Toma de contacto con el Volkswagen e-Up

Wallbox

volkswagen-e-up

Coincidiendo con el Expoelectric, hemos podido realizar la toma de contacto con el Volkswagen e-Up. El primer coche eléctrico de fabricación en cadena del constructor alemán. Un apelativo que ya nadie le quitará, y que le otorga una importante cuota de responsabilidad.

La filosofía del e-Up es diferente a la de la mayor parte de los coches eléctricos a la venta. Este no cuenta con una plataforma creada específicamente para el, como otros modelos del mercado. VW ha creado una base que será utilizada tanto por los eléctricos, como por el resto de versiones, una forma de reducir costes de fabricación. Un modelo al que nos hemos podido subir y conducir nuestros primeros metros tras el volante por las calles de Barcelona.

 

volkswagen-e-up-13

El e-Up es un modelo creado por y para la ciudad. Eso salta a la vista por unas medidas, 3.54 metros de largo, que le permiten ratonear por las calles y aparcar en casi cualquier esquina. Sin duda es el gran punto a su favor ya que hasta el momento la oferta en este segmento era muy pobre, y dadas las limitadas autonomías de los coches eléctricos, la ciudad es su hábitat natural.

Volkswagen e-Up: Exterior e interior

No hay grandes sorpresas en cuanto a diseño. Es el Up, pero con una entrada de corriente. No hay guiños de cara a la galería, si alguien lo ve por la calle, será difícil distinguirlo de su versión con motor de combustión. Sólo la forma en C de las luces diurnas LED le delata, así como el tono azulado de los logos. Esto gustará a muchos, y no a otros, como se suele decir, para gustos, colores.

volkswagen-e-up-08

Una vez sentados tras el volante, lo primero que nos viene a la cabeza es…”un coche alemán”. Un diseño parco y sencillo, de nuevo sin alardes de cara a la galería. Plásticos duros y de una calidad algo justa dan forma a un salpicadero simple donde el color blanco es el gran protagonista. El problema es que hablamos de un coche de más de 26.000 euros, un coste por el que el cliente demandará unos materiales de mayor calidad, y que es uno de los puntos más débiles de este modelo ya que hay plásticos que parecen sacados de un Dacia.

Llama la atención el sistema de información del salpicadero. En vez de una moderna pantalla digital, nos encontramos con las clásicas agujas. Velocidad, carga y recuperación se nos muestra con un sistema que según Volkswagen, es más clara y rápida de leer, algo muy importante cuando estamos conduciendo. En caso de querer datos y gráficos, tenemos que acudir al navegador Garmin, que nos mostrará la información relacionada con la carga, consumo y otros detalles. Por supuesto, también funciona como GPS con el sistema Maps&More, que nos dará rutas específicas para el eléctrico.

volkswagen-e-up-12

Al contrario que en otras marcas, Volkswagen ha incorporado este elemento como un accesorio que no está integrado. Por suerte podremos retirar para evitar atraer a los amigos de lo ajeno. En un sector que tiende a las pantallas táctiles de serie, la solución de VW es cuando menos poco elegante, por no decir algo chapucera. Como en los materiales del interior, un coche que parte desde los 26.300 euros, debería contar con esta pantalla integrada.

Entre el equipamiento que distingue al eléctrico de convencional podemos encontrar también el climatizador, que sustituye al aire acondicionado. Un clima que además podremos controlar desde nuestro teléfono, algo de agradecer en los días más fríos y calurosos del año.

Como es de esperar, el Volkswagen e-Up no es un coche muy amplio en su interior. Los apenas 3.54 metros de largo hace que el espacio en las plazas traseras sea extremadamente limitado. Pero esto no se extiende a un maletero que mantiene los 250 litros del modelo convencional, sin duda un punto a favor del VW. Otro detalle que diferencia a este modelo es que las baterías están alojadas en los bajos del asiento, lo que repercute en la altura del suelo en los asientos traseros, donde llevaremos las rodillas algo más elevadas de lo normal.

Volkswagen e-Up: Conducción

volkswagen-e-up-05

No hay lugar a dudas que lo más interesante de un coche eléctrico, es la conducción. Podemos pasarnos años hablando de su silencio, suavidad y aceleración, pero no seremos capaces de transmitir una pequeña parte de lo que esto supone a la hora de probarlo con nuestras propias manos.

Los 82 caballos de potencia del e-Up se desbocan si pisamos el acelerador a fondo. Al contrario que por ejemplo en el LEAF, la entrega es lineal y sin contemplaciones desde parado. Si pisamos a fondo, saldremos chirriando con las ruedas, algo que también nos sucederá en las recuperaciones. La conducción por ciudad con el e-Up es una gozada. Podemos serpentear entre el tráfico y el par motor en colaboración con una dirección muy directa nos permitirán llevar el coche siempre a donde queremos. Como hemos dicho, las baterías están alojadas en los bajos, un aspecto que proporciona al e-Up un centro de gravedad bajo y que mejora las sensaciones dinámicas.

volkswagen-e-up-04

La regeneración es una de las principales cualidades de este modelo. En la palanca de cambios nos encontramos los diferentes modos de conducción. Si seleccionamos la D, el coche se comportará de forma normal, recuperando ligeramente cuando soltamos el acelerador, y cuando frenamos. Dentro de esta modalidad podremos seleccionar hasta tres modos de retención.

El sistema de retención es un atractivo que nos permite jugar a lograr la mayor eficiencia, y comodidad, al prescindir del pedal del freno

La retención entrará en funcionamiento cuando soltemos el acelerador. En el primer tramo la retención tiene un grado, en el segundo un grado más intenso, y en el tres ya contamos con una frenada importante. En la práctica, además de recuperar energía de las frenadas, este sistema nos permite conducir con un único pié. Incluso cuando se activa la retención, las luces de freno se encienden para avisar de que estamos frenando.

La última fase de retención la tenemos que seleccionar pulsando de nuevo la palanca. Es el Modo B. En este la retención ya alcanza su máxima expresión, y realmente nos permite prescindir casi por completo del freno.

¿Es interesante este sistema? Pues es una cuestión de gustos, y sobre todo de costumbre. Personalmente prefiero poder controlar la retención de forma manual, ya sea mediante el pedal del freno, o una palanca. Pero la verdad es que el poder moverte con un único pedal termina por engancharte y tal vez con más kilómetros, me habría terminado de convencer.

Conclusión

volkswagen-e-up-11

Como hemos dicho, ha sido una toma de contacto más que una prueba. Pero me llevo una impresión buena del Volkswagen e-Up, una imagen mejor de la que he traído antes de ver y probar el coche. Es un coche para la ciudad. Un urbano de la cabeza a los pies que será una alternativa diferente a lo que ya disponemos en el mercado.

El precio es tal vez su gran inconveniente. 26.300 euros antes de ayudas es un dineral para un urbano de apenas tres metros y medio, que por encima no está demasiado equipado.

volkswagen-e-up-06volkswagen-e-up-08

Evidentemente son coches totalmente diferentes, y ahí es donde el e-Up puede jugar sus cartas. Hacerse un hueco en el nicho de mercado de los urbanos puros, donde hasta ahora la oferta ha sido muy limitada, y donde VW quiere pescar con el e-Up. Un modelo que comenzará su distribución a principios del 2014 y del que no sabemos si será un éxito rotundo, o un completo fracaso. El marketing jugará un papel primordial, un aspecto donde de momento Volkswagen tiene un suspenso ya que apenas ha realizado campañas publicitarias de su gama eléctrica.

Lo mejor sin lugar a dudas es la llegada de Volkswagen al segmento de los eléctricos. Una gran noticia comparable al desembarco de BMW, que supondrá más repercusión y competencia, algo de lo que al final nos beneficiaremos todos.

Más información | Volkswagen.es



Energias renovables

13 Comment responses

  1. Avatar
    November 17, 2013

    Estos Alemanes se creen que pueden sacar productos a 30 mil euros con calidad de dacia,solo por ser ellos,espero que se den un buen golpe

    Reply

  2. Avatar
    November 17, 2013

    Yo creo que va tener éxito, porque tengas un motor electrico no hay que ir “dando la nota” con un diseño estravagante, y este coche es identico al Up con motor convencional.

    Los únicos que se le acercan en el tema estetico son los renault (excluyendo twizy) pero el alquiler de batería mata las ventas.

    Por otra parte en la parte mecánica parece que dieron en el clavo ofreciendo buenas prestaciones.
    un saludo.

    Reply

  3. Avatar
    November 17, 2013

    Sin relacions con la notícia… Comentario breve… Carlos un placer haberte conocido y haber compartido unas palabras contigo y Roberto… Lo importante para mi es que es un modelo más… Yo personalmente y Eva también estamos convencidos que esto es el futuro y como más modelos y competencia haya mejor… Un saludo.

    Reply

  4. Avatar
    November 17, 2013

    A mí me gusta, es un coche que me parece muy completo, gracias por el artículo a sus responsables 😉 en cuanto al precio y la autonomía pues sabemos que son los puntos a mejorar, y bastante, pero por lo menos muchos verán otro modelo eléctrico en el mercado, y en esta ocasión todo un VW que les hará plantearse que el paraíso de los térmicos empieza a caer…

    Reply

  5. Avatar
    November 17, 2013

    A mi me parece un coche excelente en su segmento. Buenas prestaciones, el mismo maletero que el térmico, conducción con un solo pedal (cuando probé el leaf se quedaba pobre en esto)… Inconvenientes, acabados pobres pero ya sabes si quieres lucir las siglas VW pues a pagar. Lo mismo que por ejemplo para lucir RayBan…

    Reply

  6. Avatar
    November 17, 2013

    Acabo de volver a casa después de pasar la mañana en el expoelectric de Barcelona.
    Ha sido toda una experiencia ya que me ha permitido probar varios vehículos eléctricos, entre ellos el zoe, el leaf, el BMW i3 y este e-up. A mi personalmente relación calidad-precio ha sido el que menos me ha gustado. Con los acabados que tiene me parece un robo 26000 euros. Los materiales me han parecido mas parecidos a un dacia, que a un golf… el zoe, un muy buen producto. Buena relación calidad-precio. Muy agradable de conducir. Pero tiene dos pegas importantes. El tema del alquiler de la batería, y por lo que me ha comentado la comercial de renault, que el uso de puntos de recarga a pie de calle gratuitos no homologados por Renault puede llegar a anular la garantía del fabricante, cosa que prácticamente reduce el uso del zoe a salir del parking de casa con la batería completamente cargada y rezar para que la autonomía sea suficiente para regresar a casa…incomprensible también el asunto de carecer de cable de recarga convencional. Demasiadas pegas tal vez para el pequeño utilitario francés. El leaf, quizá de todos el mas equilibrado. Versátil con sus cinco plazas útiles, su gran maletero, gran variedad de versiones y acabados. Además de una calidad de acabados que me ha sorprendido por su calidad. En resumen, un gran producto. El BMW i3, sublime. Unos acabados realmente buenos, un diseño innovador y atrevido y un gran producto a mi parecer. La parte dinámica simplemente espectacular. Acelera de 0 a 100 como un minia cooper s, y según el comercial, recupera de 80 a 120 como todo un BMW m3…impresionante!después de conducirlo solo puedo decir que he bajado del coche con una inmensa sonrisa en mi cara. Siendo además absolutamente el mas caro, 36000 euros, a mi me ha parecido en relación el mas económico. Teniendo en cuenta su potencia, acabados, diseño, su chasis de carbono, me parece que sus 30000 euros, después de ayudas, lo convierten en el primer electrico que puede equipararse a cualquier modelo de combustión. Seria el precio, por ejemplo, de un golf gtd, que no superaría al i3 en prestaciones ni acabados… para mi, el primer eléctrico comparable a un combustion, con permiso quizá del pionero leaf…

    Reply

  7. Avatar
    November 17, 2013

    un chiste con ruedas a ese precio, anda y que se acuesten. 12.000€ debería valer, a dónde van con 4 millones de pelas si es un UP con motor de lavadora y batería de móvil, porque no han puesto ni una cosa ni la otra decentes

    Reply

  8. Avatar
    November 18, 2013

    “Los 82 caballos de potencia del e-Up se desbocan si pisamos el acelerador a fondo. Al contrario que por ejemplo en el LEAF, la entrega es lineal y sin contemplaciones desde parado. Si pisamos a fondo, saldremos chirriando con las ruedas, algo que también nos sucederá en las recuperaciones. ”

    Discrepo en este punto, el Leaf en D tiene entrega lineal y sin contemplaciones. Pisando el pedal a fondo sale chirriando hasta el punto que el control de tracción se conecta la mayoría de las veces. Si sales en eco entonces si que es mas perezoso. De hecho, sería interesante ver una comparativa de la salida de los dos vehículos…

    Reply

    • Avatar
      November 18, 2013

      Eso mismo me ha sorprendido, malek1th. El Leaf en ECO es perezoso (de hecho, para eso es el modo ECO, ¿no?), en modo D sale como una bala, como si no hubiera un mañana…

      Reply

      • Avatar
        November 18, 2013

        Bueno, supongo que será una cuestión de sensaciones. Yo con el Leaf no he conseguido hacer saltar el control de tracción desde parado, he notado una patada más contundente a partir de 30-40 en adelante. En el Up al contrario he notado patada desde muy abajo, y también mucha recuperación.

        sin duda una drag race sería épica 🙂

        Reply

  9. Avatar
    November 18, 2013

    El coche está bien, tiene buena pinta, pero jobar, me parece prohibitivo.

    Reply

  10. Avatar
    November 18, 2013

    Una rectificación. Aunque la unidad probada tenía tapacubos, la versión de serie llega con llantas de aleación y el cargador CCS incorporados, por lo que no hay que pagarlos aparte como se había comentado anteriormente.

    Reply

Leave a comment