Hyunday
Volkswagen
El increíble despilfarro de dinero público en el hidrógeno. Estados Unidos acumula 1.400 millones de dólares en los últimos años, sin apenas resultados prácticos | forococheselectricos

El increíble despilfarro de dinero público en el hidrógeno. Estados Unidos acumula 1.400 millones de dólares en los últimos años, sin apenas resultados prácticos

A pesar de ser cara, poco eficiente, y con pocas aplicaciones prácticas, la tecnología de las pilas combustible de hidrógeno ha recibido más de 1.400 millones del gobierno de los Estados Unidos en los últimos años. Un gasto que ahora está en entredicho por la aparición de alternativas de movilidad más económicas y efectivas, que ven como los fondos disponibles para el desarrollo se siguen destinando a una tecnología de hidrógeno que continúa drenando dinero de las arcas públicas.

Pero antes de sentenciar la tecnología, vamos a repasar algunas de sus principales características, y por qué para muchos el dinero público invertido en ella es un dinero tirado a la basura.

¿Qué es una pila de combustible de hidrógeno?

Una pila de combustible de hidrógeno es un dispositivo de conversión electroquímico que produce electricidad a partir de hidrógeno y oxígeno. Aunque el hidrógeno es el elemento más abundante en el universo, no existe en la naturaleza en su forma pura: el hidrógeno puro debe producirse a partir de fuentes naturales. gas, carbón, biomasa o agua. Los defensores apoyan la tecnología porque el agua es el único subproducto de la producción de energía, pero la cadena de suministro consume mucha energía, es extremadamente costosa y en los vehículos a menudo producen mayores emisiones de CO2 que muchos coches de gasolina .

Una tecnología extremadamente cara

Los métodos para producir hidrógeno son todavía demasiado costosos. El hidrógeno a menudo se deriva de gas natural, carbón o biomasa, y todas estas fuentes además de tener un coste elevado, producen importantes emisiones de CO2, lo que reduce el efecto de sustituir a los vehículos con motor de combustión.

La producción de hidrógeno a partir de agua por electrólisis es una buena alternativa. Pero se ve frenada más allá de pequeñas pruebas piloto, habitualmente financiadas con fondos públicos, precisamente por sus enormes costes económicos y bajo rendimiento. La infraestructura necesaria para alimentar la electrólisis usando energía eólica o solar tendría un coste de miles de millones de dólares, y el uso de energía nuclear requeriría cientos de nuevos reactores nucleares y más uranio del que se produce actualmente a nivel mundial.

La distribución desde el punto de producción hasta el punto de demanda también tiene sus problemas. Debido a la densidad de energía volumétrica extremadamente baja del hidrógeno, se requieren aproximadamente 22 remolques con depósito de hidrógeno comprimido para entregar la misma cantidad de energía que un solo tanque de gasolina. El envío por tuberías no es mucho mejor: por ejemplo, para transportar hidrógeno 1.400 kilómetros, se requiere el gasto de 1,5 kg de hidrógeno para hacer llegar a destino 1 kg de hidrógeno. Además, las propiedades químicas del hidrógeno hacen que las tuberías sean más propensas a la fractura, lo que hace que el transporte sea aún más caro y potencialmente peligroso.

Un portador de energía poco eficiente

Además del coste total, el hidrógeno en sí mismo es un portador de energía poco útil. El hidrógeno requiere grandes cantidades de electricidad para ser producido, comprimido, almacenado, distribuido y enviado a su destino. Además, se producen pérdidas de energía en cada fase de esta cadena de suministro, lo que supone que solo entre el 20 y el 28% de la energía original generada se puede recuperar para uso final.

Por ejemplo, los coches eléctricos a batería, pueden utilizar más del 60% de la energía original, lo que los hace tres veces más eficientes que los modelos a hidrógeno.

No es una solución climática efectiva

Los partidarios mencionan las virtudes de los coches a hidrógeno como una tecnología de «cero emisiones», pero a menudo no es así: la mayor parte de la producción de hidrógeno procede de combustibles fósiles o biomasa, lo que produce una cantidad significativa de CO2. Los científicos, incluido el Secretario del Departamento de Energía, Steven Chu, están cada vez más de acuerdo en que la tecnología de vehículos a hidrógeno tienen una línea de tiempo demasiado larga para justificar el gasto de una cantidad significativa de recursos públicos hacia ella, considerando que ya existen alternativas superiores.

A pesar de todo esto, los gobiernos continúan invirtiendo dinero público en su desarrollo. Como ejemplo los 1.400 millones de dólares que llevan invertido el congreso de los Estados Unidos en los últimos 15 años. Pero a pesar de las recomendaciones de los expertos, incluyendo el propio secretario del departamento de energía, el Congreso americano tenía otros planes: la Cámara de Representantes solicitó 153 millones para la investigación de pilas de combustible de hidrógeno y el Senado solicitó otros 190 millones. En última instancia, las dos cámaras acordaron asignar 174 millones al Programa de Tecnología del Hidrógeno, ignorando la solicitud del DOE.

Las fuentes de la industria y el Consejo Nacional de Investigación han estimado que la investigación sobre pilas de combustible de hidrógeno puede necesitar hasta 55.000 millones de dólares de dinero público en los próximos quince años.

Un dinero que no asegura ni mucho menos el completo desarrollo de la misma, tal como indica el propio Secretario de Energía, que ha indicado que el hidrógeno todavía tiene que superar cuatro retos clave antes de convertirse en una alternativa viable a nivel comercial. Cuatro milagros tecnológicos como los ha definido el Sr Chu, que se buscarán con financiación públicas mientras al mismo tiempo existen alternativas viables ya en funcionamiento.

Relacionadas | Crece el apoyo al hidrógeno entre los gobiernos europeos

39 comentarios en “El increíble despilfarro de dinero público en el hidrógeno. Estados Unidos acumula 1.400 millones de dólares en los últimos años, sin apenas resultados prácticos”

    • Bueno el artículo esta lleno de inexactidudes y es tendencioso de cabo a rabo.

      Steven Chu fue Secretario de Estado con Obama y dejó el cargo en 2013 y por cierto que los cuatro milagros tecnológicos de los que hablaba el Sr. Chu creo que a día de hoy están ya realizados.

      Saludos.

      Responder
  1. El hidrogeno tiene futuro, las energias renovables están ahi para darle ese impulso, no hace falta quemar nada para producir hidrogeno, paneles solares y molinos de viento para crear hidrogeno como si no hubiese mañana, cual es el problema?

    Responder
    • Lee el articulo. Que necesitas el triple de paneles solares y molinos de viento que para cargar baterías. Y eso solo para producir el hdrógeno, luego hay que trasportarlo, almacenarlo…

      Responder
      • Y que mas dá, es ecologico, y no se depende de terceros paises. Hay terreno, viento y sol de sobra, HACED EL FAVOR DE LEER BIEN LAS COSAS, y ADEMAS ENTENDERLAS.

        La energia electrica tambien hay que transportarla, se pierde por el camino y son costes.

        Muy cortos algunos, muy muy limitados os veo.

        Responder
        • No te preocupes, unos son listos y ven la relación coste/beneficio y otros simplemente, podéis servir para otras cosas. Yo como ingeniero industrial de estudios y profesión te digo que el artículo tiene más razón que un santo y que tú estás equivocado. Así que menos acusar de limitados a los demás cuando tú vas bien poco servido.

          Responder
        • El hidrógeno no tiene mucho futuro en automoción. Sí podría tener vida como almacén secundario de excedentes renovables, pero siempre por detrás del bombeo hidráulico, las baterías estacionarias, el V2G y otos sistemas que son mucho más eficientes, baratos e integrables en el sistema. Además, ese hidrógeno de respaldo debería consumirse (oxidación) in situ en las mismas plantas industriales donde se genere para maximizar la eficiencia y reducir pérdidas de transporte y distribución.

          Por cierto, las pérdidas por transporte y distribución de electricidad desde la central de generación hasta el enchufe casero no superan el 10%, mucho menos que la suma de pérdidas debidas a la electrólisis, transporte, compresión y distribución del hidrógeno, a las que también podría sumarse las propias pérdidas de la red eléctrica de la que se nutre la central de hidrólisis.

          Responder
        • ¿Que que mas da?. ¿Te da igual tener que pagar el triple en equipamiento energético renovable, para conseguir la misma cantidad de energía?, los paneles solares y los generadores eólicos no son gratis,y los lugares para instalarlos no son ilimitados.Desde luego no pareces muy buen economista.

          Responder
        • Es más económico y eficiente simplemente meter esa energía eléctrica en las baterías de un auto que gastarla en producir hidrógeno para recien mover un auto, simplemente no se justifica el gasto en exceso, quienes apoyan el hidrógeno son los lobbys del gas y el petroleo, por que ya que el hidrógeno puede producirse de forma mas rentable quemando hidrocarburos sería una manera de perpetuar su negocio a base de hidrocarburos y no hacer un verdadero cambio hacia formas de energía renovables.

          Responder
        • La energía renovable no es gratis, ya que se ha de pagar la instalación y su mantenimiento. Estos pagos se querrán rentabilizar cuanto antes, y por ello el hidrógeno no es buena solución, ya que hace que se recupere la inversión mucho más lentamente que el uso de baterías estacionarias, bombeo, V2G…

          Responder
          • Respuesta a Íñigo Aurtenetxe

            Perdone que le corrija, pero la energía renovable SI ES GRATIS, pues los gastos de instalación y mantenimiento, son conceptos que en cualquier tipo de energía, también se generan. El concepto de gratuidad, viene de que la materia prima de dónde procede es inagotable como es el sol, el viento o las mareas, y no como son los combustibles fósiles.

        • Lo de ecológico es relativo. Si lo produces por electrolisis, necesitas agua, tratada para tal efecto, con productos químicos añadidos que producen subproductos, con salmuera por ejemplo produce cloro y sosa, porque no solo se parte la molécula del agua.
          Hay alguna forma más de producirlo que dicen que en laboratorio producen un 16-30% mas que la electrólisis. Pero es que es fácil, con la electrolisis se produce una miseria de hidrógeno después de gastar una cantidad de energía inmensa. De hecho creo que el 95% de la producción mundial de hidrógeno se extrae de los hidrocarburos, por algo será.
          La energía eléctrica tiene perdidas el la distribución, si, pero muchísima menos. Con los métodos mas o menos ecológicos se gasta energía a raudales para producirlo. Luego se gasta energía a raudales para transportarlo, comprimirlo… Dejando aparte lo altamente inflamable que es. En los años 30 también se decía que hidrógeno era el futuro de la aviación, hasta que llego el hindenburg.
          El único método razonable y en principio seguro de usar el hidrógeno, es en producir energía mediante fusión. Lo demás es perder tiempo y dinero

          Responder
  2. La pila de Hidrógeno puede tener mucho futuro a nivel industrial para almacenar la energía eléctrica que generen las plantas fotovoltáicas. Intentar llevarlo a los vehículos es una forma de mantener todo el tinglado de impuestos sobre un combustible y que realmente no sabemos como vamos a compensarlo en el futuro.

    Responder
    • Si, se sabe, y no hay absolutamente ningún problema ni conflicto.
      Se llama Impuesto de Circulación.
      Ya hay algún estado en EEUU que está planteando inpuestos de $300 o más al año por el descenso en impuestos a los hidrocarburos.
      Lo correcto sería pagar un impuesto por km recorrido.
      Con los siatemas actuales se puede hacer sin problemas, total te controlan el kilometraje cuando haces la ITV

      Responder
      • Los vehículos de combustibles fósiles nunca han pagado el coste económico e histórico de la contaminación tanto planetaria cómo saludable.
        Se podría hacer un impuesto sí, pero sería muy ignorante decir que los eléctricos son peores para los intereses de los países y las personas que los de combustión.

        Estoy en contra de un impuesto cómo ese, no que se deba recaudar para mantener un país económicamente saludable.

        A menos vehículos, menos se estropean las carreteras.

        Responder
      • Este debate de los posibles nuevos impuestos al VE es ciertamente interesante y se deberá abordar en breve.
        Lo del impuesto por km recorrido puede ser discriminatorio para habitantes de la periferia y zonas rurales.

        Responder
        • Se supone que los impuestos de las combustibles están para el mantenimiento de la red viaria.
          Esa es la idea de ese impuesto, que despues ya sabemos como acaba la cosa.
          Pero si partimos de esa premisa, quien ha ita en la periferia y ha e un mayor uso de la red viaria, d be pagar más impuestos.
          No hacerlo es discriminatorio para todos los demás…

          Responder
        • Respuesta a Aov

          Pues yo entiendo que el debate sobre impuestos al VE, es innecesario, pues con su uso, se generan ahorros como son menos importación de barriles de crudo y ahorro en gastos médicos, farmacéuticos y de seguros por mortalidad de personas, motivadas por la contaminación.

          Mejor, se podría hablar de los impuestos a los térmicos, para cubrir los daños que hacen, y que de momento no pagan.

          ¿No cree Ud?.

          Haber si encima de putas, van a tener que poner también la cama.

          Responder
          • Innecesario ahora mismo, pero en 5 o 10 años cuando el 50% sean ventas de VE, lo que recaudaban en impuestos de combustibles fosiles te lo cobrarán de otra forma, ya sea incrementos en impuestos de circulacion, por uso, en el precio de la electricidad, etc. etc. y por supuesto, eso de parking gratis, cargas gratis y tal se acabó. Lo que ganaremos será una contaminación directa mucho más baja que ahora, sobre todo en grandes ciudades, que es donde más vehículos se acumulan.

    • Otra cosa, la Pila de Hidrógeno no acumula nada, solo transforma el Hidrógeno en electricidad.
      Lo que produce el Hidrógeno para poder almacenarlo es la hidrólisis.

      Responder
    • Por eso el hidrógeno generado como almacén de excedentes renovables debería consumirse en la misma planta de producción, con el fin de reducir las pérdidas innecesarias asociadas al transporte y distribución, y aprovechar los procesos industriales más eficientes. Análogo a quemar gas natural en centrales de ciclo combinado (60% eficiencia) o en motores de vehículos térmicos (¿30%?).

      Responder
    • De almacenar energía nada, que para eso ya existen las baterías que son una forma más económica y segura de almacenar esa energía, se consume más energía en fabricar el hidrógeno con electricidad que simplemente enviar esa energía las baterías de los autos y que estos sean los que almacenen dicha energía y hasta incluso sirvan como soporte de la red (sistemas V2G).

      Responder
  3. Los valores de rendimiento son menores a lo que yo me imaginaba, el costo energético es terrible y finalmente su peligrosidad supera por varias veces a la gasolina. Porque tanto dinero en algo que es una quimera, control y poder. El estado necesita nuestros bolsillos y mantener las cadenas y el dejar los fósiles hacia la electricidad pura en acumuladores es la mayor expresion de libertad energética de los ultimos 200 años. Esto los pondrá a prueba y desconcentrara un poco el dominio sobre el vulgo. Algo totalmente inconveniente, pero esta vez nuestra desicion de consumo será quien decida en el fondo, se entiende ahora la lentitud de muchos fabricantes que en el fondo son lacayos de sus estados en los países productores de origen. No al hidrogeno.

    Responder
  4. ¿En serio se está cuestionando que un país como EEUU invierta la friolera de 100 millones al año en investigar un posible vector energético?
    Paro si se gastan 2000 millones (o más) al año solo en aire acondicionado para las tropas en Irak.
    Además recordar que, por ejemplo, las cápsulas Apollo y el Space Shuttle usaban pila de hidrógeno para producir electricidad, y no me acuerdo ahora si la proxima cápsula hace lo mismo.
    Es una tecnología que un país como EEUU debe investigar.
    Y a menos que la cifra esté equivocada, eso es nada para el presupuesto federal.
    Ahora otra cuestión, ¿es el hidrógeno un combustible viable para los coches particulares? Pienso que no, eso es lo que nos dice la práctica a día de hoy.
    Pero de ahí a no estudiarlo …

    Responder
    • En el espacio el peso lo es todo. Y ahí la densidad del hidrógeno, lo hace muy indicado. Es por ello que también hay naves con reactor nuclear, por el mismo motivo (poco peso), ya que en el espacio tampoco importa mucho que haya contaminación radiactiva (estas naves no son tripuladas).Si no hay fuente solar (por que la nave se aleja mucho del sol, pues el uranio hace el trabajo)

      Responder
      • No, no es así.
        Y en el espacio hay muy pocas naves con un reactor nuclear, lo que si hay son naves con generadores de plutonio, material muy escaso y extremadamente caro.
        Generan electricidad y calor.
        Y con respecto al hidrógeno, lo usan por varios motivos, entre otros porque produce agua, que es fundamental para las tripulaciones.
        Pero a su vez tiene complicaciones su almacenamiento.
        Por eso no ha habido ninguna nave espacial que llevara hidrógeno como combustible , más allá que el cohete que la puso en órbita.
        Es más, la gran mayoría de cohetes actuales funcionan con queroseno, no con hidrógeno.

        Responder
  5. Los políticuchos son muy sobornables en cualquier parte del mundo. 1.400.000.000$ tirados que hubieran podido salvar muchas cosas. Y tirados a sabiendas, que és lo mas triste.

    Responder
  6. El hidrogeno no hay dios que los almacene a mefio plazo…

    Llenas el deposito hoy, y la semana que viene lo tienes vacio, sin haberovido el coche…

    Esto se debe a que la molecula h2 es la mas pequeña de todas y se cuela por los intersticios de cualquier solido cristalino…

    Por no hablar de que un sistema de movilidad basado en hidrogeno es facilmente monopolizable por los de siempre…

    Responder
  7. Hoy por hoy el H2 para aplicaciones móviles no tiene mucho sentido. Hoy sólo puede funcionar como apoyo a las baterías…es decir en híbrido. Ya estamos viendo cómo están terminando los híbridos gasolina con plena disponibilidad de gasolina…

    Responder
  8. Yo soy ingeniero y tengo muy claro que el hidrógeno no sirve para los coches eléctricos por su elevado coste y el montón de pegas que presenta.
    A nivel estratégico lo mismo a alguien le interesa.
    Pero el sistema de baterías de Litio resulta muy superior en todos los casos.
    Y si además se consiguen baterías más eficientes……

    Responder
    • Yo veo 2 motivos clave para querer meternos el hidrógeno con calzador…

      -No se puede producir a nivel casero, al menos en la cantidad y condiciones (compresión) que necesita un coche, en cambio con la electricidad pierden el control de la producción.

      -Relacionado con lo anterior, uno de los grandes frenos a la generación renovable casera son los acumuladores de energía, una batería enorme como la que trae cualquier EV es una forma inmejorable de tener ese acumulador e incentivar la instalación de renovables, nuevamente un control que pierden sobre el cliente que si utilizara hidrógeno estaría una vez más «vendido» a sus planes.

      Responder
  9. La venta de vehículos a hidrógeno seguirá siendo inviable desde el punto de vista económico ya que los costes de producción del hidrógeno con los medios actuales y futuros seguirá siendo infinitamente mucho más caro que la producción de baterías por lo que finalmente el modelo de negocio basado en el hidrógeno terminará por sucumbir ante el vehículo eléctrico puro. Tiempo el tiempo

    Responder

Deja un comentario