Los muchos problemas de los autobuses eléctricos Solaris de Berlin

Wallbox

La ciudad alemana de Berlín lleva desde 2015 probando una pequeña flota de autobuses eléctricos del fabricante polaco Solaris. Unos vehículos destinados a comprobar el potencial de la electrificación de las líneas de autobuses como una forma de reducir emisiones y costes operativos.

El modelo seleccionado es el nuevo Urbino 12 eléctrico, que desde hace un par de años ha estado siendo usado para transportar pasajeros en la línea 204 que une el barrio de Südkreuz y el Zoo.

Pero este pasado lunes cuatro de los cinco autobuses han tenido que parar su servicio por diferentes problemas técnicos. Uno con una puerta rota, otro con un problema en el sistema electrónico de Bombardier, y otros dos sin poder cargar en sus puntos que funcionan por inducción. Sólo funciona el más nuevo, que usa un sistema de recarga clásico por cable.

Desde la empresa de transporte también se pone de manifiesto que este modelo debe mejorar mucho para cumplir con las necesidades de una ciudad como Berlín, y no sólo a nivel de fiabilidad, sino también de autonomía.  Indican que un autobús puede llegar a recorrer 400 kilómetros en una jornada. Por su parte el Solaris Urbino 12 ofrece una autonomía de hasta 140 kilómetros con cada carga.

Uno de los aspectos más importantes de esta experiencia es que según los representantes de la empresa de transporte de Berlín, a pesar de las diferentes pruebas con diferentes modelos, de momento no han encontrado una propuesta dentro del mercado europeo que cumpla con todos los requisitos. La mayor parte de las propuestas son vehículos diseñados con componentes de diferentes fabricantes, y creados de forma específica para los procesos de prueba, no para producción en cadena.

Un preocupante aviso del retraso que la industria europea del autobús eléctrico lleva respecto a los chinos. Y es que en el gigante asiático grandes ciudades están electrificando a grandes pasos sus flotas, gracias a unas propuestas que permiten contar con vehículos de gran autonomía, que cumplen con las necesidades de las flotas.

Mercedes y Volvo empiezan a despertar

La clave del desarrollo será el incremento de la inversión de los grandes grupos. Es el caso de Mercedes, que ha confirmado la puesta en marcha de un Citaro eléctrico dotado de una batería que podrá ser adaptada en capacidad a las necesidades de cada empresa. Pero sin especificar ninguna capacidad.

Si lo ha hecho Volvo, que también ha indicado recientemente que pondrá a la venta la nueva generación del 7900, dotado de baterías que parten desde los 150 kWh, pasando por un pack intermedio de 200 kWh, y llegando a un máximo de 250 kWh.

Cifras que ya empiezan a ser interesantes, pero que deberían llegar a cuotas más elevadas si quieren cumplir con los requisitos de muchas ciudades que necesitan ver unas cifras de autonomía elevadas para convencerse de dar el salto a los modelos eléctricos. No olvidemos los 660 kWh que lleva el autobús eléctrico de la americana Proterra.

Relacionadas

Vía | Tagesspiegel

 



Energias renovables

13 Comment responses

  1. Avatar
    November 12, 2017

    A ver si Irizar ocupa nicho de mercado dando mas garantías t fiabilidad que la competencia.

    Reply

    • Avatar
      November 12, 2017

      El problema de Irizar es el mismo que Solaris. Son empresas que compran toda la tecnología a terceras, y no son capaces de desarrollar un volumen elevado y a precios competitivos. Los chinos se hacen todo ellos, como por ejemplo BYD, que tiene minas para extraer el litio para sus baterías, sus propios motores, etc.

      Reply

      • Avatar
        November 12, 2017

        Ya, en el aspecto bateria, sistema de electrificación quizás tengan el mismo problema. En cuanto al resto creo que Irizar está bastante más adelante.

        No se si además Irizar está también implantada en china.

        Reply

        • Avatar
          November 12, 2017

          Irizar estuvo en China, pero se volvieron para Aduna, en Navarra, y construyeron una planta específica para autobuses eléctricos allí. Los chinos no demandaban la calidad de Irizar, según dijeron cuando se volvieron a casa.

          Reply

      • Avatar
        November 12, 2017

        De Irizar he leído que los motores y muchos componentes son propios

        Reply

  2. Avatar
    November 12, 2017

    La brecha entre chinos como BYD y europeas como Irizar y Solaris es descomunal.

    BYD ya ha vendido decenas de miles de sus autobuses eléctricos en China, además de en otros países, por lo que su experiencia y sobre todo volumen de fabricación les hace inalcanzables para los demás, seguramente también en precio que será de los más económicos del mercado.

    ¿Lo peor? Que BYD sigue vendiendo por miles y los demás todavía no han comenzado.

    Muy a nuestro pesar, la industria de la movilidad eléctrica mundial pasará a China a partir de 2020-2022 por la inmovilidad de los fabricantes europeos.

    El único posicionado para contenerlos es Tesla, pero solo compite en el mercado Premium y veremos cuanto tarda en entrar en el mercado de los camiones y autobuses (si entra).

    Reply

  3. Avatar
    November 12, 2017

    La industria europea del automóvil va a sufrir mucho en la próxima década. Estan muy atrasados y no reaccionan. Los chinos para variar vienen fuertes en este sector también.

    Reply

  4. Avatar
    November 12, 2017

    Irizar no es BYD , esta claro. Pero de ser un carrocero a pasado a fabricar casi el bus entero .Ya tiene funcionando por ciudades cerca de 100 buses electricos y muchos mas en cartera,
    http://forococheselectricos.com/2017/07/emt-madrid-compra-15-autobuses-electricos-irizar.html
    https://elpais.com/economia/2016/03/18/actualidad/1458322262_541902.html
    https://elpais.com/economia/2017/08/17/actualidad/1502962283_004931.html

    Reply

  5. Avatar
    November 12, 2017

    Asia se va a comer a Europa con patatas. Que poca visión está teniendo la industria europea. Merkel lo está advirtiendo, pero no hacen ni caso. Aquí los políticos mandan poco, mandan más las multinacionales,no como en China.

    Reply

    • Avatar
      November 12, 2017

      Las cúpulas de las principales empresas europeas está copada de psicópatas con la mentalidad de la langosta, cortoplacista y pensando en arrasar el terreno donde llega. Lo que sea para disfrutar de los beneficios de manera inmediata.

      Si a este problema se le añade los millones de puestos de trabajo que se irían, y que de cualquier manera se van a ir, al carajo, con el cambio de paradigma a la movilidad eléctrica, lo que está claro es que ninguno de estos va a tomar una decisión con visión de futuro, que además significa un presente terrorífico cuando el futuro de por sí ya es incierto.

      Europa va a ser arrasada a nivel tecnológico en la próxima década. Sectores enteros europeos, que han sido líderes mundiales durante décadas, van a hacer un Kodak.

      El tándem corporaciones necrosadas-políticos corruptos va a machacar a Europa en las próximas décadas.

      Malos, muy malos augurios se divisan en el horizonte.

      Reply

  6. Avatar
    November 13, 2017

    A mi me van a perdonar… pero el autobús eléctrico ya estaba inventado y era mucho más simple.

    Se llamaba trolebús. Y no tenía problemas de recarga ni de autonomía.

    Probablemente no se podría usar en el 100% de los casos, pues si una línea necesita modificar el recorrido temporalmente podría ser complicado… pero creo que podría cubrir gran parte de las rutas sin problema.

    Reply

Leave a comment