Toyota Concept-i. La visión del fabricante japonés de como serán los coches en 2030

Toyota ha presentado en el CES de Las Vegas un prototipo que quiere convertirse en el ejemplo de un cambio en la forma en el que el gigante japonés ve a los coches. De una mirada fría y técnica, a la propuesta más cálida e interactiva del Toyota Concept-i. Un coche eléctrico, autónomo, y que se convertirá en un espacio cálido y agradable donde pasar ese preciado tiempo entre casa y la oficina.

A nivel de imagen, pues lo de siempre. Líneas futuristas y rompedoras, sin más aspiraciones que las de llamar la atención de los medios durante este tipo de presentaciones. Un modelo con espacio para cuatro pasajeros, con un diseño aerodinámico y perfecto para una película de ciencia ficción.

Pero lo realmente interesante está en el interior. Un sistema de inteligencia artificial denominado Yui, que aprenderá de nuestros hábitos de conducción, y que servirá para completar una experiencia de conducción manual o autónoma, lo más agradable posible. Una inteligencia artificial que será uno de los próximos pasos dentro del sector del automóvil.

Una inteligencia artificial que será una de las claves del futuro de la conducción autónoma, y que incluso permitirá al Toyota Concept-i enviar mensajes mediante los paneles de sus puertas y la parte trasera. Avisos que pueden servir para anticipar algún problema, y que parecen el objetivo perfecto para que los hackers envíen mensajes inapropiados al mundo.

Y nada más. Una presentación que ha durado apenas 3 minutos, donde no se ha comentado nada sobre especificaciones ni detalles técnicos y donde apenas se ha mencionado que es un modelo eléctrico. Un concepto sin más aspiraciones que las de servir de borrador para futuros diseños, pero que nos sirve para ver que en pocos años el coche podrá ser una extensión de nuestras viviendas gracias a la inteligencia artificial.

Relacionadas | El jefe de Toyota se pone al frente de la nueva división de coches eléctricos

Fuente | Toyota

Compártelo: