París quiere un 80% de autobuses eléctricos para 2025

paris-bus-2025

Durante la Cumbre del Clima de París, la empresa pública encargada del transporte público en la capital francesa (RATP) ha presentado un ambicioso plan destinado a convertir la flota de autobuses de la ciudad en una flota 100% ecológica destinada a la reducción de las cifras de emisiones.

Es el Plan Bus2025. Este contempla una fuerte transformación del actual modelo y donde los autobuses eléctricos tendrán un papel protagonista. Un proyecto que estará dividido en tres fases:

Fase 1: (2015) Consolidación de los autobuses híbridos dentro de la flota de la empresa de transporte de París (RATP). Todas las nuevas adquisiciones tendrán que ser híbridas, eléctricas o a Gas.

Fase 2: (2015-2017) Comenzar las pruebas con autobuses 100% eléctricos, y preparación y adaptación de las instalaciones para poder acoger a este tipo de modelos, como por ejemplo empezar a instalar puntos de recarga rápida.

Fase 3: (2017-2025) Poner en marcha un concurso de adquisición masivo que supondrá la adquisición de importantes cantidades de autobuses eléctricos y a gas.

autobuses-electricos-paris-2025

El objetivo es lograr que para 2025 la flota de 4.500 autobuses dotados de motores gasolina o diésel estén totalmente desterrados de París. Estos serán sustituidos en un 80% por autobuses eléctricos, y el restante funcionando a gas. Un plan que pretende reducir las emisiones de la empresa pública en un 50%.

Se trata de un objetivo ambicioso, pero al mismo tiempo realista. Son 10 años por delante que permitirá ir sustituyendo de forma paulatina los autobuses que vayan quedando obsoletos, y cambiarlos por modelos no sólo menos contaminantes, si no también más eficientes y con menor coste operativo.

CVc-yJRU4AAt594

La tecnología incluso en sus primeras fases, ya está lista para dar el salto. Como prueba el programa de test que RATP ha llevado adelante este año en la línea que parte desde Belliard. Un modelo fabricado por la francesa Bluebus, subsidiaria del grupo Bollore, y que con sus 180 kilómetros de autonomía no ha necesitado recargas parciales a lo largo de la jornada.

Entre las empresas que aspiran a ocuparte de parte de la flota de autobuses eléctricos que París quiere para sus calles, está la española Irizar, con el i2E y sus 250 kilómetros de autonomía. También se postulan la holandesa Ebusco, con un modelo de 300 kilómetros de autonomía, la francesa Dietrich, con un modelo capaz de llegar a los 340 kilómetros de autonomía (250 kms con el climatizador), y la comentada Bluebus.

Lo mejor de todo es que este plan supone la ignición de un cambio fundamental para lograr reducir las horrorosas cifras de contaminación en las capitales europeas. Un proyecto que supondrá una importante inyección económica para el sector de los autobuses eléctricos, que además coincidirá con la llegada de una nueva generación de baterías no hará mucho más atractivos este tipo de autobuses.

Relacionadas | ¿Cuanto nos ahorran los autobuses eléctricos? Un estudio nos da una idea

Fuente | zeeus (PDF)

 



Energias renovables

8 Comment responses

  1. Avatar
    December 13, 2015

    Es una oportunidad única para los carroceros que se reciclen a la fabricación de autobuses y autocares eléctricos.

    París es un referente mundial y marca tendencia, al igual que Londres, y las decisiones que se tomen en estas dos grandes urbes europeas marcarán la tendencia de transporte urbano europeo, independientemente de lo que apoyen actualmente los actuales alcaldes de otras ciudades menos emblemáticas.

    Fabricar un motor diesel industrial, como el que equipan la mayoría de los autobuses actuales sólo está al alcance de muy pocos fabricantes. Fabricar un motor eléctrico lo puede hacer casi cualquier empresa con cierto nivel de ingeniería eléctrica.

    Aquí el problema son las baterías, su densidad, su precio y la velocidad de carga y creo, por lo que se lee por la red, por lo que se está investigando, y por lo que ya hay en marcha, que contar con baterías con el doble de capacidad de las actuales va a ser un hecho en un periodo menor de un lustro.

    Ahora, en este país cada vez más empobrecido, sólo queda ser paciente y esperar que la economía de escala baje el precio de esas baterías siendo, esta vez otros, los que lideren ese desarrollo y paguen los platos rotos de los altos precios económicos y políticos que eso conlleva.

    Reply

  2. Avatar
    December 13, 2015

    Pero por qué gas natural…? Vale que contamina menos que el diésel pero yo ni me replantearía teniendo en cuenta los eléctricos que hay en el mercado. Pero vamos que ellos saben más que yo de estas cosas xD

    Reply

    • Avatar
      December 13, 2015

      Aún así bravo por este plan!

      Reply

    • Avatar
      December 13, 2015

      El problema es esencialmente económico y de fiabilidad.

      Tengo entendido que un autobús eléctrico es inicialmente más caro que un convencional y amortizar la inversión se ha de hacer en un periodo bastante más largo. A lo que habría que añadir la infraestructura y la puesta a punto de la operativa.

      El otro problema es que no hay todavía suficiente experiencia para saber cómo van a mantener la autonomía las baterías de esos prototipos a lo largo de un periodo dilatado de tiempo.

      Lo que está claro es que el pistoletazo de salida hacia un nuevo modelo de movilidad urbana se acaba de dar en varias ciudades de primer nivel.

      Reply

      • Avatar
        December 13, 2015

        Entiendo, gracias por aclarar!

        Reply

      • Avatar
        December 13, 2015

        El coste inicial es mas alto pero el ahorro es muy grande ¿No?. Los autobuses estan entre un 20 y un 30 de consumo (litros cada 100Km) esto saldria a 25€ cada 100Km y en electricidad esta aproximadamente en 100KW/100Km, a 0,08€ es decir 8€/100Km, bueno aqui dependera de cuantos Km sean las rutas claro…

        Reply

    • Avatar
      December 14, 2015

      Las emisiones tóxicas del gas natural, a diferencia de los diesel y gasolina, son casi nulas. Y las emisiones de CO2 son bajísimas. La mayoría de los gases de la combustión son moléculas de agua:
      CH4 + 2*O2 = CO2 + 2*H2O (doble de agua que de CO2)

      En comparación, los coches eléctricos alimentados con energía eléctrica de la red emiten una cantidad de CO2 similar, dependiendo de en qué localidad lo enchufes. Y el gas ofrece la ventaja del precio de adquisición muy inferior y mayor autonomía. La desventaja es que la producción de gas de origen renovable (biogas obtenido de las basuras y desechos orgánicos) no se puede lograr en grandes cantidades como sí ocurre con la electricidad renovable (centrales hidroeléctricas, energía eólica, fotovoltáica, etc). Pero es una tecnología perfectamente complementaria y con mucho futuro.

      Reply

  3. Avatar

    y para 2020 deberian plantearlo si pueden en esas cifras, se entiende que para 2025, lo raro sera no comprar algo electrico a todos los niveles xD

    Pienso que a partir de 2017-2018 la tecnologia de baterias ya empezaria a madurar para incorporarla en buses urbanos.

    Reply

Leave a comment