Las ciudades europeas cierran el acceso al centro a los coches diésel y gasolina | forococheselectricos

Las ciudades europeas cierran el acceso al centro a los coches diésel y gasolina


Sabemos que las ciudades se están transformando y urge poner en marcha medidas para reducir la contaminación de los centros urbanos. En este sentido, «prohibir vehículos es una opción rápida y barata» para las ciudades que necesitan mejorar la calidad del aire, afirma Frederic Rudolph, quien estudia movilidad y cooperación internacional en el Instituto Wuppertal para el Clima, Medio Ambiente y Energía en Alemania. «No se puede reducir a cero el tráfico de combustión interna, pero cada vehículo que se reduce es un beneficio».

Advertisement Advertisement

No está claro hasta qué punto las ciudades pueden impulsar estas reformas, no olvidemos que en Francia se vivieron semanas de protestas generalizadas y violentas contra un plan para aumentar los impuestos al combustible. Las manifestaciones obligaron al gobierno a dar marcha atrás y, finalmente, anunciar un aumento en el salario mínimo para compensar la decisión. Aunque pocas ciudades son tan avanzadas como la capital noruega en sus planes, muchas otras están tomando medidas para regular o limitar los automóviles de otras formas.

  • Copenhague está ganando rápidamente en las credenciales verdes de Oslo. Tiene el objetivo de convertirse en carbono neutral para 2025, cuando pretende que el 75% de los viajes en la ciudad se realicen en transporte público, a pie o en bicicleta.
  • Dejando de lado las protestas por el impuesto sobre el combustible, París ha prohibido los automóviles los domingos y los días festivos en varias partes de la ciudad. También está desarrollando aparcamientos disuasorios para reducir el uso de automóviles.
  • Madrid ha puesto en marcha ‘Madrid Central’, limitando el acceso de vehículos más contaminantes a una gran área de la ciudad.
  • Roma planea prohibir los vehículos diésel en el centro de la ciudad para 2024.

Si bien las emisiones de gases contaminantes pueden haber estimulado los esfuerzos iniciales para repensar el papel del automóvil en las ciudades, tanto los residentes como los las autoridades dicen que no es la única razón para hacerlo. En Viena, por ejemplo, afirman que «una ciudad que es buena para los niños es buena para todos», dijo Andreas Baur, portavoz de la teniente de alcalde Maria Vassilakou. Inspirada por la necesidad de los niños de correr y jugar, la ciudad ha eliminado algunos parkings de la ciudad, ha mejorado los carriles bici y está aumentando los espacios públicos.

El gran plan de la capital austriaca es reducir los automóviles al punto de que solo el 20% de su transporte se realice en vehículo privado. Viena espera que el uso del automóvil disminuya, ya que invierte en hacer que otros medios de transporte sean más atractivos para los usuarios. Sin embargo, estas ciudades no se encuentran entre las más pobladas de Europa. Oslo tiene un poco más de 650.000 personas, e incluso Madrid tiene solo unos 3 millones. Londres, por otro lado, es una metrópolis en expansión con una población cercana a los 9 millones de habitantes, y ha encontrado más dificultades para poner en práctica limitaciones para los automóviles.

El plan del alcalde Sadiq Khan de convertir el ajetreado distrito de compras de Oxford Street en una zona peatonal generó el rechazo de varios políticos locales, que argumentaron la oposición de los residentes como principal motivo. Sin embargo, Khan quiere mejorar la calidad del aire de la ciudad convirtiendo a la capital británica en una ciudad con cero emisiones para el año 2040. Bajo su supervisión, Transport for London, responsable de la red de transporte de la ciudad, ha promulgado nuevos impuestos para vehículos altamente contaminantes, además de la tasa diaria por congestión que se aplica a los vehículos que circulan por el centro de la ciudad.

En Oslo, los cambios son ampliamente apoyados por el público, según las encuestas citadas por la ciudad. Sin embargo, algunos residentes se han manifestado abiertamente en contra de los peajes que se están imponiendo. Al igual que con los manifestantes en París, los opositores a las reformas en Oslo dicen que los cargos por ingresar al centro de la ciudad afectan injustamente a quienes no pueden permitirse cambiar a un coche eléctrico.

Otros reconocen que las mejoras del transporte público están ‘en obras’, pero se muestran escépticos de que llegarán a suficientes personas en los anillos exteriores de la ciudades y temen lo que eso significaría para sus viajes. “Si voy en coche son 20 minutos. Si tomara el tren, sería más de una hora», afirma Cecilie Lyngby, quien inició el grupo People’s Action Against Car Tolls de Oslo, que tiene más de 53,000 miembros.

Todo esto sin olvidar un aspecto clave del norte de Europa, el clima, «es pleno invierno y hay nieve por todas partes. No puedo ir en bicicleta a todas partes con un niño de 2 años y un perro», dijo Lyngby, que está considerando formar un nuevo partido político y participar en las elecciones de 2019 de la capital noruega. «Queremos un aire limpio, pero no estamos de acuerdo con los impuestos, Esto nos impide vivir nuestras vidas».

El cambio es necesario, pero conseguir el equilibrio también. Para que los centros de las ciudades cuenten con un aire más limpio entran en juego muchos factores, sin duda, la delimitación de zonas de bajas emisiones es uno de ellos, facilitar el acceso a vehículos eléctricos es otro de los pilares, como el Plan MUS de la Comunidad de Madrid. La renovación de la flota de autobuses, taxis y vehículos con conductor, también; así como la mejora del transporte público para que sea atractivo para el usuario, tanto en tiempo de desplazamiento como por precio. Suena a utopia que todos estos factores se alineen, pero por algo se empieza. ¿Lo lograrán las grandes ciudades europeas?

Vía | 41NBC


puntos de carga

Compártelo:

47 comentarios en “Las ciudades europeas cierran el acceso al centro a los coches diésel y gasolina”

  1. ¿Y las calefacciones?
    Lo digo porque en el norte de Europa el uso de las calefacciones es muy intenso y es parte del problema. Y tiene que formar parte de la solución.
    Los coches tienen su importancia, por supuesto, y hay que trabajar en una solución, pero ésta debe venir acompañada con medidas generales.

    Responder
    • En Holanda ya se estan dando pasos para eliminar el gas ciudad en los hogares.
      Se pretende utilizar climatización geotérmica

      Responder
    • Totalmente de acuerdo, pero los vehículos de combustión también son causa de la terrible polución (esta semana se veía -y se ve- una “boina” tremenda en Madrid, casi se puede calcular la altura porque la parte superior de las 4 torres de Castellana queda por encima… y creo recordar que llegan a unos 250 metros).

      Yo he rehabilitado energéticamente unos edificios en la zona centro y han pasado a consumir literalmente la mitad en calefacción/refrigeración (unos vecinos lo tenían en gas, otros mediante bombea de calor). La cantidad de toneladas de “mierda” que se emiten a la atmósfera por malos aislamientos es enorme, y el coste por vecino ha sido realmente asumible.

      Se deben tomar cartas en el asunto ya para erradicar los focos emisores de polución atmosférica (coches/autobuses/camiones/motos… con motor térmico también contaminan)

      Responder
      • Las calefacciones que no sean de gas (fuel, etc) son muy contaminantes.
        No llegan al problema del carbón, pero contaminan también mucho.

        Responder
  2. Soy de Madrid. Absolutamente nadie, de mi colegio, instituto o Uuniversidad vive en la almendra central de Madrid. Todo el mundo eligio su lugar de residencia en el extrarradio, en la sierra, urbanizaciones, en pueblos de alrrededor, independientemente de la capacidad adquisitiva.

    El centro de las ciudades grandes va a quedar como una especie de parque temático de poblaciones pobres de otras culturas, turistas, prostitución y funcionarios/politicos en coches oficiales.

    Saludos.

    Responder
    • Se te olvida preguntarle a los afortunados que vivan en esa «almendra» ya que ahora disfrutan de menos trafico y menos contaminación lo cual hace que sus vidas sean más sanas, sus barrios más agradables y sus viviendas valgan más.

      Y si sus viviendas valen más lo que hara la zona es subir el nivel de vida, no bajarlo…

      Responder
    • No sabes lo que dices.

      Yo vivo en la almendra central de toda la vida y, de todas las cosas que mencionas, lo único cierto es que cada vez hay más turistas y la edad es alta (aunque eso siempre ha sido así).

      Los inmigrantes pobres salieron hace años, la prostitución callejera y la venta de droga ha quedado reducida a casi nada, y cada vez hay más comercio de calidad y profesionales con pasta que son los únicos que se pueden permitir los precios de la zona.

      ¿Dónde están los traficantes de heroina que había en Vazquez de Mella? ¿Y los vendedores marijuana de Barbieri? ¿Y las tiendas cutres de Fuencarral y Hortaleza? ¿Y la prostitucion barriobajera de Barbieri? Queda algo de prostitución en los aledaños de Gran Via y cada vez menos.

      Hoy los restaurantes y bares de diseño y los comercios de moda lo han invadido absolutamente todo. Ya no da miedo pasear por ningún sitio, y no encuentras ni jeringuillas, ni drogotas tirados. Esa es la evolución del barrio para bien de todos. Lo único negativo es que lis precios han subido como la espuma, pero era de cajón.

      Responder
    • Las ciudades americanas son mucho más modernas que las europeas, calles y avenidas mucho más amplias y sin calles estrechas y retorcidas como hay en la mayoria de ciudades europeas con un origen mucho mas antiguo que las americanas

      Responder
  3. » Londres, por otro lado, es una metrópolis en expansión con una población cercana a los 9 millones de habitantes, y ha encontrado más dificultades para poner en práctica limitaciones para los automóviles.»

    Dificultades?
    Bueno, si pagar 10 Libras al día para acceder al centro o multa son dificultades….
    10 libras que vienen a ser unos 14 euros al cambio por día multiplicado por 365 días: mejor comprarse un eléctrico para ello, ya que también van a cerrar el centro a los enchufables.

    Responder
    • La solicion para el acceso al centro de las ciudades, es sencilla!mente el transporte publico, no tiene sentido hoy en dia coger el coche particular y aparcar cada dia en el centro se Madrid, Barcelona, de Paris o de Roma, da igual, aunque tu coche sea electrico. Sincerament, las aglomeraciones urbanas europeas no puden soportarlo.
      Puede que ciudades californianas como Los Angeles, San Diego etc. esten preparada para ello, pero de niguna manera las viejas ciudades europeas.

      Responder
  4. creo que la solución pasa por reducir el tráfico de coches privados, pero también por mejorar el aislamiento de las viviendas, apostar por la movilidad eléctrica y hacer más sostenible el transporte público, creo que las prohibiciones no funcionan.

    Responder
    • Pues yo creo que las prohibiciones son lo único que funciona.

      Y es de sentido común: si el espacio es limitado, tienes que limitar la afluencia. Igual que limitas el aforo de los restaurantes o las discotecas, no puedes dejar que en cualquier zona entre cualquier número de coches, sencillamente porque no hay espacio.

      He estado en Tokio recientemente y es increíble: una metrópoli de cerca de 30 millones de personas y no hay atascos. Las zonas comerciales y de ocio están reventadas de gente, pero no hay atascos de coches. Y lo del metro a empujones se ha convertido en un mito: hoy los convoyes son larguísimos y la frecuencia muy elevada, y el metro va tan cargado como aquí.

      ¿Y cómo lo logran? Pues mejorando infraestructuras y, sobre todo, siendo realistas respecto a la capacidad de las calles y restringiendo el tráfico consistentemente: residentes, trasporte público y comerciales, mejoras en la red de metro y autobuses, y promoción del trasporte ligero individual.

      En resumen, lo lógico: limitas el acceso teniendo en cuenta el espacio disponible.

      Responder
  5. No sólo está entre las razones el medio ambiente y la sostenibilidad (que son las más importantes). También entran en las motivaciones otros muchos aspectos que conforman el nuevo concepto de ciudad que se busca en toda Europa (movilidad, relaciones sociales, consumo, eficiencia..). La época del derroche y del consumo intensivo frente al eficiente está tocando a su fin por su puras limitaciones biofísicas.

    Responder
  6. Soy de Madrid, y aunque no vivo en Madrid Central, voy mucho por allí. Os aseguro que la almendra está mucho mejor ahora. Ya se puede andar por la Gran Vía sin liarte a codazos y sin que te dé el humo de los coches directo a la cara. Las tiendas están llenas, los autobuses circulan más rápido y es mucho más agradable pasear por allí. Los que viven allí o cerca están encantados, y yo (y otros muchos) que no vivo allí también. Se respira mejor, se pasea mejor, se compra mejor, los autobuses van más rápido…..habrá perjudicado a alguno que tendrá que coger el metro o aparcar cerca de la almendra, pero a muchos que no paran de lloriquear y gritar como niñatos malcriados no les perjudica en absoluto, pero como lo ha hecho Carmena les entra el pánico y el ataque de histeria. ¿Qué le vamos a hacer? Los seres humanos podemos ser bastante patéticos.

    Responder
    • El factor sectarismo suele estar presente en las críticas, si. Así, muchos de los que jaleaban a Ruiz-Gallardon cuando peatonalizó Arenal o parte de Fuencarral ahora se rasgan las vestiduras por Madrid Central.

      Estoy en las antípodas de Gallardon y me parece un político detestable. Pero siempre le reconocí el acierto de hacer el centro un poquito menos “para coches”.. ya fuera con esta medida o con la de los parquímetros (salvo cuando los intentó meter en barrios cómo Carabanchel).

      Responder
      • Estoy de acuerdo. Es imposible ser a la vez ideológicamente cercano a Gallardon y Carmena, pero ambos han hecho (o están haciendo) lo que hay que hacer: restringir el tráfico del centro y favorecer a los peatones. Bien por ellos.

        Responder
  7. Por cierto, esto ha empujado a muchos a comprarse un coche o una furgoneta eléctrica, de lo cual me alegro muchísimo. Va a costar acabar con la contaminación de Madrid, más aún con estos largos periodos anticiclónicos sin una gota de lluvia ni de viento, pero poco a poco se hará. Por cierto, en Madrid el 80% de la contaminación proviene del NO2 y el O3 de los coches. En septiembre y octubre no hay calefacciones y la nube tóxica está en todo lo suyo con la inversión térmica. No quita que tendrán que hacer todo lo posible por cambiar las calefacciones más viejas.

    Responder
  8. Y por último, como dice RK, no solo es la contaminación, una ciudad con más zonas verdes y peatonales es una ciudad mucho más alegre y agradable para vivir. Pontevedra y Vitoria son un ejemplo. Ya sé que son ciudades más pequeñas, pero en las grandes se podrá hacer lo mismo en algunas zonas. En Pontevedra y Vitoria absolutamente nadie quiere volver a lo de antes. En Madrid pasará igual dentro de un par de años. Nadie estará en contra de Madrid Central. Como nadie está ya en contra de la ley antitabaco con la que muchos se pusoeron histéricas.

    Responder
    • Estoy de acuerdo. La ley del tabaco es un magnífico ejemplo. Y hay muchos más: el cierre del tráfico en el Retiro o la peatonalización de Fuencarral también fueron muy contestados y hoy nadie con sentido común se atrevería a revertirlos.

      Responder
  9. Igual lo insostenible son las ciudades de más de 500.000 habitantes, porque no todo se puede simplificar a las emisiones de gases de N, S, C ni partículas.
    Hay otros indicadores que se obvian en cuanto a la calidad medioambiental de una población.

    Responder
  10. Yo creo que después de las restricciones a los coches de combustión, hay que pasar a ocuparse de las calderas de las calefacciones.
    No debe quedar ninguna que funcione con carbón fuel oil y tampoco de gasoil.
    Pero para eso habrá que potenciar la geotermia y permitir el gas natural durante algún tiempo.

    Responder
      • Lo de bio masa va a ser que no.
        Si bien es neutra desde el punto de vista del CO2, no lo es e absoluto con respecto a los NOX.
        La eléctrica es la más «limpia» desde el punto de vista de gases a nivel local, sin duda, pero también es la más cara, de lejos, de los sistemas que hay. Sobre todo donde hay inviernos fríos.
        En zonas más templadas te puedes arreglar, tal vez, con una bomba de calor, pero en zonas muy frías el coste es muy alto.

        Responder
  11. Las famosas boinas como las de las fotos son CO2, que tras la combustión al enfriarse es más denso que el aire.
    Las grandes y no tan grandes ciudades deberían de prohibir las calefacciones de gasoil, carbón, pero también de gas natural y de pellets, estimulando las instalaciones de aerotermia de alta eficiencia energética qie obtienen alrededor del 80% de la energía gratuita del aire y el 20% de electricidad que tampoco emite CO2 in situ.

    Responder
    • El CO2 lo pruducimos al respirar y no tiene color, si fuera como tú dices irimos todos hechando humo por las narices, la boina son concentraciones de NOX, benzenos, azufre… Que son sustancias que se producen por la ineficaz combustión de los vehículos térmicos, calefacción de gasoil,… Las calderas de biomasa solo producen CO2, por lo que son neutras en emisiones pero con la ventaja de usar material forestal de la limpieza de los montes por lo que tiene tres beneficios, mejora la economía de las pequeñas poblaciones, evita incendios y repercute positivamente en la economía del país ya que es dinero que no se marcha del país a engrosar carteras ajenas, o sea no hay fuga de divisas.

      Responder
    • El CO2 no forma boina visible que yo sepa. El color y la mala visibilidad los aportan principalmente las partículas en suspensión y la neblina propia de los días fríos y estables. El óxido de nitrógeno no sé si tiene color.

      Responder
  12. Por cierto, yo imagino las ciudades del futuro con todas las cubiertas solares: edificios, aparcamientos, naves industriales… También pequeños aerogeneradores en las mismas cubiertas en según qué casos. Edificios bien aislados y climatizados por aerotermia; y comunicados energéticamente con capacidad no solo de autoabastecerse sino de recargar los autos de los propietarios y verter energía a la red o producir hidrógeno (naves industriales). Es cuestión de tiempo y voluntad política. Salu2.019

    Responder
  13. En general la gran mayoría de los actores implicados están haciendo un diagnostico erróneo.Automóvil combustión o eléctrico?en las grandes ciudades el automóvil como concepto ya es una idea del pasado que hay que superar.Lo que viene es la evolución de patinetes y bicicletas eléctricas cada vez más equipadas.cada vez será más normal ver patinetes con asiento, dos plazas o más,4 ruedas con cubierta y parabrisas etc.será algo así como la reinvención del automóvil pero sin pesar 1500kg.Empezando por un cada vez más amplio transporte publico.El automovil en las grandes ciudades esta muerto!

    Responder
    • Jandro, tienes razón, es toda la mezcla de contaminantes fruto de las combustiones que es en realidad lo que hay que eliminar del estilo de vida humano. Perdón por mi fallo y un saludo.

      Responder
  14. Cierto E-Kar. La pregunta es cuanto queda para que ocurra eso porque esto supone también un cambio cultural. También habrá que ver si las multinacionales y sus políticos opondrán mucha resistencia.

    Responder
  15. Por un lado hay que descentralizar las grandes ciudades. Es mejor 5 ciudades de 800.000 que una de 4.000.0000 de habitantes. Pero nuestros políticos no están por la labor.

    Lo de decir que todo la contaminación es culpa de los coches es no querer ver el problema de las calefacciones. Por ejemplo estos días en Madrid. Prácticamente sin calefacción, yendo y volviendo prácticamente sin tráfico y con problemas de contaminación

    Responder
    • Nadie dice que toda la culpa sea del tráfico. Ese es un argumento falaz.

      Ahora hay más presión sobre los coches de combustión porque es lo que más fácilmente se puede regular.

      Mientras, se está fomentando mediante subvenciones otras medidas, como el cambio de calderas a Gas Natural.. mucho menos contaminante.

      Responder
    • ¿Y qué?

      Habrá que atacar todos los frentes, no se trata de elegir uno u otro. Y, en cualquier caso, la calefacción es un bien mucho más básico y necesario que los coches.

      Responder

Deja un comentario