LA estrategia 5-4-2 de BYD

La estrategia 5-4-2 de BYD


 

Advertisement Advertisement

No estamos hablando del planteamiento soñado por Javier Clemente, asiduo al 5-4-1, si no de la ambiciosa estrategia del fabricante chino BYD. Un planteamiento que supone crear modelos híbridos enchufables que sean rápidos, seguros y eficientes.

Cinco es por los segundos en los que serán capaces de alcanzar los 100 km/h. Cuatro, por la tracción a las cuatro ruedas que tendrán todos sus modelos, gracias a la colaboración de un motor gasolina y un eléctrico. Y dos, por los litros que consumirá como máximo en ciclo mixto estos mismos vehículos.

 

byd-tang-2

El BYD Tang es el último ejemplo. Un todocamino que cuenta con un sistema que en total suma nada menos que 354 caballos. Estos le propulsan hasta los 100 km/h en apenas 4.9 segundos. Por su la batería tendrá unos 10.5 kWh de capacidad, suficientes para recorrer unos 50 kilómetros en modo eléctrico. Esto le permitirá contar con un consumo medio por debajo de los 2 litros a los 100.

Eso siempre y cuando no dispongamos de un enchufe a mano, entonces podremos incluso rebajar esa cifra.

 

Pero no es el único ejemplo. El BYD Qin es otra buena muestra. Una berlina que vendrá a sustituir al F3DM, y que cuenta con 299CV a su disposición. Al igual que el Tang, este también cuenta con una batería de 10 kWh, y podrá recorrer los mismos 50 kilómetros de su hermano mayor, acelerando hasta los 100 en poco más de 5 segundos.

Pero una cosa es la teoría, y otra la práctica. Ahora es el momento de ver si estos coches además de grandes cifras y titulares, son capaces de llegar al mercado. Tal vez la parte más difícil para los chinos, que parece que mejoran sus productos a pasos agigantados, pero no terminan de explotar a nivel comercial ni dentro, ni fuera de su mercado.

 

Fuente | BYD



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

1 comentario en “La estrategia 5-4-2 de BYD”

  1. Que pena de red de distribucion en Europa y ya no digo en España.
    La marca se esfuerza en superarse y la red europea se esfuerza en arruinarla!

    Responder

Deja un comentario