El presidente de Maersk pide el final de los buques con combustibles fósiles para 2035

El presidente de Maersk pide el final de los buques con combustibles fósiles para 2035


Mientras Europa y otras potencias se han embarcado en una carrera por reducir las emisiones, con la firma de los Acuerdos de París, sectores como el transporte marítimo se mueven en dirección contraria. Una actividad que supone la emisión cada año de unas 1.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (el 3% del total mundial), por lo que, en un hipotético ranking entre países, ocuparía el sexto lugar entre los principales focos emisores del mundo, por encima de Alemania. Un importante problema que ha puesto sobre la mesa una de las figuras más importantes del sector. El presidente de Maerks, la mayor empresa de portacontenedores del mundo.

Søren Skou ha aprovechado la influencia de su puesto para hacer un ambicioso llamamiento a los reguladores para que se trabaje en la búsqueda urgente de la reducción de emisiones de los barcos alimentados por combustibles fósiles a lo largo de la próxima década.

El Sr Skou incluso ha comparado la regulación del sector del automóvil, que en 2035 tendrá que dejar de vender coches con motor de combustión en lugares como Europa. Una estrategia que indica deberían seguir también con el transporte marítimo.

En su cuenta de Linkedin, el presidente de Maersk ha indicado que «La Comisión Europea propone poner fin a la producción de automóviles con motor de combustión en 2035. La Organización Marítima Internacional debería hacer lo mismo con los barcos de combustibles fósiles con objetivos ambiciosos y medidas para descarbonizar el transporte marítimo

Sobre las medidas para lograr esta reducción de emisiones, el directivo danés ha indicado que hay herramientas como un impuesto global a las emisiones, así como también una fecha de finalización para la producción de barcos alimentados por combustibles fósiles para 2035. Dos medidas que indica, enviarían una fuerte señal al ecosistema del transporte por mar, incluidos los astilleros y los productores de combustible.

Y es que como hemos visto en el sector de la automoción, un anuncio incluso a largo plazo del final de la producción de motores de combustión ha tenido un fuerte impacto en la planificación de los grandes grupos. Fechas que luego se han podido ir adelantando gracias a la evolución tecnológica y de los precios provocado por la entrada de una gran cantidad de inversión.

El presidente de Maersk está a favor de un impuesto a las emisiones de hasta 450 dólares por tonelada. Una fórmula que serviría para reducir la diferencia de coste entre los modelos de combustión y las alternativas neutras en emisiones que llegarán en los próximos años.

A medida que se reduce la brecha de precios, el Índice de Diseño de Eficiencia Energética de la Organización Marítima Internacional (OMI) en sus próximas fases podría ser el instrumento para hacer que la fecha de finalización de la producción y operación de los barcos a base de combustibles fósiles sea una realidad global”.

Un mensaje alto y claro de una de las figuras más influyentes y relevantes del sector, que pone sobre la mesa el papel fundamental de las administraciones para lograr reducir las emisiones de sectores que hasta ahora han estado en mayor o menor medida fuera de la tendencia global de reducir el impacto medioambiental, y que como vemos incluso desde dentro de la propia industria se aboga por aumentar la presión pública para caminar hacia sistemas más sostenibles.

Fuente

Relacionadas

Compártelo:

24 comentarios en «El presidente de Maersk pide el final de los buques con combustibles fósiles para 2035»

  1. Tengo que reconocer que me deja descolocado que este señor con tanta importancia en el transporte marítimo deje estas suculentas declaraciones. Lo cual me deja varias incógnitas:
    ¿Se puede hacer esa transición en el transporte marítimo en un espacio tan corto de tiempo?
    ¿Existe ya la tecnología que lo permita?
    ¿La situación es mucho peor de lo que nos cuentan?

    Responder
    • Hombre. Los grandes portaviones y los submarinos de la armada americana, se mueven con un rector nuclear desde hace décadas. De momento esta tecnologia está implementada desde hace tiempo en estos buques, no creo que sea muy complicado aplicarla a los grandes contenedores que recorren medio planeta.

      Otra tecnologia para estos buques sería la pila de combustible, lo de las baterias de ion-litio, creo que tardaremos en verla.

      Responder
    • Claramente no, lo que busca es otra cosa, como no existe pedir a todos los países determinados fondos para hacer la transición y también intentar tener una posición dominante.

      Incluso lo está diciendo porque algo tiene en la manga para adelantarse a la competencia.

      Responder
  2. No veo yo que la tecnología esté tan avanzada para que en 12 años todos los buques de transporte sean eléctricos. Al menos con baterías. Con hidrógeno ya me callo ya que no tengo ni idea.

    Responder
      • Ecológica, de forma que genere mucho menos CO2, no.

        A base de convertir gas/petróleo/etc en H2 y capturar el CO2 y hacer cochinadas y trucos sucios que terminan incrementando el problema en vez de disminuirlo, sí.

        Responder
  3. La tecnología para buques mercantes no va por la nuclear ni electrificación como decís en otros comentarios.

    A día de hoy, tanto MAN como WinGD (WÄRTSILÄ), como los dos principales fabricantes de motores para este segmento (+93% cuota mercado mundial) están trabajando en combustibles alternativos como son el LNG, Biocombustibles, Metanol, Amoníaco e Hidrógeno principalmente.

    En 2024 ambas compañias harán pruebas en buques propulsados con Amoniaco en operativa real con el objetivo de ofrecer esta solución a nivel comercial en 2030.

    Por otro lado, en el puerto de Amsterdam están llevando a cabo pruebas para suministrar Gas Natural e Hidrógeno utilizando la misma red de suministro. Por ahora en H2 han llegado a una pureza del 93% (insufiente). El objetivo en 2025 es llegar al 97% (comercialmente viable).

    Responder
    • Maersk ya ha dicho que no apostarán por el LNG como alternativa de futuro. Queda por ver qué camino cogen, ya que no hablamos precisamente de barcos pequeños, sino de los más grandes del mundo. Tampoco creo que opten por el hidrógeno, ya que el coste será astronómico, incluso comparado con el fuel oil. Apuesto por el amoníaco o los biocombustibles.

      Responder
    • No creo que hable de gas natural, de hecho ya hay cruceros que se mueven con gas y la adaptación no es muy complicada. Este Sr. habla literalmente de combustibles fósiles. Y si no quiere cargar los contendores en veleros, no hay muchas alternativas.

      Responder
    • El otro día leí que Maersk había encargado varios buques nuevos (creo que 8) que funcionaban con biocombustibles, de esa manera estarían exentos de la tasa por la que aboga este señor…es la trampa.

      Responder
    • Prefiero un buque diesel con un sistema de filtros del nivel de la Euro6 para coches, que usar amoniaco (hidrógeno guardado como NH3)

      Responder
  4. Hay que tener en cuenta que los barcos tienen una vida útil mucho mayor que los coches.

    Un barco que funcione con diésel y sea botado en 2034 estará dando vueltas por los mares hasta el año 2070 o 2080.

    Responder
  5. Yo creo que el transporte mundial tiene que pasar un ajuste en general por todos lados. Más eficiencia logística (inteligencia artificial), reducción de la movilidad (aumentando impuestos sobre contaminación) que eviten movimientos innecesarios y movilidad 0 emisiones.

    Responder
  6. El bioetanol sería neutro y carbono poca inversión para reconvertirlo.

    La cuestión es como hacerle sostenible la obtención sin competir con cultivos de alimentos.

    Responder
    • El bioetanol es muy ineficiente por toda la energía y AGUA que hay que gastar para producirlo. Además me temo que va a costar muchos años que los campos se cultiven con tractores eléctricos en vez de diésel, por lo tanto de bio el etanol no tiene nada.

      Responder
  7. Solo hay una tecnología que pueda poner fin a la contaminación del aire.
    Motores eléctricos movidos con electricidad proveniente de baterías.

    Si quieren acabar con la contaminación del aire, placas fotovoltaicas eficientes y baratas.
    Molinos eólicos eficientes y baratos.
    Transporte general, (coches, camiones, autobuses, barcos, aviones, etc), que se muevan con electricidad.
    El resto son paños calientes, que no curaran la enfermedad.

    ¡Ah! y si queremos darle la puntilla, y finalizar de contaminar todo el planeta, rápido muy rápido, no tenemos mas que mover el transporte con los biocombustibles, biocarburante, biodiesel.

    El biocombustible es el combustible que mas contamina de todos.

    Responder
  8. Es divertido ver la tendencia que tenemos como seres humanos de intentar encontrar respuestas sencillas a problemas complejos. Tengamos cuidado que a veces parece que nos estemos metiendo en conversaciones de barra de bar.

    Responder
  9. La mejor alternativa de cambio de combustible,para los buques mercantes es la energía nuclear, ¿ Porque? Es más económica ,a largo tiempo, aunque el coste de su instalacion esmuy elevado, requiere muy poco espacio,lo usan en submarinos, sería muy rentable para buques de viajes interoceanicos, para buques «»» costeros»»» y pasaje de cortas navegaciones ( pocas horas y pocos días)para estos la mejor opcion hoy en día es el gas y en un futuro el hidrógeno.,los comentarios del presidente de Maerks son para la galería, ¿cuantos buques tiene propulsados por gas es su compañía? Según mis datos son dos y buques pequeños de menos de 20.000 toneladas, cuando el 95 por ciento de su flota es de más de 75.000 toneladas.

    Responder

Deja un comentario