Las Citroën ë-Jumper, Opel Movano-e y Peugeot e-Boxer de Stellantis reciben una nueva batería de 75 kWh

El grupo Stellantis, líder indiscutible dentro del sector de vehículos comerciales europeo, ha electrificado por completo su oferta de furgonetas en un tiempo récord: tanto sus modelos pequeños (Citroën ë-Berlingo, Opel Combo-e, Peugeot e-Partner…) como los medianos (Citroën ë-Jumpy, Opel Vivaro-e, Peugeot e-Expert…) y grandes (Citroën ë-Jumper, Opel Movano-e, Peugeot e-Boxer…) cuentan ya con versiones cero emisiones.

En el momento de su lanzamiento, las ë-Jumper, Movano-e y e-Boxer estaban disponibles con dos packs de baterías, uno de 37 kWh que les permitía homologar 117 km WLTP de autonomía, y otro de 70 kWh con el que llegaban a 224 km WLTP. Ambos packs estaban asociados a un propulsor de 122 CV (90 kW) de potencia y 260 Nm de par.

Ahora, la batería de 70 kWh ha sido sustituida por una nueva de 75 kWh. Gracias al uso de este pack, la autonomía máxima del trío de comerciales pasa a situarse en 248 km WLTP. Este movimiento va en consonancia con la estrategia de Stellantis de ir puliendo todos sus modelos eléctricos de forma gradual con pequeñas mejoras constantes.

En paralelo, el sistema de carga también se ha visto optimizado, pues ahora incluyen de serie la carga rápida en corriente continua a 50 kW, lo que les permite recuperar el 80% de su alcance en aproximadamente una hora. El cargador trifásico de 22 kW por su parte rebaja el tiempo de carga acelerada de ocho a cuatro horas.

Citroën ë-Jumper

La autonomía pasa de 224 a 248 kilómetros WLTP

En el momento de su lanzamiento, las furgonetas eléctricas grandes de Stellantis estaban disponibles con cuatro longitudes (de 4,96 a 5,99 metros), tres alturas (de 2,25 a 2,76 metros) y un volumen de carga que iba de los 8 a los 17 metros cúbicos. Probablemente debido a la crisis en el suministro de semiconductores, actualmente la oferta es algo más limitada.

Las primeras entregas de las versiones actualizadas están programadas para el tercer trimestre de este mismo año. Por el momento no está claro si el cuarto modelo en discordia, la FIAT E-Ducato, recibirá este mismo tren motriz próximamente, pues aunque la Ducato es idéntica a las Jumper, Movano y Boxer, su versión eléctrica fue desarrollada de forma independiente por FCA antes de su fusión con PSA, que resultó en la creación de Stellantis.

Recordemos que la E-Ducato está disponible con un pack de 47 kWh (170 km WLTP) y otro de 79 kWh (280 km WLTP). El propulsor tampoco parece el mismo, pues aunque su potencia de 122 CV (90 kW) es idéntica, arroja algo más de par (280 Nm) que en el resto de modelos. Dado que Stellantis está homogeneizando su gama de productos con gran rapidez, es posible que la E-Ducato termine adoptando las mecánicas de sus hermanas a corto plazo.

Compártelo: