BMW da nuevos detalles del Vision iNext Concept y del iNext de producción

BMW da nuevos detalles del Vision iNext Concept y del iNext de producción


Del 9 al 14 de septiembre, BMW recorrió el mundo con un Boeing 777F dotado de una sala de exposiciones en su interior que albergaba su último prototipo: el Vision iNext Concept, un vehículo que sirve como adelanto tanto de las nuevas tecnologías que llegarán a los coches de la marca bávara en el futuro como del modelo de nombre homónimo (iNext) que llegará al mercado en el año 2021.

Ahora, la prensa internacional ha comenzado a lanzar imágenes y nuevos datos del modelo una vez levantado el veto de la marca (recordemos que el coche fue presentado a los medios en Múnich, Nueva York, San Francisco y Pekín), empezando por dos detalles importantes: se confirma que comenzará a fabricarse en 2021, apenas un par de meses después que el i4; y tendrá el tamaño de un X5, es decir, será un E-SUV como el Audi e-tron Quattro. Sin embargo, no se han revelado datos como las prestaciones, el precio o la autonomía (que debería rondar los 700 km según declaraciones anteriores de la marca).

Uno de los puntos en los que la marca más ha trabajado ha sido en el habitáculo, el cual está dotado de una innovadora tecnología llamada «Shy Tech«: el modelo cuenta con materiales interactivos en su interior que se iluminan al tocarlos y que permiten controlar diversas funciones del coche visualizadas sobre cualquier superficie gracias a un proyector.

Por ejemplo, los pasajeros pueden controlar la radio o el sistema de navegación simplemente mediante un gesto de deslizamiento sobre cualquier parte del asiento. Si bien BMW admite que esta tecnología probablemente no llegue al iNext definitivo de 2021, podríamos encontrarla en modelos posteriores (recordemos que hasta 2025 el grupo BMW lanzará un total de 12 coches 100% eléctricos).

Por otro lado, el iNext será un vehículo dotado de sistemas de conducción autónoma avanzados (probablemente salga con un nivel 3 de conducción autónoma al mercado). Así, contará con dos modos de conducción: «Boost» y «Ease». En el modo Boost, el conductor conduce de forma normal el vehículo, y el contenido en las pantallas frente al conductor (las únicas del habitáculo, pues los pasajeros cuentan con superficies táctiles y proyecciones) muestra la información de conducción necesaria.

En modo Ease, el iNext pasa a ser autónomo y el volante se retrae. Según la marca, en este modo los paneles de visualización cambian los datos relacionados con la conducción por un «Modo de exploración» que informa al conductor y a los pasajeros sobre lugares y eventos en la zona que podrían interesarles.

Fuente | BMW

Compártelo:

3 comentarios en «BMW da nuevos detalles del Vision iNext Concept y del iNext de producción»

  1. Esto sí que tiene aspecto de «nave espacial»…

    Bueno la verdad es que el diseño exterior parecía más atractivo cuando solo se mostraban pequeños rasgos, ahora que lo veo entero no me gusta tanto. Me recuerda a la mezcla entre tiburón y tanque. Pero será cuestión de gustos y de acostumbrarse un poco a las nuevas lineas…

    Lo que sí espero es que cumpla con esas cifras de más de 700km (reales?) de autonomía, porque ahí sí que estará marcando una importante diferencia con sus competidores directos.

    Responder
    • Tengo la misma impresión… el lateral y la parte posterior tienen personalidad propia, pero creo que están proporcionados. Pero el morro me parece un híbrido entre un nissan juke, un rolls royce phantom y un primo lejano de Optimus Prime… (parece que han cogido al diseñador del «Cañonero en pleno éxtasis creativo).

      Las cifras de autonomía -teóricas- son buenas, el interior me parece que está realmente bien (la tabla de planchar interior es lo que menos me convence, aunque lo mismo resulta práctica – planchar, comer paella cuando va en modo autónomo con el volante retráctil,…), pero creo que deberían darle una vuelta al modelo definitivo porque puede que haya potenciales compradores que lo descarten sólo por ese frontal.

      El comprador al final evalúa todo, y más en un trasto que cuesta varias decenas de miles de euros/dólares/lo que sea.

      Saludos

      Responder
  2. Hubo un Ford, el Edsel, que tenía un morro parecido y fue un sonoro fracaso, pese a que la empresa tenía mucho empeño en él. El nombre de Edsel es debido al hijo de Henry Ford: Edsel Ford.

    Parece que se asoció la imagen del morro con los genitales femeninos.

    Responder

Deja un comentario