¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Más detalles del Renault ZOE, contrato del alquiler, consumos reales, cuotas anuales

Durante la presentación a la prensa en Lisboa, los medios acreditados han podido probar las cualidades del Renault ZOE a pocas semanas de su llegada, unas pruebas donde hemos conocido más detalles del eléctrico francés que a pesar de la cercanía de la fecha, y el retraso respecto a la pensada en un principio, llegará con algunas sorpresas y carencias.

Según podemos leer en la prueba realizada por los chicos de KM77, Renault descarta por completo la posibilidad de que algún día los propietarios del coche puedan comprar la batería, por lo que por lo menos si no hay un cambio al respecto, podemos olvidarnos de que algún día sea de nuestra propiedad o incluso que la podamos devolver para instalar otra diferente.

No podemos valorar si es bueno o malo, es simplemente una decisión comercial, pero lo que si está claro es que Renault no debería esconder este tipo de informaciones hasta pocos días antes de la llegada del coche a los concesionarios, franceses, ya que puede provocar temor entre los menos entusiastas.

Otro de los aspectos que se ha confirmado en Lisboa es que el sistema R-Link además de centro multimedia, llegará con servicios avanzados de cálculo de rutas GPS mediante la aplicación TomTom Live, que nos permitirá realizar rutas conociendo el estado del tráfico en cada momento, además de otras aplicaciones que podremos descargar de una tienda, unos servicios que según Renault serán gratuitos durante los tres primeros meses, y que en el caso de la aplicación de TomTom, posteriormente pasarán a costar 60 euros al año.

Otras aplicaciones como My ZE [email protected], nos permitirán mediante internet poder conectarnos con el coche y modificar parámetros como empezar o interrumpir la recarga, e incluso podremos poner en marcha el sistema de climatización para tenerlo listo a nuestra llegada, aunque este último necesitará que el coche esté enchufado a la red eléctrica para funcionar, por lo que podemos olvidarnos de encontrar el coche fresquito en verano cuando vayamos a la playa, a no ser que tengamos un punto de recarga a mano.

Uno de los puntos negativos en el tema de la conectividad es que si queremos utilizar un móvil, por desgracia tendremos que adaptarnos al sistema operativo Android, ya que a pesar de los seis mes de retraso del ZOE, Renault no ha tenido tiempo de crear una app para iPhone o Blackberry.

Capítulo aparte merece la cuestión de la recarga lenta, y es que Renault no deja de marear la perdiz con este tema, y en un principio aseguraba que no sería posible recargar el ZOE mediante una toma convencional de 230V, ahora dicen que no será recomendable, pero que si existirá un cable denominado de emergencia que nos permitirá recargar a 10A y que necesitará unas 10 horas para una recarga completa, pero que se trata de un accesorio imprescindible dada la casi nula infraestructura de recarga existente en estos momentos, y por el que habrá que pagar al menos 600 euros por la versión oficial.

Por lo demás decir que el ZOE es un modelo que ya sabemos de su eficiencia, pero según las pruebas realizadas en Lisboa, hasta una velocidad de 80 km/h el consumo será muy reducido y de esa forma con un poco de cuidado con el pié derecho, podremos lograr medias de unos 15 kWh cada 100 kilómetros en ciclo mixto, una cifra que le proporcionaría una autonomía real de entre 130 y 150 kilómetros con cada carga.

Artículos relacionados:
Renault ZOE vs Renault Clio 2013

Fuente | KM77

Fotos | Automobile Propre
Vía | Fororenaultzoe


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame