¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Gobierno aprobará el próximo martes un plan de ayudas para coches eléctricos «mejorado»

Tras la reciente dimisión de Wayne Griffiths como presidente de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) en protesta por la inacción del Gobierno a la hora de impulsar la movilidad eléctrica, el Ejecutivo ha acelerado la implantación de nuevas medidas en respuesta a las demandas del sector.

De acuerdo con fuentes gubernamentales, el próximo martes podría aprobarse durante el Consejo de Ministros una prórroga del Plan MOVES III de ayudas a la compra de coches eléctricos, el cual además recibirá profundas modificaciones para mejorar su efectividad, que lleva años siendo puesta en tela de juicio tanto por los fabricantes como por los consumidores.

El principal problema del Plan MOVES III, que caducará el próximo 31 de julio, es la tardanza con la que se cobran las ayudas: en la mayoría de casos, los usuarios deben esperar entre uno y dos años para recibir la subvención que les corresponde. El Gobierno se ha comprometido en varias ocasiones a ponerle remedio, por lo que podemos esperar mejoras en este punto.

«Somos conscientes de que el Plan MOVES tiene sus fortalezas y sus debilidades. Desde el punto de vista temporal, flexibilizar la ayuda para que se cobre cuando se compra el vehículo es un paso que vamos a dar, ese es el compromiso», declaraba a finales de 2023 el anterior ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez.

¿Qué podemos esperar del renovado Plan MOVES?

Esto fue reiterado el pasado mes de febrero por el propio Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. «En las próximas semanas revisaremos el Plan MOVES III en colaboración con el sector. Vamos a redoblar nuestros esfuerzos, tanto en materia de apoyo a los planes de ayuda como al impulso de la infraestructura de recarga.

Todavía podemos hacer mucho más. Y más en un entorno con una alta competitividad como es la automoción. Hay que reconocer el gran esfuerzo del sector a esta nueva transformación. Desde el Gobierno vamos a estar a su lado para convertir a España en el gran hub de la electromovilidad». Sin embargo, estas promesas no parecen haberse concretado hasta ahora.

Ensamblaje de baterías en la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza)

«En diciembre renové como presidente de ANFAC porque el Gobierno se comprometió a ser un aliado del sector, y a poner en marcha rápidamente medidas concretas y eficaces», señala hace unos días Griffiths. «En el Foro ANFAC del pasado mes de febrero, el presidente del Gobierno también se comprometió a revisar el Plan MOVES y a impulsar la infraestructura de recarga. Estas medidas no han llegado. Y por eso estoy decepcionado, porque ahora toca acelerar, no frenar. España tiene que mejorar la infraestructura pública de recarga y facilitar la compra de coches electrificados con un verdadero plan de incentivos fiscales que permita cobrar la ayuda en el momento de la compra».

La marcha de Griffiths, CEO de SEAT y CUPRA, ha sido calificada como un toque de atención por Jordi Hereu, actual ministro de Industria y Turismo. Las ventas de coches eléctricos en España no sólo son paupérrimas comparadas con las de otros países europeos, sino que incluso están yendo hacia atrás: entre enero y mayo se vendieron 23.195 vehículos eléctricos a baterías, lo que supuso una cuota del 4.48%, por debajo del 4.87% registrado en el mismo periodo de 2023.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame