¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Los concesionarios de Mercedes en Alemania desbordados por las unidades del EQE que vuelven de los leasing

Hace dos años, Mercedes lanzó al mercado el EQE. Una atractiva berlina eléctrica que suponía un tamaño y precios más terrenales que el exclusivo EQS. Un modelo bien recibido por prensa y usuarios, principalmente por su autonomía, eficiencia, y por las grandes oferta que en Alemania llegó a permitir acceder a leasing de dos años por una ridícula cuota de 250 euros al mes. Pero estas unidades están terminando sus contratos, y ahora no encuentran clientes que se hagan cargo de ellos, y se acumulan en cada vez mayor número en los concesionarios.

Como recordamos, el EQE es una berlina de 4.96 metros de largo que contaba en el momento de su lanzamiento con una versión de acceso, 350+, que contaba con un sistema de propulsión con tracción trasera, 215 kW (292 CV) y 530 Nm de par máximo, que se alimenta de una batería de 96 kWh útiles y una autonomía WLTP de hasta 660 km.

Luego llegó una variante de acceso, 300, que cuenta con un motor de 180 kW (245 CV) que monta la una batería de 89 kWh y 647 km de autonomía WLTP.

También hay disponibles dos variantes deportivas firmadas por AMG, su división deportiva: el Mercedes-AMG EQE 43 4MATIC y el Mercedes-AMG EQE 53 4MATIC+. Ambos disponen de tracción total gracias al empleo de dos motores síncronos de imanes permanentes (desarrollados por AMG) en configuración «dual» (uno en cada eje).

Aunque comparten su pack de baterías de 90,6 kWh (garantizado durante 10 años o 250.000 km), se diferencian por la potencia de su tren motriz: mientras que el AMG 43 4MATIC se queda en 476 CV (350 kW) y 858 Nm de par, el AMG 53 4MATIC+ llega a 626 CV (460 kW) y 950 Nm.

La cuestión es que los precios no son precisamente accesibles. Podríamos decir que entran dentro del rango habitual de precios de la marca, con unas tarifas que en España arrancan en los 72.790 euros para el 300, por los 74.600 euros de la 350+, hasta los 116.462 euros del más potente y costoso.

Para tratar de hacer arrancar las ventas, Mercedes lanzó en Alemania interesantes ofertas de leasing durante su lanzamiento, donde los más rápidos han podido hacerse con una unidad en un contrato de 2 años con una cuota de apenas 250 euros mensuales. Todo un chollo.

El problema es que estas unidades ahora están llegando al mercado, y lo hacen con unos precios mucho más elevados de lo que los clientes esperarían de un coche con dos años. Algo que se suma a la congelación del mercado del coche eléctrico de Alemania, lo que supone una tormenta perfecta para un Mercedes EQE que amenaza los niveles de stock de los concesionarios en el mercado germano.

Una preocupante situación para una Mercedes que ahora se enfrenta también a la llegada de unos fabricantes chinos que están apuntando a los segmentos premium, lo que añade más gasolina al fuego en una situación compleja que obligará a la marca a poner sobre la mesa fuertes descuentos si quieren convencer a los clientes a lanzarse a por una unidad de ocasión.

De momento, en las webs especializadas de Alemania podemos encontrar unidades de la variante 300, con muy pocos kilómetros, por ejemplo 10 o 20 mil km en su marcador, por unos precios en las unidades más económicas de 44.000 euros, o por 47.000 euros unidades de la versión 300+. A partir de ahí hay decenas de unidades por encima de los 50.000 y 55.000 euros. Algo que parece que no encaja con los presupuestos de los compradores, lo que da como resultado una acumulación de stock.

https://twitter.com/planwerk/status/1810569723710435668

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame