Hyunday Hyunday
Como hacer 500 kilómetros en una jornada con tu coche eléctrico

Como hacer 500 kilómetros en una jornada con tu coche eléctrico…en Estonia


mitsubishi-i-miev-estonia-2

Advertisement Advertisement

Desde la Universidad Técnica de Tallin, (TTÜ) y el centro MEKTORY han llevado a cabo el proyecto de conseguir hacer en una jornada 500 kilómetros con un Mitsubishi i-MiEV viajando a través de Estonia, una aventura que ha sido llevada a cabo por el joven científico Taavi Simson.

No se trataba de hacer el máximo de kilómetros posibles, sino de hacer un viaje por el país con turismo incluido, como lo haría cualquier persona con su coche de combustión.

La ruta elegida fue:

1_Tallin – Pärnu: 130km
2_Pärnu – Tõrva: 115km
3_Tõrva – Tartu: 70km
4_Tartu – Tallin:: 185km

mitsubishi_imiev_estoniaCharging480x320

El 2 de agosto comenzó la excursión a las 8:00 con 98 km de autonomía en la pantalla y siempre con la idea de usar solamente los cargadores rápidos de 50kW. Cargando con estos puntos se llena la batería hasta el 81-82%, mientras que si usamos una toma normal de casa hasta el 100%, la pantalla muestra más de 120 kilómetros de autonomía.

La primera carga la realizó a 38km de Tallin, para luego hacer del tirón el segundo tramo hasta Tartu. Una curiosidad que comentan es lo mucho que cambia la autonomía que predice el coche dependiendo de como conduzcas con márgenes de un +/- 20%.

Una vez al llegar a Pärnu tardan más de lo previsto en encontrar el cargador que buscaba porque Taavi no conoce la ciudad y eso les llevó a acercarse al límite de autonomía más de lo que había calculado, pero no llegó la sangre al río. Una vez que el coche estuvo debidamente conectado se fue a dar un paseo, ya que no hace falta que esté presente mientras se recarga el coche. Algo bien pensado que tienen estos cargadores es que siempre tienen acceso a dos o tres plazas desde ellos, y una vez que el coche deja de cargar puede ser desenchufado del cargador por otro usuario que quiera usarlo.

Elmo

Saliendo de Pärnu a las 11:30 con el coche preparado se dirigió a un punto intermedio con cargador en Karksi-Nuia a 52km. Todo iba como se había planeado y como tenía autonomía de sobra decidió darle un poco de caña al coche y ver como reacciona, y después de una conducción más agresiva que las anteriores la autonomía inicial de 98km pasó a ser de 62km, por lo que quedó claro que a los coches eléctricos no les gusta que les traten de manera brusca.

Tampoco encontró esta vez el cargador a la primera y con 4 km de autonomía seguía sin saber exactamente donde tenía que parar. Al llegar a 2km apareció el cargador enfrente de su coche como oasis en desierto y terminaron los sudores por el momento. Al enchufarlo a la red vio que tenía todavía un 10% de batería, así que pensó que el coche podría llegar autonomía 0km y seguir un poco más, pero mejor no arriesgar. En esta parada no había mucho turismo que hacer, pero un paseo por el campo siempre sienta bien.

14059313_ADzYkn

Llegando a Tõrva sin ningún percance estaba planeado no cargar allí, sino seguir hasta Elva, pero cuando estaba pasando por un cargador que estaba en Rongu vio que le quedaba 13km de autonomía hasta Elva y era exactamente la distancia que tenía que recorrer, así que decidió no arriesgarse y cargar en Rongu.

Llegó a Tartu a las 16:00 y coincidía con el día de la exposición de automóviles eléctricos en el Centro científico de AHHAA, así que su parada en Tartu fue de 90 minutos, así que el coche tuvo tiempo de sobra para cargar las pilas a tope. Siguiente parada fue Laeva a 52km y después otros 66km hasta una taberna en Mäeküla. Le llamó la atención que en esta parte de Estonia los puntos de recarga están más lejos unos de otros que por la zona que había pasado antes, pero siempre dentro del máximo de autonomía del coche, así que no había peligro.[pullquote]Probando el Citroën C-Zero y las recargas rápidas[/pullquote]

De camino al cruce de Kose decidió reducir la velocidad a 80km/h y eso aumento la autonomía de 45 km a 52km. Ya llegando a la universidad notó que la autonomía que marcaba el coche cuando realizó su última recarga era de 95km, pero había recorrido 96km y todavía tenía 10km debido a que al entrar en Tallin la conducción se vuelve más eficiente que cuando vamos por carretera a mayor velocidad. La prueba terminó en la universidad a las 23:00 con una duración de 15 horas y un tiempo de carga de dos horas y media, menor del programado inicialmente.

“En invierno este viaje llevaría más tiempo por las bajas temperaturas que afectan a la carretera y a la batería, así que puede que sea buena idea repetir la experiencia y comparar resultados. Esta vez ha sido largo pero no tan malo como me temía en un principio. Ha sido una experiencia interesante y muy educativa que espero poder compartir con todo aquel que esté interesado.” comentó Taavi

map-of-electric-car-dc-quick-charging-station-locations-in-estonia-feb-2013_100419925_m

Observaciones del viaje:

-Necesario llevar GPS o teléfono inteligente para encontrar los cargadores.
-Se echa de menos cargadores cada 15-30km ya que ahora mismo programar la ruta es un poco complicado.
-Llegar a que el marcador del coche ponga 0km no quiere decir que se pare o que la batería esté vacía.
-En ciudad utilizar el modo B de conducir por su mejor gestión de la energía de la batería y en carretera el C.
-El aire acondicionado reduce la autonomía de manera significativa.
-Vendría bien tener un sistema de control constante de la velocidad.
-El viento en contra puede reducir la autonomía de manera importante.

Resulta muy interesante la experiencia de Taavi para darnos cuenta de lo diferente que resulta conducir un coche eléctrico a uno de combustión. Al consumir 5 veces menos energía en el motor, todos los demás “extras” como el aire acondicionado, o el viento en contra se hacen notar 5 veces más. Resulta difícil quitarse en “range anxiety” si estás acostumbrado a los de combustión, pero si nunca has conducido uno antes, te parecerá lo más normal tener que estar pendiente de los cargadores más cercanos, igual que lo haces con tu móvil.

Screen Shot 2013-08-15 at 2.14.24 PM

Quejarse de que los cargadores están muy lejos unos de otros cuando la máxima distancia es 60km resulta gracioso desde la perspectiva que tenemos en España, pero se pueden plantear otras opciones como cargadores menos potentes intermedios de 22kWh que te darían 60km en 30min de carga.

Espero que no tardemos mucho en España en poder hacer alguna prueba similar.

Vía | postimees



tienda cargador coche eléctrico
Compártelo:

12 comentarios en «Como hacer 500 kilómetros en una jornada con tu coche eléctrico…en Estonia»

  1. La única prueba que podríamos hacer aquí es ir parando en pueblitos o restaurantes de carretera, pedir que nos dejen un enchufe para cargar y esperarnos un par de horas para poder hacer 50km como mucho. En fin, a años luz…

    Responder
  2. Lo que no entiendo es porque hacer la prueba con un coche tan «desfasado» teniendo los nuevos modelos de ZOE y leaf ya a la venta

    Responder
    • Quizá Taavi no ha podido disponer de ellos. Efectivamente con un Zoe/Leaf y conducción eficiente podrían haber bajado a la mitad los puntos/tiempos a repostar. Es sólo un comienzo

      Responder
  3. Dios mío. Eso no es un viaje de placer. Es una odisea. Le hago yo eso a mi familia para hacer un viaje de 500 kms y me matan…

    Responder
    • Para mi el placer es ver cuanto gasto me supone hacer los 500km, además está contraindicado hacer esa distancia del tirón y sin paradas, pero vamos que entiendo tu queja, si todos los eléctricos hicieran 500km con una sola carga ya pocos argumentos le quedarían al que compra un coche de combustible a día de hoy.

      Responder
  4. 4 paradas para hacer 500 míseros kilómetros y en cada parada tienes que darte un paseo debido al tiempo que tarda el coche en cargarse. No le pises mucho que sino la batería se agota y cuidado con poner el aire acondicinado porque no llegas a la gasolinera…

    En fin, muchísimo tiene que mejorar el tema de las baterías en tiempo de recarga (sigo diciendo 5 minutos máximo debería ser el objetivo… y no lo veo) y autonomía para que lleguemos a ver coches eléctricos por todas partes. Habrá que confiar en los ingenieros de Tesla que, parece, son los que más en serio se están tomando el asunto.

    Responder
    • ¿Cuántas veces al año haces 500 ‘míseros’ kilómetros de un tirón en tu coche de combustión? ¿Cuántos kilómetros haces al día?

      Quizás si de verdad es muy incómodo hacer el ocasional viaje a tu pueblo, puedas tomar el tren o alquilar un coche de combustión. Pero descartar al coche eléctrico porque no te permite hacer ‘COMODAMENTE’ ese ocasional viaje de 500 km, me parece ir un poco lejos en tus juicios. Se necesitan mejoras en las baterías, pero también en las mentalidades. El primer tema le toca a los ingenieros y están en ello, el segundo nos toca a todos los demas.

      Saludos.

      Responder
  5. La sensación es la de ir en la reserva todo el rato.
    Puedo llegar a casa con la luz de la reserva encendida durante 80 kms? Sí, claro, pero hay que ver qué mal se pasa y más si tardas luego 5 horas en repostar.
    Por eso yo soy partidario de los extensores de autonomía. Eso sí, baratitos…
    Saludos.

    Responder
  6. Si que fue una odisea este viaje, pero hay que tener en cuenta que fue el primer viaje de este tipo que hizo este chico y no tenía ni un móvil con el que poder buscar donde estaban exactamente los cargadores.
    Con esta experiencia ya ha aprendido como hacerlo para la próxima vez y seguro que no tiene ni la decima parte de imprevistos. Con el nuevo leaf podría haber hecho todo el viaje con tres recargas, pero para usar un coche eléctrico solo tienes que adaptar tu conducción y tu mente a ellos, y una vez que lo haces no cambias de opinión, o al menos eso me han dicho todos los usuarios de coche eléctrico que conozco.
    Que prefieres, poder hacer 500km del tirón o saber que no estás contaminando tu entorno? Familia incluida…. De momento eres libre de elegir

    Responder
  7. 3 recargas para 500 kms con un Leaf? Prefiero un extensor de autonomía por si acaso no puedo repostar 3 veces. Si puedo, pues mejor.
    Ojalá las baterías avancen tanto y tan pronto como se comparaba en un post anterior. Por ahora, creo que tras un avance fulminante hace 20 años, llevamos mucho tiempo estancados. Y lo que es más importante, muy estancados en los tiempos de recarga, que son la clave.
    Saludos.

    Responder

Deja un comentario