El Tesla Model X sigue los pasos del Model S con un profundo rediseño interior y una versión Plaid de más de 1.000 CV

Hace unas horas nos hicimos eco de la llegada de una versión actualizada del Model S, el cual ahora luce un diseño exterior ligeramente modernizado, un habitáculo completamente nuevo, equipamientos de última hornada y una gama de versiones reorganizada. Sin embargo, y aunque pasó más desapercibido, el Model X también ha recibido una serie de mejoras para mantenerse al día.

Como ya ocurría en su hermano, la principal novedad del Model X «refresh» es un interior de nueva factura en el que el protagonismo recae en un volante con forma de «mariposa» dotado de controles hápticos en sustitución de las típicas palancas ancladas a la columna de dirección, así como en la pantalla táctil «cinematográfica» de 17 pulgadas que preside el salpicadero.

El sistema de infoentretenimiento incluye un ordenador de juegos con 10 teraflops de potencia de procesamiento y compatibilidad con un mando inalámbrico, lo que permitirá a los pasajeros jugar desde cualquier asiento. Además, se añaden servicios de streaming como Netflix, Hulu, YouTube o Twich a través del paquete de conectividad premium, incluido de forma gratuita durante tres años.

La instrumentación digital de 12,3 pulgadas y la pantalla de 8 pulgadas para los pasajeros de la segunda fila completan el arsenal de displays. Otros cambios destacados son la inclusión de un cargador inalámbrico para smartphones y la nueva selección de molduras y cromados que decora el habitáculo, mejorando notablemente su empaque.

El modelo está disponible en configuraciones de cinco, seis y siete plazas, e incorpora un nuevo climatizador trizona. Se mantiene el conocido filtro HEPA con modo «defensa contra armas biológicas», y tanto el volante como los asientos de todas las filas disponen de calefacción. Otra novedad interesante es la adición de una bomba de calor, que permitirá mejorar la eficiencia del SUV en climas fríos.

La gama se compone de dos versiones: Long Range, con 679 CV y dos motores (uno en el eje delantero y otro en el trasero), y Plaid, con 1.034 CV y tres motores (uno en el eje delantero y otros dos en el trasero). El primero tiene un precio de partida en España de 99.990 euros, mientras que el segundo llega a los 119.990 euros.

El Model X Long Range promete una autonomía de 580 km EPA, un 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad punta de 250 km/h. El Model X Plaid por su parte llega a los 547 km EPA, reduciendo el 0 a 100 km/h a apenas 2,6 segundos y aumentando la velocidad máxima a 262 km/h. Por el momento no se ofrece una versión Plaid+ como la que encontramos en el Model S.

En el exterior las modificaciones son más superficiales: se eliminan por completo los cromados y se añade un paragolpes de diseño más redondeado, así como una nueva selección de llantas (Cyberstream de 20 pulgadas y Turbine de 22 pulgadas). ¿Cuándo llegará este modelo a España? Al igual que ocurre con el Model S, las primeras entregas están programadas para septiembre.

Relacionadas | Tesla presenta el renovado Model S con más de 840 kilómetros de autonomía y un diseño interior de vanguardia

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame