Renault podría jugar la baza del precio con el nuevo ZOE, haciéndolo mucho más barato que el actual

Renault podría jugar la baza del precio con el nuevo ZOE, haciéndolo mucho más barato que el actual


El Renault ZOE vio la luz por primera vez en el año 2012. El pequeño utilitario 100% eléctrico del segmento B ha sido, entre los años 2015 y 2017, el modelo enchufable más vendido del mercado europeo. Si bien a principios de año se vio superado por su primo Nissan LEAF, perteneciente también a la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, en julio ha vuelto a tomar la delantera, por lo que podría repetir como líder en ventas de Europa en 2018.

Advertisement Advertisement

El ZOE es un modelo que ha evolucionado mucho desde su presentación. Basado en la plataforma B de la Alianza (que apareció en 1998 con el Clio II y actualmente utilizan modelos como el Clio IV, el Captur o el Nissan Micra), el modelo ha ido recibiendo mejoras a todos los niveles hasta llegar a su configuración actual: cuenta con un motor R110 de 107 cv, carga en corriente alterna de hasta 22 kW, y una batería de 41 kWh con celdas LG Chem y refrigeración por aire forzado que le permite alcanzar los 300 km de autonomía bajo el ciclo WLTP.

Inicialmente, se pensaba que la segunda generación del ZOE, que llegará al mercado en 2019, se basaría en la nueva plataforma modular eléctrica CMF-EV de la Alianza. Sin embargo, parece que finalmente la segunda generación será un profundo restyling del actual modelo, solución que ya hemos visto que seguía Nissan con el LEAF de segunda generación. ¿Por qué han decidido seguir esta estrategia precisamente cuando la competencia comienza a lanzar modelos cada vez más avanzados?

La respuesta es simple: economía. Carlos Ghosn, líder de la Alianza y uno de los principales valedores del coche eléctrico desde hace más de una década, es una persona conocida por centrarse en la rentabilidad y los costes (por eso se le conoce como el «cost-killer»). La Alianza es, de acuerdo con él, el único grupo que gana dinero vendiendo coches eléctricos (son la empresa que más coches eléctricos ha vendido en toda la historia) a nivel de costes variables, mientras que la nueva generación de coches eléctricos del grupo será completamente rentable, alcanzando la media de rentabilidad del grupo antes de 2022.

En palabras de Ghosn, una vez alcanzada una autonomía de 300 km, que es la mínima que exigen los clientes para decantarse por un coche eléctrico, hay que centrarse en la economía, haciendo coches eléctricos más baratos. Una de las máximas que más ha repetido en los últimos tiempos.

¿Qué significa esto? Que con toda probabilidad, el nuevo Renault ZOE sea un coche eléctrico eminentemente más asequible que el actual, pues partirá de una plataforma amortizada y derivará de un modelo de 2012 que se ha vendido en buenos números (el ZOE ya supera en ventas a los modelos Koleos, Talisman y Espace). Por lo tanto, el ahorro de costes será considerable.

Tampoco hay que olvidar el aumento en la producción que sufrirá el modelo: los coches eléctricos tienen precios elevados para compensar sus bajas ventas, es decir, el margen de beneficio por unidad es alto para poder cubrir al máximo posible la inversión a pesar de las ventas limitadas. El ZOE, sin embargo, a partir de septiembre pasará a producirse a razón de 440 unidades diarias en la fábrica de Flins, Francia.

Teniendo en cuenta que la fábrica sólo para en agosto, esto se traduce en un ritmo de producción de 150.000 unidades anuales, que probablemente aumente aún más con la llegada de la segunda generación, que empezará a fabricarse en el segundo trimestre de 2019 a pesar de ser presentada en el tercer trimestre del mismo año. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el coche se ofrecerá en mercados como Australia, Oriente o Corea del Sur, países en los que aún no está presente o acaba de comenzar a venderse hace poco.

Además, Renault ya no se verá limitada por el suministro de baterías de LG Chem: a primera vista, parece que la producción de la nueva planta del fabricante coreano en Polonia está siendo acaparada por la Alianza, pues Hyundai sigue dependiendo de las fábricas de Corea del Sur (este año apenas podrán fabricar 13.000 Konas Eléctricos), Volkswagen se nutrirá tanto de celdas Samsung como LG Chem, y BMW parece que dependerá de CATL. Por lo tanto, parece que la planta de Polonia fabricará, a grandes rasgos, baterías para el ZOE, lo que explicaría el aumento repentino en su producción. Tampoco hay que olvidar que las baterías serán más baratas que hasta ahora.

Con una producción mucho más elevada y partiendo de un coche ya amortizado, Renault tendrá margen más que suficiente para bajar el precio del ZOE, que a día de hoy ya ofrece un atractivo precio de 28.000 euros en España sin incluir ayudas del gobierno, una cifra inferior a la de modelos dotados de baterías y autonomías inferiores.

Teniendo en cuenta que se estima un precio de entre 27.000 y 28.000 euros para el nuevo Volkswagen I.D, de segmento superior al ZOE y autonomía similar en su versión de acceso, Renault podría lanzar el nuevo ZOE a un precio de entre 22.000 y 24.000 euros antes de ayudas. Esto permitiría al fabricante ser muy competitivo, pues ofrecería un coche con una batería de 41 kWh a un precio inferior a cualquier otra opción del mercado, e incluso podría propiciar la desaparición de la opción de alquilar la batería.

El Nissan LEAF también podría seguir una estrategia similar y ver el precio de la versión de 40 kWh rebajado a finales de 2019 para poder ser competitivo contra los nuevos rivales que aparecerán en el mercado.

¿Qué mejoras deberíamos ver en el nuevo Renault ZOE? Para empezar, y a pesar de mantener el mismo monocasco, los paneles de la carrocería cambiarían por completo, dándole una apariencia más moderna, similar a la ya vista en el Symbioz Concept. El interior seguirá los pasos del Clio V (septiembre de 2018), en el que Renault hipotéticamente ha invertido mucho dinero para conseguir un habitáculo de calidad superior a la media del segmento.

Probablemente utilice un nuevo sistema multimedia común de la Alianza, así como un tablero en forma de L con cockpit digital y sendas pantallas táctiles presidiendo el salpicadero. A nivel tecnológico, equipará faros full LED y un sistema de conducción autónoma de nivel 2 que estrenará el Clio a finales de año, probablemente basado en el ProPILOT de Nissan.

En la técnica no deberíamos esperar demasiados cambios: para ahorrar costes, mantendrá su motor R110 de 107 cv y su batería de 41 kWh, si bien se ha confirmado que se añadirá un sistema de carga rápida en corriente continua en formato CCS Combo (no está claro si a 50 kW o 100 kW de potencia, si bien no es descabellado pensar en la segunda opción viendo las especificaciones de los últimos modelos dotados de baterías LG Chem, como el Kona Eléctrico), manteniendo la carga en alterna a 22 kW.


puntos de carga
Compártelo:

25 comentarios en “Renault podría jugar la baza del precio con el nuevo ZOE, haciéndolo mucho más barato que el actual”

  1. Está claro que el Zoe, bajandolo a unos 22.000€ (y todavía anda un poco alto comparado con los térmicos) empieza a ser accesible y medio razonable. Podrían dar un importante salto en las ventas. Casi 30.000 en en la actualidad genera muchas dudas a posibles compradores (son precios de segmento superior, está muy claro).

    Ojalá que ajusten (bastante) el precio y pongan recarga a 50KW (mínimo) ó 100KW (óptimo para hacer viables viajes de medio alcance).

    Responder
    • El Zoe 40kwh si lo negocias y pillas el Plan VEA te lo llevas por 22.000€ o menos.
      ( aunque el VEA te clava luego en el IRPF 1.600€ con lo que se te va a 23.600€ )
      Ni de coña comprad un coche nuevo ( salvo Tesla ) por el precio oficial. Siempre pueden bajar.

      Responder
      • Justo a eso me refería antes: si actualmente partiendo de 28.000€ se puede “rebajar” mediante negociaciones con los comerciales unos 4.000-6.000€, lo ideal sería que Renault ajustase el precio de venta.

        Las rebajas/promociones y subvenciones seguirán existiendo y mucha más gente podrá optar a un eléctrico que hoy en día.

        De acuerdo en cualquier caso con lo que indicas! S2

        Responder
  2. No Creo que el ID cueste desde 27 o 28.000€, ni de broma, sino más bien dicha suma más iva, es decir 33 o 35.000€. Comentaron que sería 8.000€ más barato que el m3 básico, el cual partiría de 35.000€ más iva.
    Por eso el nuevo ZOE, no tiene porqué bajar tanto de precio hasta 24.000€, aunque me encantaría equivocarme. Mientras no tengan competencia dudo que bajen sus precios y a corto plazo no veo competencia para el Zoé.

    Responder
    • Si los de VW cumplen con lo que han dicho, el precio del ID debería rondar los 29000 € y no los 33-35000 € que tu estimas. Estos son los cálculos:
      Model 3S = 35000 $ sin IVA, sin ayudas
      VW ID (170 CV) = (35000 – 7000 $) * 0.85 $/€ * 1.21 IVA = 28798 € IVA incl. sin ayudas

      Por cierto, un precio idéntico al del VW Golf TDI Advance (150 CV): 28665 € IVA incl.
      Así que las suposiciones del artículo no van mal tiradas, aunque la reducción de precio sea finalmente menor.

      Responder
        • En todo caso las cuentas no les saldrá a los de VW que, según un artículo sobre el ID de esta misma web, afirman lo siguiente:
          «Gracias a esta configuración Volkswagen ha confirmado que podrá ofrecer lo que ha denominado una versión económica. Una variante con una autonomía real en torno a los 300 kilómetros que tendrá el precio de un Golf diésel equivalente.»
          https://forococheselectricos.com/2018/07/volkswagen-id-lo-que-sabemos-y-lo-que-esperamos-del-nuevo-aspirante-a-coche-electrico-del-pueblo.html

          En mis cálculos no he incluido aranceles porque sino el precio se va por encima de la versión equipada del diesel equivalente. Aranceles que por otro lado podrían bajar si prospera el acuerdo UE-EEUU. En el artículo del ID, el autor incluso apuesta por un precio próximo a 25000 €. Para mi demasiado optimista. Yo sigo viéndolo en 28-30000 €.

          Responder
    • El razonamiento que sigues es lógico, pero no hay que descuidar un importante factor: que Carlos Ghosn es el presidente de la compañía, y está igual de empeñado en popularizar el coche eléctrico que Elon Musk. Lo tiene todo a su favor, Renault-Nissan ya gana dinero fabricando coches eléctricos, además de que ya han hecho el grueso de las inversiones requeridas para el desarrollo de sus vehículos eléctricos, así que tienen margen para bajar los precios y presionar a la competencia. Aunque haya escasez de modelos en venta los coches eléctricos actuales sí tienen competencia, son los coches térmicos y es una competencia feroz. Incrementar las ventas de vehículos eléctricos supone robarles cuota de mercado a todas las marcas que no han invertido cuando debían haberlo hecho.

      Responder
  3. 24k por un zoe me sigue pareciendo muy caro para el coche que es y las prestaciones que ofrece, creo que es un coche que debería estar entre 12 y 20k entre su version más básica y el tope de gama….

    Pero en fin, todo lo que sea bajar precios bienvenido sea aunque no lleguen a los rangos deseados.

    Responder
  4. Me encanta estos artículos de idealismo pero no nos confundamos, si Renault quiere reducir costes, debería haber lanzado con le nuevo motor una reducción de 2.000€ poniéndolo a 28.000 y asi bajar la versión 90 asi sería visible cuando saliera esa versión renovaba bajar los precios de los modelos anteriores.

    Pero no me creo nada de lo estimado en Renault ya que si es un cambio de restyling lo podían haber abordado ya este año y no esperar al segundo trimestre del 2019.

    Lo hubiera enseñado en septiembre-octubre para empezar 2019, pero siempre a medias… sinceramente tengo unas ganas de que venga el Model 3 y se reconfigure las cosas (si quieren los fabricantes). Me sigue pareciendo excesivo el precio con los elementos actuales, entiendo que sean las primeras unidades hace años, pero han pasado 6 años lo que creo que esta cubierto todo y les ha dado beneficios

    Responder
    • Creo que si que habrá una buena rebaja. Ahora el Zoe ya tiene una buena competencia con su primo el Leaf. Aunque Nissan y Renault sean del mismo grupo, son empresas diferentes, con facturación diferente, a las que interesa como mínimo mantener la posición actual dentro del grupo. Pero tendrá mucha mas competencia. Varias marcas han anunciado coches eléctricos en ese segmento para el 2020.

      Por no hablar de las star-ups. El Sono Sion ya tiene mas de 6600 reservas sin haber fabricado un coche (quitando los prototipos). Sono motors tienen el handicap que es una empresa novel, pero como hagan las cosas un poco bien, al precio que tiene el Sion, puede hacer bastante daño al Zoe, Leaf, etc.

      El model 3 le puede hacer daño a Audi, por eso van a presentar el e-tron ya, a Mercedes, a BMW… Pero a Renault poco y menos al Zoe.

      Responder
      • Muy bien puntualizado. Yo diría más: no son primos el Zoe y el Leaf. Son hijos ilegítimos de distinta madre. La única genética que comparten, es que ambas madres estaban tiradas en el arrollo antes de que hiciera de las suyas «el estreñío».
        La diferencia es que Renault se identifica con Europa, y fabrica con criterios europeos.
        El Leaf en Yokohama irá de vicio, pero en un agosto cordobés, pasa lo que ya es de dominio público.
        Sólo pueden ser competencia para alguien poco avezado en el tema de los EV.

        Responder
  5. La verdad que la batería si bien algo escasa para viajes largos ( y más a día de hoy que pocos puntos de recarga hay ) no está mal para este tipo de vehículo, que se mueve sobre todo por ciudad. Ojalá pongan un motor algo más solvente como el del leaf, con 150cv y bajen precios que margen tienen.

    Responder
  6. Puede que Carlos Gosht tenga razón ya que el precio del vehículo es el principal escollo a día de hoy para la compra por encima de la autonomía o los problemas de carga de la mayoría de los usuarios dado que 300 km de autonomía real con baterías de 40 kilovatios es más que suficiente para la gran mayoría de los desplazamientos diarios.

    Responder
  7. El problema que no acaban de entender es que la inmensa mayoria de gente no se compra un coche para hacer un % de sus desplazamientos, por elevado que sea ese %, sino para hacer todos los que quiera.

    A eso suma le que autonomia justita, aunque te llegue = mayor degradación y mas tiempo por viaje.

    Responder
  8. Una pena que no lo hicieran más grande como decian en un principio y fuera a ser un megane electrico.
    De esa forma si me lo hubiera comprado. Yo no quiero un clio electrico, quiero un coche algo más grande.

    Responder
  9. Pues yo preferiría que se mantuvieran los precios actuales, pero subieran la potencia del motor hasta los 150CV y aumentaran la capacidad de la bateria en la medida de lo posible para poder hacer viajes.

    Responder
    • mario tu opinion es totalmente valida, pero en lo personal yo prefiero que bajen de precio por que eso acarrearia que otros empiecen a bajar precios, ya que se venderian mas zoe, menos de otros y empieza la guerra de precios que beneficiaria a todos.otros podrian empezar a dar el mismo precio pero con mas prestaciones y autonomia, etc
      es lo que se espera que haga tesla cuando llegue alla con ustedes.

      Responder
  10. El Zoe lo anunciaron en el 2009, hace ya 9 años, y ese coche con esas características y tamaño no debería costar más de 12000€, que es lo que cuesta su homólogo de combustión.

    Que ante la escasez se quieran aprovechar, pues vale, pero la ventaja de Tesla es que presenta coches que compiten a igualdad de precio y prestaciones con sus homólogos térmicos y por eso se vende bien, si hiciera como Renault de ponerlo a precios de más del doble que sus homólogos no venderían ni uno, y habrían ido a la quiebra que tanto anuncia agu.

    Solo hay que ver los coches que producen al año y los que hace Tesla, que el año que viene será el mayor fabricante de coches eléctricos, con tantas ventas como el resto de fabricantes (sin contar los chinos).

    Responder
  11. Yo hago cada dia 80 km en carreteras locales, solo y como maximo a 90 km/h. Tengo garaje en casa y corriente trifasica. También prevision a corto plazo de instalar placas solares. He probado el coche y tiene unas prestacions sobradas para mis necesidades y el tamaño también és el que necesito. Tenemos otro coche diesel de 150 cv. Seria mi proximo coche si el precio fuera de unos 20.000 euros con bateria y sin ayudas, pero ahora mismo no lo puedo considerar una opcion. Ah, el Sono sion aun seria mejor para mi ya que de 8 de la mañana a 6 de la tarde estaria aparcado al sol. En fin…soñar és gratis.

    Responder
  12. En mi caso, 30-35 km diarios, solo, con mi actual coche según su ordenador a una media entre 35-37 km/hora….. con un ZOE suficiente para el día a día… pero sería mi único coche. POr tanto dinero, con esos acabados, y sin poder hacer cómodamente un desplazamiento de 300 km, no es una opción realista.

    Si el precio fuese el del Clio, tendría que pensarlo.

    Responder
  13. Sí el nuevo zoe será un rediseño y mantendrá (por decir una cifra aproximada) un 80 % de componentes iguales al actual, que encima seran los principales y el resto serán mejores (luces led, cargador más rápido, interior dé más calidad, propilot (imagino que será un extra)…

    Y lo podrían desde unos 22000 – 24000€

    ¿Que impide poner a esos precios ahora, al actual, aunque fuera sólo al R90 (sin ayudas públicas y con batería en propiedad)?

    Sé aprovechan de la poca competencia.

    Es una suposición a raíz del artículo, pero sí tienen margen para ésa rebaja dentro dé un año, también lo tienen ahora.

    Responder

Deja un comentario