El vehículo eléctrico como oportunidad de negocio para las empresas eléctricas


Actualmente el sector del transporte está fuertemente dominado por la industria del petróleo. En España hay más de 20 millones de vehículos de combustión que cada día queman miles de litros de combustible para transportar tanto personas como bienes y materiales. Este dominio de los combustibles fósiles en el sector del transporte todavía durará muchos años, pero lo cierto es que ya se vislumbra un futuro en el que nos moveremos utilizando otro tipo de energía: la electricidad.

Con la llegada de la electricidad al transporte de forma masiva, el negocio energético entorno al transporte se tendrá que repartir. Las petroleras verán cómo el consumo de petróleo desciende de forma importante mientras la población apuesta por un tipo de movilidad más limpia, más cómoda y más eficiente.

En ese sentido, las grandes beneficiadas serán sin duda las empresas eléctricas, que verán como el consumo de energía eléctrica aumenta de forma considerable. Y es que para una empresa que vende electricidad, la popularización del coche eléctrico es una bendición. Una bendición que no solo se extiende a las grandes empresas eléctricas, sino también a la gran cantidad de nuevas comercializadoras que han ido apareciendo durante los últimos años.

Como hemos dicho, el aumento del consumo eléctrico es sin duda uno de los aspectos que más beneficiará a las empresas eléctricas de la llegada del coche eléctrico al mercado de masas. Pero realmente, el potencial es mucho más grande: se abre un nuevo modelo en la gestión de la energía eléctrica.

Los coches eléctricos representan cargas flexibles que tienen el potencial de ser gestionadas por las propias empresas eléctricas o los operadores de la red. Todo ello en un futuro donde la integración de las energías renovables en el sistema eléctrico será mayor a la actual. Unas energías renovables que como sabéis son intermitentes y están sujetas a las condiciones climatológicas.

Un claro ejemplo del potencial de la popularización de la movilidad eléctrica es su integración con la energía eólica y solar. Según aumenta la cantidad de potencia instalada de estas dos tecnologías, más normal será que haya picos de sobreproducción solar durante las horas centrales del día, así como excedentes de energía eólica durante la noche. Hoy en día esa sobreproducción es difícil de gestionar en muchos países, siendo muchas veces la única solución posible limitar la producción. O lo que es lo mismo, echar a perder una energía limpia y libre de emisiones.

Sin embargo, el hecho de tener miles de coches eléctricos conectados a la red eléctrica es el complemento perfecto para gestionar estos periodos de sobreproducción. Unos coches que podrán ser cargados con esta energía y que además servirán para estabilizar la red eléctrica al mismo tiempo. Para ello, eso sí, será necesaria una comunicación entre los coches y la red, el lo que se conoce como Smart Grids o Redes Inteligentes. Ya os hemos hablado anteriormente de la tecnología V2G (Vehicle to Grid) y su potencial, así como del impacto del vehículo eléctrico en la red.

A ello se suma la posibilidad de que estas empresas empiecen a entrar en otros modelos de negocio, como puede ser asesorar a sus clientes en temas de movilidad eléctrica, ofreciéndoles el Wallbox y la tarifa que mejor se adapte a sus necesidades.

Por no hablar de un futuro cada vez más cercano donde se popularizarán las instalaciones solares y las baterías del hogar, que en combinación con un coche eléctrico cambiarán el paradigma del negocio eléctrico por completo.

Lo que está claro es que a las empresas eléctricas se les abre una ventana de oportunidades con la llegada de la movilidad eléctrica. En sus manos está aprovecharlas o no.

Relacionadas | Cómo los coches eléctricos causarán la próxima crisis del petróleo



Energias renovables

8 Comment responses

  1. Avatar
    March 29, 2017

    No termino yo de ver eso del coche como estabilizador de red. Normalmente los coches estarán conectados por la noche, cuando la solar es cero y el consumo del resto mínimo. Eso si, podrían absorber producción eólica que de otro modo se perdería.

    Pero durante los picos de consumo la mayoría de coches estarán circulando o aparcados fuera de su garaje y sin conectar, así que difícilmente podrán devolver lo cargado por la noche (alguno habrá que pueda)

    Por otra parte, si dejo el coche cargando es para que cuando salgo me lo pueda encontrar al 100%. No tendría ninguna gracia tener previsto un viaje al que llegas justo de autonomía y encontrarte que la batería no está a tope porque se ha usado “para estabilizar la red”.

    Y lo último, cada vez que la red cogiera carga de las baterías las estría degradando con un ciclo extra y eso tampoco tiene mucha gracia.

    Quizás en un futuro lejano, cuando las autonomías sean enormes y haya tantos puntos de recarga como gasolineras hoy pueda ser más razonable, pero a corto plazo, no lo veo.

    Reply

    • Avatar
      March 29, 2017

      Que el coche sea una carga variable no quiere decir que se tenga que estar cogiendo electricidad continuamente de ella.

      A lo que me refiero es que solo el hecho de que se pueda modificar la potencia de carga ya es un gran beneficio desde el puntos de vista de la red. Ahora cargado a 3 kW, ahora a 1 kW ahora a 0 kW, ahora a 5 kW…en función de las necesidades.

      Por supuesto, si al día siguiente vas a necesitar toda la autonomía de tu coche pues habrá la posibilidad de que este se queda cargado al 100% que para eso es tuyo.

      Respecto a que los coches no se pueden cargar en las horas de pico solar tampoco estoy de acuerdo. Creo que en el futuro cargar en el trabajo será muy importante, ya que no todo el mundo tendrá la posibilidad de cargar en casa. En esos momentos si se podrá aprovechar la generación solar.

      Reply

    • Avatar
      March 29, 2017

      en el artículo dice claramente que muchas veces los molinos eólicos están apagados por la noche por que hay más producción que gasto energético

      “así como excedentes de energía eólica durante la noche. Hoy en día esa sobreproducción es difícil de gestionar en muchos países, siendo muchas veces la única solución posible limitar la producción. O lo que es lo mismo, echar a perder una energía limpia y libre de emisiones.”

      Reply

  2. Avatar
    March 29, 2017

    Por encima de mi cadaver, estos ladrones de las eléctricas españolas van a “chupar” de mi futuro coche eléctrico, lo que tienen que hacer es morir rapido y sin hacer ruido, ya que han estado años impidiendo las renovables, en el momento que pueda independizarme les van a dar mucho por cul*, adíos ladrones y estafadores.

    No habeis querido autoconsumo, pues tendrá que ser independencia.

    Reply

  3. Avatar
    March 30, 2017

    Hay un factor que no se ha tenido en cuenta en el artículo; pero al tratarse de un post técnico es hasta cierto punto comprensible. No solo en España, en todo Occidente…y fuera de él; muchas empresas eléctricas están participadas directa o indirectamente por fondos de inversión procedentes del petróleo, o directamente por compañías petrolíferas.
    Esas compañías eléctricas no van a mover un dedo por potenciar el negocio renovable, si ello va en detrimento del negocio contaminante de su matriz petrolera.
    Es urgente una transición rápida desde una civilización emisora de CO2 a una civilización sostenible, basada en energías renovables. Es obvio que al menos hasta el 2020 los vientos políticos en el imperio, y varios de sus lacayos (Reino Unido o España) soplan en contra…pero tarde o temprano habrá que combatir legislativamente mas fuerte contra el lobby petrolero, carbonífero, y gasístico.

    Reply

  4. Avatar
    March 31, 2017

    Hay que meter neuronas para auto generar nuestra energía limpia y auto construirnos nuestros vehículos eléctricos y así independizarnos de las corporaciones silenciosamente a lo Gandhi.

    Reply

Leave a comment