Los puntos de recarga de Tesla a punto de triplicar a las gasolineras en Manhattan

10.-TESLA-Destination-Charging-The-US-Grant

Cada día hay menos gasolineras en Manhattan, principalmente por lo complicado de mantener este tipo de infraestructuras dentro de una gran ciudad, y por la búsqueda de modelos de negocio más rentables para esos espacios. Una situación que choca con el incremento imparable de puntos de recarga para coches eléctricos.

Un ejemplo son los puntos de recarga en destino de Tesla. Estos puntos han vivido un fuerte crecimiento en esta zona, y su expansión está a punto de llevar la cantidad de puntos a multiplicar por tres el número de gasolineras activas.

Los 1.500 propietarios de un Tesla en la zona tienen a su disposición un total de 105 estaciones de recarga propietarias de Tesla. No hablamos de Supercargadores, ni tampoco de la infraestructura pública, si no de los “Destination Charge”. Unos puntos normalmente unos 80 amperios, que permiten una recarga completa de un Model S en 4 horas, y que están instalados en zonas como hoteles o centros comerciales. Unos puntos que los clientes de Tesla pueden usar de forma gratuita.

Tesla-Public-charging-Q3-660-570x455

Frente a esto los usuarios de coches con motor de combustión tienen a día de hoy 40 estaciones de servicio en la gran manzana. Unos usuarios que cada vez tienen menos opciones para repostar sus depósitos, lo que lleva que algunos días la espera llegue a los 40 minutos. Tiempo durante el cual el propietario de un Tesla puede recargar energía suficiente para recorrer casi 100 kilómetros, y gratis.

Pero Tesla no ha parado ahí su expansión, y según el fabricante norteamericano la red de recarga en destino no hará más que crecer. Pasaremos de la situación en la que la gente se sorprende a ver un cargador en un garaje, a sorprenderse por no ver uno.

Y es que el objetivo de Tesla es dotar de puntos de recarga a un edificio cada tres bloques. Una expansión que permitirá vertebrar una red de recarga menos llamativa que los supercargadores, pero tremendamente efectiva. Sobre todo en lugares como Manhattan donde cada día es más difícil lograr repostar el depósito de un coche gasolina.

Relacionadas | Tesla abre en China sus cargadores a coches de otras marcas

Vía | NYpost

 



Energias renovables

7 Comment responses

  1. Avatar
    March 20, 2016

    Este és uno de los motivos por el que la expansión del coche eléctrico, llegado el punto de “eclosión”, será explosiva. En el momento que se “práctiquen” las ventajas de los eléctricos a este respecto, veremos como el negocio de los puntos de recarga i la facilidad para los usuarios de utilizarlos se llevará por delante a las gasolineras. Estás empezaran a cerrar y cada vez será mas difícil repostar lo que se traducirá en una desaparición exponencial de gasolineras a la par que suben las ventas de eléctricos y sus infraestructuras.

    Reply

    • Avatar
      March 20, 2016

      ¿Te has levantado este domingo con el don profético?. Yo con resaca.

      Reply

      • Avatar
        March 20, 2016

        Si noi… Estoy del palo “carlos-jesus”.
        Cerveza y reposo, cuidate.

        Reply

  2. Avatar
    March 20, 2016

    Es que la facilidad para poner un punto de recarga en cualquier sitio, es uno de los mayores argumentos del coche de batería.

    Aunque los coches de gasolina fueran totalmente limpios y no hicieran nada de ruido, todavía los coches de batería seguirían teniendo la enorme ventaja de poder poner un cargador en cualquier sitio. Incluyendo plazas de garaje o cualquier esquina. Eso es imposible con cualquier combustible.

    Reply

  3. Avatar
    March 20, 2016

    Donde están los defensores de los vehículos de hidrógeno con el argumento de siempre, repostar en 3 minutos… Jajaja

    Pues en Manhattan va a ser que no.

    Ya es difícil por lo que se ve repostar un térmico allí, no quiero ni pensar cuando “teóricamente” se vendan más vehículos de hidrógeno en aquella zona.

    ¿Quien instalará hidrogeneras cuando cada vez hay menos gasolineras? Jamás permitirán instalar una hidrogenera en la ciudad, es una megabomba en potencia y los sufridos usuarios de vehículos de H2 tendrán que salir fuera de la ciudad para repostar, un suplicio.

    Nada que ver con el día a día de un eléctrico, llego a casa por la noche, conecto el cable al igual que el móvil y al día siguiente desenchufó y batería al 100%, 0 kilómetros recorridos buscando gasolineras y 0 minutos perdidos.

    Cuando haya enchufes en parking, centros comerciales, gasolineras con puntos de recarga, etc, etc, bye bye TÉRMICOS y H2.

    Reply

Leave a comment