Hyunday Hyunday
Respaldo para instalación solar con baterías recicladas de Toyota

Respaldo para instalación solar con baterías recicladas de Toyota


Yellowstone-Hybrid-Battery-Use-7

Advertisement Advertisement

Unos de los posibles problemas derivados de la masificación de los coches eléctricos e híbridos, es el reciclaje de las baterías. Dentro de unos años nos encontraremos con miles de baterías en los desguaces que será necesario reciclar de una manera respetuosa con el medio ambiente.

Pero más que en un problema, ese panorama se puede convertir en una bendición. Esas baterías pueden tener una segunda vida útil después de su uso en automoción. Habrán perdido sus cualidades para ser utilizadas en los coches, pero aún siguen valiendo para otros usos. Ese uso es como batería estacionaria para almacenamiento de energía eléctrica.

Captura

Desde el parque natural de Yellowstone, en Estados Unidos, nos llega un ejemplo del reciclado de este tipo de baterías. Utilizando 208 baterías de NiMH que han sido desechadas de unidades del Toyota Camry Hybrid, han creado un sistema de almacenamiento de energía de 85 kWh. Estas baterías, unidas a un sistema fotovoltaico de 40 kW pico ofrecen energía renovable durante todo el día al rancho Lamar Buffalo.

El proyecto de Toyota en Yellowstone destaca por la simplicidad del sistema. En lugar de extraer cada módulo para volver a ser empaquetado en un nuevo pack, se han cambiado las conexiones de los módulos internamente y se ha reutilizado la caja de origen de las baterías.

untitled

Gracias a las pocas modificaciones que hay que hacer se ahorra mucho trabajo. Además, al conservarse las baterías en sus cajas originales, pueden ser manipuladas a mano sin necesidad de maquinara apropiada. En caso de rotura, bastaría con reemplazar el módulo defectuoso por otro en buenas condiciones. El único problema es el volumen de almacenamiento necesario, aunque en este caso disponen de sitio de sobra.

Sin duda la electrificación del parque automovilístico traerá consigo muchos beneficios. Dejando a un lado la contaminación y el ahorro de energía, el gran avance que sufrirán las baterías gracias a la industria automotriz nos beneficiará a todos. Este es un claro ejemplo, ya que en unos años dispondremos de baterías de segunda mano disponibles a buen precio para respaldar nuestra instalación de energía renovable. Y las nuevas, estarán a un precio mucho más competitivo.

Fuente | Toyota



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

3 comentarios en «Respaldo para instalación solar con baterías recicladas de Toyota»

  1. Aunque sea una prueba de concepto y ridícula la cantidad de energía acumulada para 208 baterías, en un futuro muy cercano, la misma instalación se podría hacer con una docenita de baterías de Leaf que hayan perdido la mitad de su rayas. Ahí empezarán las cosas a ser serias…
    También me sorprende viniendo de Toyota, pero bueno… Ahora solo hace falta que presenten su alternativa eléctrica que podría convivir perfectamente con su cuento de hadas particular con la princesa Hidrógena. Nunca entenderé su negación por el vehículo eléctrico…

    Responder
  2. lógico, la mejor manera de reciclar es reutilizar, cuanto menos se transforme el producto más eficiente es el reciclado.

    A las baterías de lítio les queda mucha vida útil cuando dejan de ser útiles para el sector de la automoción.

    Lo que hay no se es la perdida de energía que se produce en la trasnformación de Ac a DC y viceversa y lo que se pierde en el proceso de cargar y descargar una batería, si esos datos fueran óptimos cualquier propietario de una coche eléctrico con batería en propiedad como un Leaf podría poner la batería de su coche cuando no le sirva como almacenamiento de electricidad en horas valle y reducir su factura de electricidad.

    Si además lo sumas a unas placas solares o molinos eléctricos la cosa puede pintar muy bien, todo esto sin tener que decir nada a la compañía suministradora, no sea que se le ocurra cobrarte algo por cualquier concepto.

    Responder
  3. Aunque Toyota lo utiliza como propaganda e inicio de «colocar» sus obsoletas baterías de NiMH, el tiro les sale un poco por la culata, porque quedan patentes sus carencias y diferencias con respecto a la vanguardia en baterías, debido sobre todo a su cruzada por el H2 y su negación a sumarse al avance en baterías del resto de constructores.

    Así, tal como se dice anteriormente, lo mismo se podría hacer con una docena de baterías del Leaf, y lo que es más significativo aún, una sola batería del Model S, equivalen a sus 208 baterías.

    Si se quisiera hacer más sangre aun, se podrían comparar los pesos de las 208 baterías comparado con la batería de Tesla, o el volumen ocupado: Todo un muro con nichos en el caso de Toyota y apenas 2 x 3 x 0,10 en Tesla.

    Es una forma muy gráfica de ver, a que conduce anclarse y no avanzar y a su vez, ver lo que se ha avanzado en baterías, pese a la queja generalizada de que no se avanza.

    Solo hay que tener en cuenta el escaso tiempo pasado si lo medimos en perspectiva de innovación.

    Responder

Deja un comentario