Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
La Fórmula E llega a las apuestas de la Fórmula 1 | forococheselectricos

La Fórmula E llega a las apuestas de la Fórmula 1


La temporada 2020 de la Fórmula 1 está a punto de comenzar. Los equipos de la parrilla trabajan contrarreloj desarrollando los monoplazas del nuevo año, aunque también con sus proyectos de monoplazas para la revolución deportiva que llegará en 2021 con el nuevo reglamento configurado por Liberty Media para igualar las fuerzas entre las escuderías. Los test de pretemporada del ‘Gran Circo’ arrancarán en Montmeló, Barcelona, el 19 de febrero, y la temporada, el 15 de marzo con el Gran Premio de Australia en el Circuito de Albert Park de la ciudad de Melbourne. Para amenizar la espera, los amantes de la velocidad pueden disfrutar en este tiempo de la temporada 2019/2020 de Fórmula E, la categoría de competición de monoplazas eléctricos organizada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El concepto de la Fórmula E nació la noche del 3 de marzo del 2011 en un restaurante de París. El presidente de FIA, Jean Todt, y el empresario y expolítico español, Alejandro Agag, desarrollaron la idea de un campeonato de monoplazas eléctricos para demostrar el potencial de la movilidad sostenible, con el objetivo de crear un mundo mejor y más limpio. Una idea que quedó plasmada en pocas palabras en una servilleta del restaurante de la capital francesa. Tras aquella reunión con el máximo mandatario del automovilismo mundial, Agag empezó a desarrollar la propuesta para encontrar la financiación necesaria para hacer realidad el campeonato internacional de monoplazas eléctricos. Finalmente, la fundación de la Fórmula E tuvo lugar en el año 2012, aunque la competición inaugural tuvo que esperar hasta la temporada 2014/2015.

La Fórmula E, que se conoce comercialmente como ABB Fórmula E por motivos de patrocinio, persigue dos objetivos principales. Por un lado, servir como laboratorio de investigación, desarrollo y aplicación de las últimas tecnologías en propulsión eléctrica, como baterías, sistemas de recarga o nuevos motores. Por otro, promover y visibilizar los coches eléctricos para acelerar su popularidad, demostrando que pueden correr tanto como los monoplazas de la Fórmula 1. La primera demostración tuvo lugar el 13 de septiembre de 2014, cuando se inauguró el campeonato de monoplazas 100% eléctricos y con un diseño similar a los de la Fórmula 1 en el Circuito del Parque Olímpico de Pekín. Desde su debut mundial en la capital de China, la Fórmula E se ha convertido en una marca internacional de entretenimiento con el automovilismo como pieza central.

El 22 de noviembre de 2019 arrancó la sexta temporada de la Fórmula E en Arabia Saudí, la segunda campaña con la actual generación de monoplazas, denominados “Gen 2”. Esta nueva generación de coches eléctricos cuenta con una potencia máxima de 250Kw (335CV), es decir 50Kw más que el Gen 1. Además, se acerca a los 300 kilómetros por hora, 55 por hora más que su antecesor, y pasa de 0 a 100 km/h en 2.8 segundos. Sin embargo, el avance más destacado llega de la mano de la batería, provista por McLaren, que tiene el doble de duración que la del monoplaza anterior, permitiendo a los pilotos completar una distancia de carrera sin la necesidad de cambiar de coche, como sucedía en las últimas temporadas.

La temporada 2019/2020 de la Fórmula E está compuesta por 12 equipos: Audi, BMW, DS Techeetah, Jaguar, Nissan, Mahindra, Venturi, NIO, Envision Virgin, GEOX Dragon, Porsche y Mercedes. Porsche y Mercedes, que llega como equipo oficial tras su apoyo a HWA en la campaña anterior, han sido las dos últimas grandes marcas que se han incorporado a la categoría eléctrica. Todas estas escuderías, así como los 24 pilotos de la parrilla, afrontan el calendario más largo de la corta historia del campeonato, con 14 carreras en 12 ciudades de los 5 continentes. 

Diferencias entre la Fórmula E y la Fórmula 1

Desde su nacimiento oficial en septiembre de 2014, se han sucedido las comparaciones entre la Fórmula E y la Fórmula 1. A pesar de ello, la FIA está apostando cada vez más por la competición de monoplazas eléctricos, con el objetivo de igualarla en importancia al ‘Gran Circo’. Sin ir más lejos, la Fórmula E pasará a tener rango de campeonato del mundo en la temporada 2020/2021. Por primera vez en la historia, esa campaña habrá dos Mundiales de monoplazas disputándose a la vez. Al fin y al cabo, los amantes de la velocidad no solo pueden realizar apuestas Fórmula 1 en sitios como https://www.casadeapuestasonline.es/formula-1/, sino que ahora también pueden hacerlo en la Fórmula E, especialmente por el francés Jean-Éric Vergne, vigente campeón del campeonato eléctrico y expiloto de la escudería Toro Rosso en F1.

La Fórmula E y la Fórmula 1 guardan infinitas diferencias, aunque sus monoplazas sean aparentemente muy similares en la parte estética. La principal diferencia se encuentra en el motor, puesto que mientras los Fórmula E cuentan con motores eléctricos accionados por baterías, los coches de F1 son propulsados por unidades de potencia en base a combustión. De esta forma, los Fórmula 1 pueden alcanzar velocidades cercanas a los 380 kilómetros por hora, mientras que los Gen 2 se acercan a los 300km/h. A pesar de ello, los monoplazas eléctricos están recortando distancias con la F1.

Otra de las grandes diferencias es que los Fórmula E están diseñados para circuitos urbanos, mientras que los monoplazas de Fórmula 1 corren en circuitos autódromos de velocidad, salvo uno (Gran Premio de Mónaco). También hay diferencias en el peso, neumáticos, dimensiones y duración de las carreras.

Compártelo: