¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Volvo dice que el XC40 eléctrico será rentable desde el primer momento, y su precio será algo más alto de lo esperado

El pasado mes de junio, Volvo confirmaba de forma oficial que su primer coche eléctrico será el XC40. Un todocamino compacto que llegará al mercado en 2019, y que será la punta de lanza del fabricante sueco en esta nueva generación.

Además del modelo, segmento, y la fecha de llegada, sabemos que esta variante contará con una autonomía real de 320 kilómetros. Pero nos faltaba saber su precio.

Los rumores indicaban que este se situaría entre 35.000 y 40.000 euros. Un coste que sin ser rompedor, se enmarcaba dentro de la media de otras propuestas similares, teniendo en cuenta el extra que ofrece el diseño y calidades de Volvo. Pero parece que finalmente Volvo no está pensando en poner a la venta un coche en ese rango de precio.

En una entrevista con la prensa norteamericana, el director ejecutivo de Volvo, Håkan Samuelsson, ha indicado que no tienen intención de perder dinero con sus coches eléctricos, y estos serán rentables desde el primer momento. Algo que supondrá según el ejecutivo que el XC40 eléctrico se colocará en una cifra más cercana a los 50.000 dólares.

Además de un precio más elevado, Volvo espera poder rentabilizar antes su inversión gracias a la colaboración con la nueva empresa del grupo, Polestar, con la que colaborarán para compartir elementos e inversión. Una alternativa que permitirá acceder a mejores costes que compensen el mayor coste de desarrollo de los sistemas eléctricos en esta primera fase.

El propio Samuelsson lo ha puesto de releve, añadiendo que esta será una primera fase de un proyecto que les llevará a contar con un 50% de ventas de coches eléctricos a nivel global para el año 2025. Especificando en su momento que hablan de eléctricos a batería, sin contar híbridos ni híbridos enchufables. Una fecha para la cual esperan que los precios de desarrollo de los eléctricos hayan bajado hasta colocarse por debajo de los sistemas de combustión.

Realmente un reto enorme a nivel porcentual, pero que no supondrá un nivel de producción demasiado elevado si lo comparamos con las grandes marcas por volumen. Y es que en 2017 Volvo entregó en todo el mundo 571.577 coches. Algo que supondrá que para 2025 al menos 280.000 unidades sean 100% eléctricas, de las cuales muchas estarán destinadas al mercado chino.

Relacionadas | Este Volvo 142 de 1972 ha sido transformado en un coche eléctrico mediante una conversión de bajo coste

Vía | Wards Auto

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame