Elon Musk asegura que el sistema de propulsión del Model 3 durará al menos 1.6 millones de kilómetros, y la batería entre 480.000 y 800.000 km

Una de las principales dudas de aquellos que están valorando la compra de un coche eléctrico, es cuánto durará su batería. Algo que no tiene fácil respuesta ya que depende de factores como la química, la refrigeración, y también el trato que reciba por parte de su propietario. Es por eso que no dejan de ser llamativas las últimas declaraciones de Elon Musk, indicando que el Model 3 será un coche casi eterno.

El jefe de Tesla ha respondido a un mensaje en Twitter en el que se estimaba el potencial de usar un coche eléctrico en servicios de taxi privado, como UBER, indicando el coste operativo y también la previsible mayor vida útil del vehículo. Una cuestión en la que el propio Musk ha dejado una respuesta realmente llamativa.

Según Musk, el sistema de propulsión y el cuerpo del Model 3 están diseñados como un vehículo comercial para lograr una vida útil de un millón de millas (1.6 millones de kilómetros). Los módulos de batería actuales deben durar de 300.000 a 500.000 millas (entre 484.000 y 807.000 kilómetros, o 1.500 ciclos).

Pero sin duda si esto no es suficiente para que la confianza en el sistema sea elevado, Musk ha indicado que llegado el momento el cliente podrá reemplazar los módulos dañados, no el pack entero, una operación que tendrá un coste de entre 5.000 y 7.000 dólares.

Con esto sobre la mesa, la persona o empresa que opte por un Model 3 parece que al menos teóricamente, habrá adquirido un coche que le podrá durar una buena cantidad de años. Y es que para hacer 500.000 kilómetros en 10 años, hay que recorrer de lunes a domingo casi 140 kilómetros diarios. Y para llegar a los 800.000, poco más de 220 kilómetros cada día.

Opinión: No traerá alfombrillas, tendrá un interior demasiado minimalista y con acabados mejorables…pero el Tesla Model 3 puede salvarte de un accidente gracias al Autopilot (vídeo)

También interesante el aspecto de sustitución de los módulos de la batería, en lugar de optar por cambiar todo el pack como se venía haciendo hasta ahora. Algo que sin duda abaratará la operación, y reducirá los costes logísticos de tener que transportar el pack a reparar hasta un centro especializado, y luego buscarle una vida útil.

Pero el gran potencial de estos cálculos de nuevo, es el beneficio que puede lograr un conductor que utilice un Model 3 como herramienta de trabajo. Un taxista accederá a un coche que durará mucho más que un modelo convencional. Un tiempo donde además de un coste de la energía más económica, también contará con mucho menos mantenimiento. Algo que después de 10 años es una enorme cantidad de dinero que se habrá ahorrado el propietario.

Relacionadas | El Tesla Model 3. Un coche eléctrico que gana autonomía y potencia después de salir de fábrica

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame