¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El coche eléctrico puede ayudar a ahorrar miles de millones en costes sanitarios

Por todos es conocido que los coches eléctricos no emiten ningún tipo de contaminante al circular por las calles y carreteras, no importa que estén aparados en un semáforo o que vayan más deprisa por una autopista. Esto contrasta con los vehículos de combustión interna, y se presenta como una de las mayores ventajas de los coches eléctricos, ayudando a mejorar la calidad del aire de las ciudades.

En un estudio llevado a cabo en Australia por el organismo Electric Vehicle Council (EVC), se ha concluido que la utilización de este tipo de vehículos pueden ahorrar a los gobiernos miles de millones de euros en gastos médicos en tratar enfermedades relacionadas con la contaminación producida por los coches tradicionales.

En la región de Sydney, los costes médicos relacionados con la contaminación de los vehículos de combustión interna, son responsables de unos costes médicos de hasta 3.000 millones de dólares cada año. Eso se traduce en un ahorro de hasta 3.200 dólares por coche, en el caso de ser sustituido por uno eléctrico.

En el informe, se recomienda incluir las muertes debido a enfermedades respiratorias causadas por las emisiones de los coches, en las estadísticas de los accidentes de tráfico. En Nueva Gales del Sur, cada año mueren 650 personas aproximadamente debido a enfermedades relacionadas con las emisiones contaminantes.

El CEO de EVC, Behyad Jafari, comenta: «Hemos visto muchos gráficos en las campañas de seguridad vial, pero la parte más peligrosa de un coche es su tubo de escape. Existen muchas razones para que en Nueva Gales del Sur se lleve a cabo la transición al coche eléctrico de forma rápida, pero la más infravalorada es la salud. Podemos mejorar la sanidad y recaudar más dinero si eliminamos los coches de combustión interna y los coches eléctricos limpios ocupan su lugar.»

La contaminación de los vehículos es especialmente dañina para los niños, provocando asma en la mayoría de los casos. Tampoco ayuda que los colegios normalmente estén situados en las vías principales de acceso de las ciudades.

Las emisiones contaminantes que causan enfermedades respiratorias, entre otras, son el monóxido de carbono (CO) y el dióxido de nitrógeno (NOX). Tampoco hay que perder de vista las partículas sólidas (PM10 y PM2.5). La adopción de coches eléctricos puede eliminar por completo las emisiones de CO y NOX, consiguiendo reducir a la mitad las emisiones de PM10, mientras que se podría disminuir en dos terceras partes la presencia de PM2.5.

Fuente | Electric Vehicle Council

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame