¿Qué apartados necesitan mejorar estos coches eléctricos para ser mejor compra?

¿Qué apartados necesitan mejorar estos coches eléctricos para ser mejor compra?

A día de hoy, los coches eléctricos son una opción minoritaria en el mercado. Si bien en 2018 y 2019 llegarán numerosas nuevas propuestas, y en 2020 y 2021 el mercado se verá inundado de coches eléctricos de todos los tipos y precios, a día de hoy la oferta disponible es bastante limitada. Por ello, los clientes tienen que elegir entre los pocos coches eléctricos disponibles en el mercado.

Sin embargo, muchas de estas propuestas pioneras cuentan con auténticas lagunas conceptuales en aspectos como la refrigeración, la practicidad, la carga… En este artículo, vamos a hacer un repaso de aquellos apartados que tienen que mejorar algunos de los coches eléctricos más populares del mercado.

  • BMW i3: el i3 es un modelo realmente interesante en aspectos como la potencia de su motor (170 cv) o el peso, realmente contenido gracias a su estructura de fibra de carbono. Sin embargo, desde su concepción fue un modelo realmente peculiar: tiene sólo cuatro plazas, sus diminutas puertas traseras con  apertura suicida son muy poco prácticas, su maletero de 250 litros es muy pequeño… La carrocería del i3, de extrañas proporciones, debería haberse diseñado de forma más convencional, para aprovechar mejor el espacio interior. Con unas puertas traseras normales, cinco plazas y un maletero algo más grande, el eléctrico bávaro seguramente habría tenido más éxito.
  • Hyundai IONIQ eléctrico: a priori, el Hyundai IONIQ es una compra redonda. Tiene un diseño atractivo, un precio de salida relativamente bajo, un buen espacio interior, mucho equipamiento y buenos acabados, es muy eficiente, su motor de 122 cv es lo suficientemente potente… Sin embargo, está lastrado por una batería de 28 kWh. Así, la autonomía se ve resentida frente a otras opciones del mercado. Sin lugar a dudas, una batería ligeramente más grande ayudaría a un modelo que sin embargo está teniendo un gran éxito. Tanto que la marca no puede abastecer los pedidos.
  • Nissan LEAF: el Nissan LEAF de segunda generación ha mejorado mucho respecto a la anterior generación. Así, cuenta con un motor de 150 cv, un sistema de conducción autónoma relativamente avanzado (ProPILOT), un interior totalmente remozado… Sin embargo, está limitado por un sistema de refrigeración inexistente, lo que ocasiona que la batería vea muy mermado su rendimiento en climas fríos y calientes, además de afectar a su degradación a largo plazo e incluso limitar su velocidad de carga. Precisamente la carga es otro de sus puntos débiles: todavía utiliza un formato CHAdeMO en lugar del estándar europeo CCS Combo. Sus 50 kW de potencia de carga además se quedan cortos respecto a los 100 kW que está comenzando a tener la competencia.
  • Renault ZOE: el eléctrico más vendido de Europa es un coche práctico, con una capaz batería de 41 kWh y relativamente barato. Sin embargo, adolece de ciertos problemas tanto por su concepción a priori económica como por su veteranía. Más allá de los plásticos duros de su interior o de la ausencia de equipamientos como faros LED o control de crucero adaptativo, el mayor problema del ZOE radica en la escasa potencia de su motor (algo parcialmente solucionado en la última versión R110), su mala aerodinámica, que penaliza su autonomía en autopista, y la ausencia de carga rápida en corriente continua (está limitado a 22 kW o 43 kW en corriente alterna según versión, lo que provoca que no pueda acceder a cargas rápidas en casi ningún caso).
  • Smart ForTwo/ForFour EQ: los modelos eléctricos de Smart son unas grandes opciones para ciudad. Lamentablemente, este es el único ámbito en el que se desenvuelven bien: con unas pequeñas baterías de apenas 17,6 kWh, ambos Smart eléctricos tienen una autonomía verdaderamente reducida, que los aboca a ser el eterno segundo o tercer coche de la unidad familiar, limitando su uso a trayectos urbanos o pequeños trayectos interurbanos.
  • Tesla Model 3: el modelo económico de Tesla es un vehículo realmente competente en muchos aspectos, pero que tiene que mejorar otros tantos. Para empezar, su calidad de acabados y sus ajustes son irregulares y dejan mal sabor de boca a la inmensa mayoría de usuarios. Su chasis, muy dinámico, peca de ser algo duro e incómodo. Su software todavía está incompleto, y zonas como los asientos traseros o la boca del maletero están directamente mal concebidos.
  • Tesla Model S: el buque insignia de Tesla es un gran modelo que sin embargo adolece de ciertos fallos. Más allá de la calidad de acabados mejorables, podemos destacar la mala concepción de su interior (ausencia de huecos portaobjetos o de bolsas en las puertas, de ganchos, mala altura en las plazas traseras…), así como unos faros full LED de iluminación pobre. Además, su chasis no está bien puesto a punto, pues si bien es cómodo, no es un coche dinámico o ágil en situaciones límite.
  • Tesla Model X: al igual que sus hermanos de gama, su mayor punto débil es la calidad de construcción. Sin embargo, también habría que destacar las puertas «Falcon Wings»: de aspecto espectacular y tecnológicamente avanzadas, a la hora de la verdad son poco prácticas (tardan en abrirse y en cerrarse), son caras y complejas de producir, restan espacio interior, son una fuente potencial de averías, en caso de que haya nieve en el techo esta cae al interior del vehículo cuando se abren, son difíciles de abrir en caso de accidente… En definitiva, una propuesta tecnológica y visual impactante, pero poco útil.

17 comentarios en “¿Qué apartados necesitan mejorar estos coches eléctricos para ser mejor compra?”

  1. Tanto el renault zoe como el smart son carisimos por el coche que son. Deberian estar por debajo de 15000 euros, cosa imposible lo se, pero pagar casi 28000 euros por un smart for two equipado ( me dieron el precio hace un mes) es casi un insulto.

    Responder
    • Son caros, pero… ¿y lo que te ahorras en gasolina?
      Si circulas 15.000 km / año por ciudad cada año te ahorras 1.200€ respecto a un gasolina.
      Eso, a los 10 años, son 12.000€.
      Si un Clio gasolina te cuesta 15.000€, un Zoe eléctrico que te lo dejen a 27.000€ te puede salir a pre (si haces esos km).

      Responder
      • ¿En serio piensas que alguien va a hacer esa cuenta?
        ¿Que alguien va a pensar en el coste del coche a 10 años vista?
        Para que ese argumento sea válido tienes que ser, como mucho a 2 o 3 años.

        Responder
        • No sabía que todo el mundo se cambiaba el coche cada 2 o 3 años.
          Si es que ya lo dicen nuestros queridos políticos:

          VIVIMOS POR ENCIMA DE NUESTRAS POSIBILIDADES.

          Responder
          • Nadie dice que cambies el coche a los 2 o 3 años.
            Digo que la cuenta para amortizar un sobreprecio no la harán para más de 2 o 3 años.
            Los otros años son para «ahorrar».
            Si no hay un ahorro a corto plazo, no hay negocio 😉

      • y la cara de idiota que se te queda en el año 4 cuando veas en 2022 que el Zoe II tiene mas autonomía (seguramente tendrá mas Km, y en cualquier caso nuevo, que el tuyo estará ya con una degradación importante) y cuesta 15k + bateria no la tienes en cuenta? Ese dia por el que tan feliz has pagado ahora 27000€ con solo 4 años no podrás venderlo ni por 12000€, y eso tambien hay que tenerlo en cuenta cuando es una inversión a futuro, y es que lo de «en 10 años lo tienes rentabilizado» es precioso sobre el papel, pero a la hora de la verdad no tienes porque estar con un coche 10 años, y menos con uno tan limitado como los eléctricos actuales, que en pocos años van a evolucionar y en cierta forma serán como los móviles (que los querremos cambiar cada cierto tiempo aunque sigan funcionando, siempre que el bolsillo lo permita, y el bolsillo de alguien que se gasta 30.000€ en un Clio normalmente suele permitirlo).

        Con las prestaciones actuales salvo que solo te muevas por ciudad un Zoe es un timo, fui ayer a un concesionario y me dieron ganas de llorar cuando me ofrecían uno que habían tenido para pruebas al mismo precio (20K) que lo que me costaría nuevo con ayudas, un autentico timo teniendo en cuenta que casi seguro que ese coche al matricularlo habia tenido ya ayudas.

        Me encantan los eléctricos pero 30.000€ de media por un utilitario es carísimo cuando ves que por poco mas tienes coches como el Ioniq (que cuando salga el nuevo modelo tendrá bateria mas decente y se quedara rondando el mismo precio que el actual) o el Leaf, y son mas coches para cualquier situación.

        Un utilitario eléctrico tipo Zoe no debería costar mas de 20K con bateria incluida a dia de hoy, y las cuentas son muy sencillas: Se agarran a que lo mas caro es la bateria, perfecto, te la valoran en 7500K, perfecto, si quitamos la bateria el Zoe es un Clio con un motor mas sencillo y por tanto mas barato, ergo 12.500€ es un precio bastante justo por el coche y los 7500€ por la bateria. Todo lo demás es inflar los precios por parte de Renault para controlar la demanda y seguir forrándose a vender los de combustible.

        saludos

        Responder
  2. y para cuando una berlingo o partner con una mejor bateria. que con la que lleva sales cargado y en el primer cruce ya no tienes autonomia… necesitamos furgonetas ligeras con automonia que no sean un chiste. y precios «reales». no precios de fantasia para la mayoria de sueldos

    Responder
  3. Pues me uno a los comentarios anteriores…

    El principal inconveniente de todos estos coches es el precio en relación a lo que ofrecen, tanto a nivel de prestaciones (autonomía) así como lo ya mencionado en el artículo (nivel de acabados, fallos de diseño, etc.)

    Responder
  4. Los comentarios sobre Tesla no los entiendo, parecen sacados de un hater, pensaba que se iba a comentar que son caros pero no, temas de calidad, acabados, incluso suspensión del model 3…. Saul Lopez debe ser un fanboy de cuidado cuando no se queja jamás de esas cosas… obviamente estoy siendo irónico, parece que le habéis preguntado a Energético xD

    Responder
    • Ya te digo. Esta semana santa estuve en la tienda Tesla de Lisboa y por más que busqué los supuestos «defectos de calidad» en un Model S y un Model X que tenían allí, yo no vi ningún problema por ninguna parte.

      Responder
  5. Ese es el problema. Hay poca variedad y casi siempre se prima el segmento premium… A ver si para dentro de un año o dos… O tres aparecen modelos verdaderamente accesibles, económicos, con autonomía solvente.
    Mientras tanto yo sigo estirando mi seat Ibiza 1.4 de 60 cv de 1998.

    Responder
  6. Bueno, falta saber que opinan sobre el Soul, el eGolf, el eUp, la eNV200 Evalia, la Kangoo ZE Kombi, los mellizos Partner/Berlingo versión combi, el dúo iOn-cCero, el eMehari y creo que no me dejo ninguno más.
    Luego en industriales tenemos algo más.
    Ah, el i8 no cuenta porque aunque sea de la familia i, es un hibrido 😉

    Responder
  7. Lo preocupante es el tema de degradación de batería. Los fabricantes te dicen que aguantan 1000 cargas. Es decir, si utilizas el coche todos los días, en 5 años tienes la batería como el queso gruyere. Y no son baratas.

    Responder
  8. Que el actual Leaf soporta carga de 50kw sin gestión de temperatura mientras que el Zoe que sí tiene carga a 20kw? No sé no probaría yo la carga rápida en el Leaf

    Responder
  9. Para mi necesitan tener una calidad/precio pero también un precio/autonomía aceptables con los segmentos que se lanzan.

    Es decir un ZOE que es como un clio, debería venderse 1.000 euros mas o menos del precio del otro, no sobrecostes.

    Luego sobre una cosa que si me preocupa es la degradación de la batería, si son baterías que van a durar 5 años se debería disfrutar de descuentos para adquirir una nueva, ya ellos se encargan de la gestión pero que no se aprovechen, lo ideal es que dure 8-10 años para luego cambiarla

    Responder
  10. El precio, el precio, el precio… básicamente, todos fallan en lo mismo, la inversión inicial que hay que hacer los hace muy poco viables para la mayoría.

    Responder

Deja un comentario