), así es que por favor dejemos de dar «pabulo» al hidrogeno y centremonos en acelerar la implantación del coche eléctrico.

    Responder
  6. El 25% del CO2 con el que España contamina el planeta procede sólo de la eléctrica Endesa.
    El hidrógeno se puede producir sin participación de la electricidad. Nada más que añadir. Saludos.

    Responder
    • No te empeñes Mikel.
      El H2 se produce de dos formas, o consumes electricidad con un rendimiento mucho peor que una batería, o usas gas con un rendimiento peor que un coche gas.
      Y encima, cuando haya sequía, tienes que parar el pais entero. ¿O gastas el agua para mover los coches?

      Responder
    • Por favor, dinos como se produce H2 sin que participe la electricidad, como te veo venir te diré que las refinerías también consumen electricidad y lo que es peor, utilizan hidrocarburos. Estamos esperando…

      Responder
  7. ¿Tiene razón Toyota con la pila de combustible de hidrógeno?

    No. Toyota quiere tontear con ser una Nokia.
    Esperemos que no haga como esta y saque también VEB (Vehículos Electricos de Batería).

    Responder
  8. Yo creo que será inevitable (y positivo) que convivan de la forma que actualmente lo hacen otras tecnologías que se aplican según las distintas necesidades.

    Lo único que remarcaría como importante para el hidrógeno, es que la energía que se utilice para crear el combustible sea sostenible, si no será cambiar un problema por otro.

    Responder
    • Fíjate que si la energía fuera sostenible, y las baterías del eléctrico se pudieran recargar en 5 minutos, sin degradarse por aumento de calor, olvidariamos el hidrógeno por ineficaz y costoso en infraestructuras, por ineficaz al consumir de tres a cinco veces lo que un eléctrico en su proceso de producción, y por infraestructura, por que para el eléctrico ya la tenemos, adaptándola solo en lo que sea necesario, pero no soñemos que la realidad aún es tozuda. ¿y habrá suficiente materia prima para una gran escala de producción del coche eléctrico?, por ejemplo Cobalto. Buscar información y veréis, la cosa a día de hoy está muy difícil aún.

      Responder
  9. Estamos muy ilusionados con el coche eléctrico, pero mientras no haya asegurada la materia prima cómo el Cobalto y otras……..difícil lo veo. Aquí todo se habla a futuro, pero olvidamos la realidad presente, no seamos ingenuos. Es muy fácil sacar un coche eléctrico y decir que cuando se produzcan en masa bajarán el precio, ¿con qué tipo de batería será eso si aún no sabemos cuál va a ser ese futuro?. Todo son elucubraciones modernista ecologistas con poca base real, soñar si sale gratis. Y del coche de hidrógeno no hago comentario por que es una falacia pensando en un ahorro energéticamente hablando por su gran consumo eléctrico para generar ese hidrógeno. En fin…..que los deseos muchas veces van más rápidos que la realidad.

    Responder
  10. Nota para el análisis: Producir hidrógeno implica un gasto de electricidad que podría destinarse directamente a cargar un coche eléctrico sin apenas pérdida de energía, lo que hace que la producción de hidrógeno sea más ineficiente. Su almacenamiento es complejo, y sus costes de desarrollo son elevados, debido por ejemplo a la necesidad de platino (un metal escaso y muy caro) para su fabricación.
    Toyota y los otros fabricantes que apuestan por hidrógeno, pueden seguir impulsando su desarrollo y en eso nadie puede estar en desacuerdo, es su dinero, es su tiempo y es su apuesta. Pero cuando las preferencias de los consumidores están mostrando en la brújula comercial, que prefieren la sencillez de una batería y un motor eléctrico esta vez y no un nuevo reloj de Cuco como lo fue el de combustión interna, como este nuevo intento ( Hidrógeno ) con una extrema complejidad en toda área de esta tecnología, que solo concentrará el dominio tecnológico en 5 manos y elevara innecesariamente los costos del transporte humano del futuro. Toyota quizás puede malgastar dinero, pero Mazda no, Subaru Tampoco y ellos deberán tomar su decisión rápidamente y creo que como la industria en general terminaran apostando razonablemente a los «VE».

    Responder

Deja un comentario