Noruega empieza a retirar ayudas a la compra de coches eléctricos. ¿Continuará el elevado ritmo de ventas como hasta ahora? | forococheselectricos

Noruega empieza a retirar ayudas a la compra de coches eléctricos. ¿Continuará el elevado ritmo de ventas como hasta ahora?


Noruega es uno de los países que desde hace décadas más ha apostado por la movilidad sostenible para conseguir que tanto el tranporte por carretera como por agua y los ferrocarriles sean cero emisiones. Desde 1990, Noruega eliminó el impuesto a la compra de vehículos con cero emisiones y, desde entonces, los incentivos tanto a nivel nacional como local se han vuelto más agresivos año a año.

Y estos incentivos están dado sus frutos: actualmente, más del 50% de vehículos nuevos vendidos son híbridos o completamente eléctricos, lo que ha conseguido que Noruega sea el país que mayores ventas de coches eléctricos per cápita del mundo. Al mismo tiempo que se conceden esta serie de ayudas, también se impulsa la venta de coches eléctricos gravando a los conductores que circulan con un vehículo con motor térmico. Mientras que a los conductores de coches cero emisiones se les permite circular de forma gratuita por ciertas carreteras, estacionar o cargar sin coste, a los conductores de los otros vehículos se les hace pagar más para compensar esta ayuda.

Sture Portvik, gerente de electromovilidad de la ciudad de Oslo, confirma estas buenas cifras: «creo que estas políticas son un éxito, ya que la densidad de vehículos eléctricos en Oslo es bastante elevada: el 57% de todos los coches vendidos nuevos son eléctricos o híbridos, donde un 12% corresponden a híbridos enchufables y más de un 45% a coches totalmente eléctricos«.

Pero este ritmo de ayudas y compras, a medida que el parque móvil se inclina hacia la sostenibilidad, surgen las dudas sobre cuánto tiempo más podrá ser sostenible este tipo de políticas. Actualmente, Oslo ha comenzado una política de ir retirando paulatinamente los vehículos de sus calles para que el centro de la ciudad esté completamente dedicada al peatón y transporte público, por lo que la ciudad está comenzando a reducir alguno de estos privilegios que concedió a los propietarios de vehículos eléctricos.

¿Es capaz de mantenerse sostenible el mercado de coches eléctricos una vez retiradas las ayudas? Por ejemplo, en EEUU se están eliminando ciertos incentivos a la compra de coches eléctricos que afectan a los fabricantes que venden más de 200.000 vehículos cero emisiones al año. A pesar de las ayudas, los eléctricos apenas han hecho mella en un mercado con 276 millones de vehículos por sus carreteras. Se plantea extender este crédito hasta el año 2022, pero se discute si realmente esta ayuda sirve para algo.

Sin embargo, el caso de Noruega es distinto, ya que el Gobierno ha abaratado la posiblidad de que el consumidor tenga un vehículo eléctrico al mismo tiempo que las ciudades se han transformado para que su utilización sea fácil y sencilla. Un ejemplo de estas ayudas lo podemos ver a la hora de comprar un vehículo como un Volkswagen Golf: mientras que la versión de combustión cuesta aproximadamente 31.000 €, de los cuales 11.000 € se corresponden a impuestos, el e-Golf cuesta puesto en la calle 27.000 €. A esto ayuda que el precio del combustible en el país nórdico es mucho más caro que en otros países europeos, lo que hace que un eléctrico sea una opción más rentable para los noruegos.

Pero el gobierno de Noruega se plantea en 2020 eliminar la exención del IVA del 25% a la compra de vehículos eléctricos, ya que considera que el mercado de eléctricos a día de hoy puede avanzar por sí solo sin necesidad de ayudas o exenciones. Además, a partir de 2019, Oslo comenzará a cobrar peajes y estacionamiento en la calzada a los propietarios de un vehículo eléctrico y se modificarán las tarifas por kWh en los cargadores de recarga pública para que los ciudadanos comiencen a instalar cargadores en sus domicilios o estacionen en estos puntos solo si es estrictamente necesario.

Todo esto se enmarca dentro del objetivo de conseguir que Oslo sea una ciudad más amigable para los peatones, medidas que va a complementar el gobierno local con la potenciación del transporte público, la ampliación de carriles bici y la reducción de hasta 700 plazas de aparcamiento, un tema algo delicado que pondrá a prueba la concienciación de los noruegos en la evolución y sostenibilidad de las ciudades.

Vía | Citylab

Compártelo:

12 comentarios en «Noruega empieza a retirar ayudas a la compra de coches eléctricos. ¿Continuará el elevado ritmo de ventas como hasta ahora?»

  1. Si quitan de un día para otro la exención del 25% del IVA, el tortazo va a ser épico.

    Si lo cambian a 4%, luego al 8%, y así progresivamente hasta el 2025, ya va a funcionar.

    Y si son listos pueden subir el IVA progresivamente a ambos. Los eléctricos pasarían al 4% y los de combustión al 29%. Al año siguiente 8% y 33%, etc. Hasta el el 2025 los eléctricos un 25% y los de combustión prohibidos.

    Responder
    • Si me parecería mas lógico y ser menos agresivo.

      Pero también contamos que es igual que se plantea las subvenciones. Posiblemente el parque automovilístico noruego este casi dominando por un coche eléctrico.

      ¿Qué pasa con este anuncio? Pues muy sencillo, la industria del automóvil llevar toda la producción a este país antes de se acabe, los ciudadanos que no se han pasado pues acelerar su decisión. Por lo que cuando se acabe posiblemente sea el 70% de su mercado , coches eléctricos.

      Pero es normal que esos beneficios, ya se acaben y la industria asuma esas mejoras que no ha aprovechado.

      Y ya vaticino que todos los i.D o el 70% de su producción estará en Noruega , como los del resto de marcas…

      Responder
  2. A medida que los precios de los coches eléctricos se acercan a sus equivalentes de combustión las subvenciones directas pierden sentido. Me parece bien lo que pretende Noruega.
    Pero para mi lo mejor seria tasar más a los coches de combustion, principalmente los de más potencia y que más contaminen, a través de impuesto de matriculación y del impuesto de circulación, pero sobretodo con el primero. Esto afectaría más a los compradores de coches premium que se decantarían más fácilmente a uno eléctrico. Ya tienen opciones equivalentes en precio en esos segmentos
    Para coches del segmento del model S, X y 3 yo pondría impuestos de matriculación muy elevados para los mas caros (de 30.000 o 40.000 euros) , ya veriais así como espabilarian las marcas premuim tradicionales

    Responder
  3. Y añado que las marcas tradicionales aprovechan las subvenciones actuales para inflar mucho el precio ( véase con el Zoe, Leaf, e-golf…) y llevarse ellos la subvención
    Es por ello que no creo en el sistema actual

    Responder
    • Si las marcas ganan dinero con el Zoe, Leaf, e-Golf, entonces querrán vender más de estos coches.
      Si las marcas pierden dinero con el Zoe, Leaf, e-Golf, entonces querrán vender más de combustión.

      Por mi, que suban los impuestos a los de combustión y se lo bajen a los eléctricos. Que ganen más dinero las marcas que más eléctricos produzcan y menos las que no lo hagan.

      Responder
  4. En el fondo no es (tanto) la supuesta conciencia nórdica como el beneficio económico del usuario de un VE respecto a un térmico. Eso funciona en cualquier mercado, rico, pobre, concienciado o no. Sabemos que en Noruega comprar un VE es directamente más barato que el equivalente térmico gracias a la exención del 25% de IVA y del impuesto de matriculación. Pero es que, como apunta el artículo, la diferencia entre el repostaje de combustible y la recarga eléctrica en casa es aun mayor que por ejemplo en España, por lo que tiene todavía más sentido la compra de un VE. Unos números extraídos de internet:
    – Noruega: precio diesel 1.59 €/l, precio electricidad (potencia e imp. incl.) 0.16 €/kwh, diferencia relativa 9.9
    – España: precio diesel 1.14 €/l, precio electricidad (potencia e imp. incl.) 0.23 €/kwh, diferencia relativa 5

    Conclusiones:
    – La diferencia de precios entre diesel y electricidad en Noruega es del doble respecto a la española (al ser diferencias relativas, el resultado es el mismo usando precios por litro y kwh respectivamente o el consumo a los 100km de 5l diesel o 15 kwh).
    – No se me ocurren muchos motivos por los que un noruego debería comprarse un térmico en lugar de un eléctrico, excepto falta de oferta o carecer de punto de carga propio o público cercano.
    – En España debería reducirse el precio de la electricidad (a la par que aumenta la penetración renovable)

    Fuentes:
    – Precio electricidad: https:// 1-stromvergleich. com/electricity-prices-europe/
    – Precios diesel: https:// autotraveler. ru/en/spravka/fuel-price-in-europe.html#.XCYNU1VKjIU

    Responder
    • No estoy de acuerdo con cómo haces los cálculos en este caso:

      Yo tengo un eléctrico y lo recargo por la noche. Ya tenía electricidad, ya tenía tarifa de discriminación horaria, no he subido ni bajado la potencia, simplemente ahora gasto un poco más. Este gasto es de unos 17€/mes que se corresponde con mi consumo ( 1.33kWh/100km y los 1300 km/mes que realizo y pagar algo más de 0.08€/kWh y un margen para las pérdidas por recarga ). Es decir, me sale a menos de 0.10€/kWh contando con las pérdidas al cargar. En € salen los 100km a 1,3€/100km.

      Antes tenía un gasolina normal. Gastaba 6,8 l / 100km para el mismo recorrido. En € no me bajaba de 8,5€ /100km.

      Para mi la diferencia es una resta: 8,5€/100km – 1,3€/100km = Ahorro 7,2 €/100km. = Ahorro 1100€/año

      Si viviese en Noruega el precio de la gasolina sería 1,65€/litro (1), es decir, que el gasolina me gastaría 11,2€/100km y el eléctrico. Es decir, el ahorro sería una cifra cercana a los 10€/100km.
      Da entonces un poco igual si la electricidad es un poco más cara o más barata, lo que marca más el ahorro es el precio de la gasolina.

      (1) https://www.globalpetrolprices.com/Norway/gasoline_prices/

      Responder
      • En principio te doy la razón en el cálculo del precio por kwh. No se debería incluir el coste de fijo debido a la potencia, pero es que en la búsqueda rápida de precios actualizados (2017) de electricidad doméstica por países en Europa lo que encontré fue el precio con impuestos incluidos y (supongo) que los coste fijos prorrateados. Sino no se explicaría el precio de 0.23€ para España. Tómalo como comparación aproximada. El mensaje es que en Noruega la electricidad es barata en términos absolutos y mucho más en relación al poder adquisitivo. La diferencia que tiene con cualquier combustible fósil (mayor que en España), junto con las ventajas en la compra, hacen que comprarse un VE sea lo más lógico y natural, mientras que adquirir un térmico es difícilmente razonable. No es necesario tener conciencia ambiental alguna, las matemáticas de bolsillo bastan y sobran.

        *El precio de combustible que usé fue el diesel, no la gasolina.

        Responder
  5. Es bastante agresivo pasar del 0 al 25 de golpe pero ya le iba tocando a Noruega, era infinitamente más barato comprar un eléctrico que un ICE y las arcas públicas debían empezar a notar algo xd

    Responder
  6. «en EEUU se están eliminando ciertos incentivos a la compra de coches eléctricos que afectan a los fabricantes que venden más de 200.000 vehículos cero emisiones al año»

    NO!
    Como puede ser que un redactor de una web de coches eléctricos no sepa como funcionan estos incentivos? No son 200.000 coches al año, son 200.000 en total, independientemente de cuando los hayan vendido. Y no «están eliminando estos incentivos», ya hace años que se estableció así, tras los 200.000 coches empieza el «phase-out» donde trimestre a trimestre se van reduciendo el incentivo hasta llegar a 0.

    Lo siento por ser «troll», pero la mayoría de lectores de esta web están más informados que algún redactor ://

    Responder
    • +1
      En realidad, quiero pensar que el redactor trató de simplificar las cosas, ya que para las marcas que más EVs venden, esas ayudas van a acabar pronto… Y que no es ignorancia…

      Responder
  7. En Noruega el nivel de vida es muy alto»son pocos habitantes» la penetración del V.E es ya muy alta la retirada de las ayudas «escalonadamente» seria lo logico y con los puntos de recarga que tienen y los precios actuales se lo pueden permitir,otra cosa seria aplicarlo a una gran economía (tirando para casa) España se están haciendo muy mal las cosas y en parte puede ser porque nuestra industria automovilística es dependiente de las marcas exteriores que deciden lo que a ellas les conviene y no lo que necesitamos aquí.Un dato el impuesto de matriculación y el IVA lo pagamos todos las ayudas al VE llegan a unos pocos y son muy dispares según la comunidad autónoma eso se lo tendrían que hacer mirar nuestros políticos.

    Responder

Deja un comentario