Nidec afirma que la electrificación permitirá desarrollar coches extremadamente asequibles (menos de 2.500 euros), popularizando el automóvil en África, India y Sudamérica

De acuerdo con Shigenobu Nagamori, presidente y director ejecutivo de Nidec, en los próximos años comenzarán a proliferar los coches eléctricos de menos de 2.500 euros, lo que impulsará su demanda en regiones como África, India y Sudamérica. Nidec es una empresa japonesa conocida principalmente por ser un proveedor de motores eléctricos.

«El valor de los automóviles caerá a tan solo 300.000 yenes (2.382 euros), lo que provocará un aumento en su demanda». El ejecutivo señala que esta transformación ya está teniendo lugar, como demuestra el enorme éxito cosechado en China por el Wuling Hongguang MINI, un diminuto modelo valorado en unos 4.300 dólares (3.545 euros).

Nagamori cree que la creación de vehículos de corte tan asequible impulsará el mercado automotriz mundial hasta unos 300 millones de unidades anuales, frente a la actual horquilla de entre 80 y 90 millones. Esta previsión choca con la estrategia seguida por los fabricantes occidentales, que están abandonando las categorías menos rentables (segmento A) para centrarse en el desarrollo de modelos más caros y con un mayor margen de beneficio.

Dentro de este escenario, Nidec tiene el objetivo de convertirse en un proveedor líder a nivel mundial, ofreciendo motores eléctricos a un precio más económico que sus rivales. «El valor de los motores eléctricos se reducirá a una quinta parte. Ahora tenemos que prepararnos para ello». Actualmente la empresa se encuentra centrada en la obtención de fondos para aumentar su capacidad de producción, lo que a su vez se traducirá en unas mayores economías de escala.

Las ganancias de Nidec están viéndose impulsadas por el auge de la electrificación: la demanda de motores sin escobillas, una especialidad de la compañía, se ha disparado en mercados como China. De acuerdo con Nagamori, a medida que la población del país asiático va incrementando su nivel de vida, la demanda de productos ecológicos de alta calidad se dispara.

A pesar de que el año pasado la empresa tuvo que enfrentarse a una caída en la demanda de componentes para automóviles debido a la pandemia de COVID-19, la rápida recuperación del mercado chino, que actualmente representa una cuarta parte de las ventas brutas de Nidec, permitió a la compañía sobreponerse a la crisis del sector.

Relacionadas | El fabricante de baterías Guoxuan High-Tech, del que Volkswagen es accionista, presenta unas celdas LFP con una densidad energética de récord: 212 Wh/kg

Compártelo: