Los inversores adoran la historia del coche eléctrico chino | forococheselectricos

Los inversores adoran la historia del coche eléctrico chino


Mucho se está hablando del ‘boom’ del coche eléctrico en China, no solo por el volumen de ventas internas, sino también por la cantidad de fabricantes que han nacido en el gigante asiático. El movimiento más reciente y sonado ha sido el de NIO Inc., fabricante con sede en Shanghai y que ha visto como el precio de sus acciones llegó a duplicarse días después de su debut en el mercado bursátil estadounidense hace unas semanas. El fabricante de coches eléctricos, conocido como el Tesla de China, ahora tiene una capitalización de mercado de unos 12.000 millones de dólares.

Advertisement Advertisement

NIO, también conocido como Weilai en China, fue fundado por Li Bin en 2014. Li no tiene antecedentes en el sector automovilístico o industrial, pero es bueno para convencer a los inversores. La compañía ha cortejado a una serie de inversores de alto perfil como Tencent, JD.com, Xiaomi, Sequoia Capital y Hillhouse Capital. El primer hito de Nio fue la presentación de su superdeportivo, el EP9 en 2016, y que estableció un nuevo récord de vuelta en Nürburgring, superando a coches como el Lamborghini Aventador, Porsche 918 Spyder y Tesla Model S.

Por matizar, las comparaciones son odiosas, y en este caso, el EP9 es un coche muy diferente a esos ‘rivales’ a los que superó en el trazado alemán, pero es una muestra de las posibilidades de NIO. Hasta ahora, el fabricante solo ha entregado seis unidades del EP9. Todos fueron obsequios para sus seis principales inversores, incluido el propio Li, el resto de agraciados han sido Pony Ma de Tencent, Richard Liu de JD.com y Lei Jun de Xiaomi.

El primer modelo de producción en serie de la startup china es el ES8, un SUV con un precio que ronda los 80.000 dólares en su versión más costosa. Un contexto en el que el potencial comprador se encuentra alternativas de varias marcas premium, Jaguar, Mercedes-Benz, Audi, BMW. El ES8 no es tan elegante como el EP9 en cuanto a función y diseño, y es menos moderno e inteligente que los de la gama de Tesla. Como dato clave, la compañía solo ha recibido 6.000 pedidos con depósitos no reembolsables.

Se estima que Nio debe entregar al menos 30.000 unidades ES8 para alcanzar un punto de equilibrio ingreso/gastos. Su capacidad de producción también está en duda, la compañía ha entregado alrededor de 1.000 unidades este año, frente a un objetivo de producción de 10.000. Las ventas limitadas y los enormes gastos de investigación y desarrollo han resultado en grandes pérdidas. Sin duda un gran reto sacar a flote el proyecto globa, escenario similar al de Tesla.

NIO registró pérdidas totales de 10.900 millones de yuanes en los últimos tres años, mientras que sus ingresos por ventas de vehículos fueron de solo 46 millones de yuanes en la primera mitad de este año. El fabricante ha subcontratado la mayoría de sus procesos de producción a Anhui Jianghuai Automobile. En cierto modo, es un negocio innovador, pero hasta ahora no ha habido ningún ejemplo exitoso para demostrar que el modelo de subcontratación de este tipo funcionará bien en la industria del automóvil.

A pesar de todo, los primeros pasos de NIO en los mercados internacionales han sido bien recibidos, la subida en el precio de sus acciones son un claro indicador de cuánto aman los inversores la historia del automóvil eléctrico de China. Varios empresarios chinos prominentes también se sienten atraídos por el sueño del automóvil eléctrico. Por ejemplo, Xu Jianyin, el jefe del grupo de bienes raíces Evergrande, ha inyectado más de 10.000 millones de yuanes en Faraday Future, fabricante de automóviles eléctricos que tuvo serios problemas.

La presidenta de Gree Electric, Dong Mingzhu, y el fundador del navegador UCWeb, He Xiaopeng, también han invertido mucho dinero en automóviles eléctricos. No hay dudas de que China se está convirtiendo en un polo muy importante para el coche eléctrico, por la demanda y oferta interna, la cantidad de fabricantes y los casos de startups que se abren al mundo con propuestas innovadoras para competir de tú a tú con los grandes de Europa y Norteamérica. ¿Funcionará esa fórmula?

Vía | ejinsight


puntos de carga
Compártelo:

4 comentarios en “Los inversores adoran la historia del coche eléctrico chino”

  1. No sé sí la fórmula funcionara pero están inyectando miles de millones de dólares para qué sus fábricas y sus marcas de eléctricos triunfen.

    Con que solo un 40 o un 50% de ellas sigan adelante, pronto los gigantes Quemadinosaurios europeos lo lamentarán.

    Responder
    • Mas bien ya lo estan lamentando, ellos han trabajado duro para que el eléctrico solo sea una moda pasajera, pero otras empresas, como se dicen comúnmente, les jodieron la marrana demostrando que se pueden hacer coches eléctricos muy prácticos, que para colmo venden bastante bien.
      Ahora tienen que meter miles de millones deprisa y corriendo para ponerse el dia porque ese pastel del que tenian una buen trozo se lo están comiendo otros.

      Responder
      • Como es habitual he visto mis errores después de publicar,sugerencia para el webmaster,un editor para los comentarios,plis.

        Responder

Deja un comentario