Ayudas a las rentas bajas para la instalación de solar, aerotermia y préstamos sin intereses. La receta de Australia para una transición más democrática

Ya nadie duda de que las energías renovables son la solución para reducir las emisiones contaminantes, y también para rebajar los costes energéticos de las viviendas. Pero el coste a pesar de que ha bajado de forma drástica en la última década, sigue estando lejos de las economías que más partido le pueden sacar. Es por eso que gobiernos como el de Australia ha lanzado un proyecto para ayudar a las rentas bajas a dar el salto a la energía sostenible, y barata.

La iniciativa ha partido del Ministro de Agua, Energía y Reducción de Emisiones, Shane Rattenbury, del Partido Verde, que ha lanzado un programa que supondrá reducir los costes de las instalaciones a las familias con ingresos bajos que quieran instalar energía solar fotovoltaica en sus viviendas.

Gracias a esto, los propietarios tendrán a su disposición una ayuda de 2.500 dólares para sufragar parte de la instalación solar. Además podrán acceder a otros 2.500 dólares para sustituir equipamiento de climatización, como la instalación de aerotermia, o mejorar el aislamiento de la vivienda.

Para terminar la administración también ofrecerá créditos sin intereses, para que la operación sea incluso más accesible, y de esa forma poder reducir los costes energéticos de la vivienda de la forma más accesible posible.

Los beneficiados podrán ser familias con rentas bajas, pero también pensionistas. Todo en una iniciativa que se ha basado en otra puesta en marcha en Países Bajos, donde más de 670 viviendas se beneficiaron de las ayudas a la instalación de energía solar, que permitió un ahorro medio de 1.000 dólares por año y vivienda.

Un proyecto que además se enmarca en una iniciativa que busca atajar las subidas de los precios de la energía en Australia con la instalación de baterías de respaldo, que permitirán crear redes virtuales con las que sacar el máximo partido a las instalaciones renovables, y de esa forma reducir el impacto de la subida de precios de la electricidad.

Compártelo: